Columnistas 09/08/2018 - 12:01 a.m. jueves 9 de agosto de 2018

Del mar territorial y otras cosas más

‘[...] una de las formas de hacer patria y que la misma salga de las vicisitudes [...] es buscar siempre la verdad de los hechos [...]'

Damián Rodríguez
opinion@laestrella.com.pa

Con algo de asombro he visto y escuchado en lo últimos días diversos planteamientos que se han expuesto de diversas maneras y a través de los distintos medios de comunicación y, sobre todo a través de las redes sociales, aspectos referentes al Mar Territorial del Estado panameño. Esto hasta cierto punto es bueno, pero lo lamentable y crítico de todo ello es que muchos de esas acciones carecen de un sustento académico basado en el conocimiento y la verdad de los hechos.

Lo que se está comentando en estos momentos en la dirección señalada, me preocupa un tanto, porque vivimos en una sociedad que toma a primera mano las cosas que se dicen sin indagar o investigar lo suficiente sobre la verdad de las cosas. También comprendo por qué estamos llegando a estos niveles de dudas e incredulidad, pero lo que sí es común hoy día es que hay mucha gente que tergiversa lo que se dice, cambia el sentido de lo que se expresa y altera la verdad y esencia de las cosas. La verdad es que en determinadas ocasiones tales acciones solo se hacen con la finalidad de crear el caos ante los demás, la zozobra y la ambigüedad, lo que confunde aún más la opinión de las personas. Esto no es bueno para el país en el cual vivimos, en el cual crecemos, amamos mucho y hemos de morir.

Por otro lado, vivimos en una sociedad donde pareciera que cierta parte de ella vive en la ignorancia, es algo apática a la lectura, al buen conocimiento y a la investigación. Lo más fácil para muchos es tomar como verdad absoluta las cosas que se dicen o se escuchan por allí, sea cual sea su fuente. No se toman el tiempo para investigar o para indagar qué tan cierto es lo que se dice, lo que se ve o lo que se oye.

Volviendo al título de este escrito, el Mar Territorial panameño o de cualquier otro Estado que tiene costas en lo distintos mares del mundo, la amplitud o anchura está más que establecida y definida por la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, mejor conocida como la Convemar. Allí se establece claramente lo que comprende el Mar Territorial de todo Estado ribereño y no solo eso, sino también se refiera a la amplitud del espacio conocido como Aguas Interiores, la Zona Contigua, la Zona Económica Exclusiva y la Plataforma Continental. Todo ello en suma da una amplitud de 200 millas, dentro de ellas hay 12 que corresponden al Mar Territorial para el caso nuestro.

El proyecto de ley presentado y que dentro de poco será ley de la República, si es que el Ejecutivo no lo veta, lo que establece, hasta donde tengo entendido, son los puntos o coordenadas geográficas, tanto de latitud y longitud, a partir del cual se toma en cuenta la extensión del Mar Territorial. Como se puede observar, el proyecto de ley no reduce el espacio marítimo panameño conocido como Mar Territorial, el cual ya ha sido definido y establecido en 12 millas por las Naciones Unidas desde 1982. Panamá, al igual que la mayoría de los Estados el mundo, ha acatado esta decisión desde 1996, mediante la Ley 38 de ese entonces.

Las zonas o áreas geográficas señaladas anteriormente, desde la línea de costa hasta el límite exterior de la Zona Económica Exclusiva, deberán seguir siendo parte del Estado panameño y en la cual se tiene soberanía. De repente lo que ha faltado es una mayor explicación y divulgación de las autoridades o los que tienen que ver con todo ello.

Comprendo, de igual manera, que quienes han expresado su punto de vista sobre el proyecto presentado ante la Asamblea Nacional, se han preocupado un tanto por la soberanía de nuestro espacio territorial, pero una de las formas de hacer patria y que la misma salga de las vicisitudes en las cuales nos encontramos es buscar siempre la verdad de los hechos, nutrirse del buen conocimiento, investigar sobre los acontecimientos, buscando la esencia de las cosas. Así nuestro país crecerá, caminará por los senderos del desarrollo y todos avanzaremos como una gran nación.

GEÓGRAFO, DOCENTE DE LA UP.

comments powered by Disqus