El ático 07/09/2017 - 12:00 a.m. jueves 7 de septiembre de 2017

Necesitamos ‘algo' como aquella ‘religión' que nos unió...

Parte de ese empeño fue, en el siglo pasado, eliminar aquella ‘quinta frontera' que laceraba nuestra geografía.

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Muchos dicen que desde 1903, pero en realidad desde mucho antes el espíritu istmeño se alimentó con las ansias de hacer de Panamá una Nación rectora de su propio destino. Cada generación luchó y dejó como herencia a las siguientes sus ejecutorias en ese camino de libertad que daba, poco a poco, forma al país que se quería. Parte de ese empeño fue, en el siglo pasado, eliminar aquella ‘quinta frontera' que laceraba nuestra geografía. Desde que se firmó el Tratado de 1903 inició la gran jornada por cambiarlo. Fueron años en que nuestro pueblo sufrió humillaciones de todo tipo por un Gobierno extranjero que se dice de siempre ‘nuestro mejor socio, y amigo'. Por ello, varias generaciones tuvieron como norte lograr lo que en efecto se logró con los Tratados Torrijos-Carter que, pese a no ser perfectos, nos devolvían, con una gran mejora, nuestras tierras de la hasta ese entonces ‘zona del canal'. La ‘soberanía total', nuestro ‘ser Nación' fue la religión que por varias generaciones nos unió, aunque no todos estuvieron de acuerdo con ese justo anhelo, pero ello no fue obstáculo para que se siguiera con la mira puesta en el objetivo. Mas, hoy, a 40 años de la firma de los Tratados, cuando aún tenemos pendiente lo de la neutralidad, que se ve turbia estos días, necesitamos con carácter de urgencia volver a estar, como pueblo, en la misma sintonía que tuvimos para luchar por nuestra soberanía total, para así erradicar la impunidad de los corruptos, la falta de aquellos valores que nos sacaron tantas veces a las calles gritando ‘¡un solo territorio, una sola bandera!'; ahora la demanda es ‘¡caiga quien caiga”, ‘¡basta de impunidad!', pues, nos despedazan el país, y no lo podemos permitir.

comments powered by Disqus