Columnistas 21/12/2015 - 12:00 a.m. lunes 21 de diciembre de 2015

Universidad de Panamá pide auxilio

El rector de la Universidad de Panamá (UP), García de Paredes, y sus corifeos piensa que la universidad es una ‘republiquita con privilegio'

Ricaurter Paz
opinion@laestrella.com.pa

El rector de la Universidad de Panamá (UP), García de Paredes, y sus corifeos piensa que la universidad es una ‘republiquita con privilegio'. No quiere entender que todos sus acólitos docentes, administrativos y estudiantiles, en el 2016 dejarán los puestos que ocuparon por años. Ya no podrán seguir abusando de la autonomía universitaria.

El rector y sus corifeos, quieren seguir pisoteando los fallos de la Corte Suprema de Justicia (CSJ); quieren seguir violando decisiones judiciales que les obligan a respetar el debido proceso, siguen torciendo la Ley a su antojo y al amenazar abiertamente el orden público; no solo hacen apología del delito, también revelan sus verdaderas intenciones de mantener el secuestro de la UP para sus fechorías. Este templo del saber se encuentra aislado, inhóspito, progresivamente decadente y pide auxilio.

He sido calumniado descaradamente por Luis Alberto Palacio Aparicio —asesor jurídico, tiene varios salarios en la UP—, quien inventó que fue objeto de irrespeto por parte de mi persona. El rector me inicia proceso disciplinario y me separa de la UP por segunda vez, sin derecho a sueldo mientras dure la investigación, lo cual es ilegal. Violenta el artículo 147 de la Ley 9 de 1994 relativa a la carrera administrativa que señala claramente que medidas de este tipo no deben afectar la remuneración del servidor público y no puede superar los 15 días hábiles. Por otro lado, el Reglamento de la Carrera del Personal Administrativo de la UP no contempla la medida de separación del cargo sin salario como medida cautelar, sino como sanción disciplinaria. Se trata de una medida excesiva y claramente significaría abuso de autoridad, pues el funcionario sólo pude hacer lo que la ley le indica.

Van más de 100 días y el rector no cumple con el artículo 147 ni con la CSJ. Lo que busca es venganza a titulo personal, para seguir con el cerco de hambre que le ha impuesto a mi familia. ¿La paciencia tiene un límite de tolerancia? El día 14 de julio de 2015, mi abogado presentó una demanda penal en contra de García de Paredes y Carlos Rodríguez, por abuso de autoridad. Esta demanda fue admitida por la Procuraduría General de la Nación. ¿Señora procuradora Kenia Porcell, la considero una persona de principios, honesta y respetuosa de la Constitución. Le pido muy respetuosamente que investigue a este abusador de los DDHH. Sepárelo del puesto que ocupa, sin derecho a salario, mientras dure la investigación? ¿Él no tiene título de impoluto?

¿No hay magistrados, jueces ni procuradores que se atrevan a dar una orden para separar a García de Paredes del cargo y arrestarlo, por DESACATO y desobediencia judicial? ¿‘Hace lo que le da la gana en la UP'?

Si algo me llegase a pasar o a un miembro de mi familia, culpo a García de Paredes y a Luis Palacios, por la persecución, venganza y saña que mantienen contra mi persona y mi familia.

COMUNICADOR SOCIAL Y ARTISTA PLÁSTICO

comments powered by Disqus