Columnistas 19/04/2019 - 12:02 a.m. viernes 19 de abril de 2019

Temas políticos y de actualidad nacional

‘[...] la constituyente es una necesidad en Panamá, sin embargo, primero tenemos que ponernos de acuerdo en el tipo de constituyente'

Jaime Flores
opinion@laestrella.com.pa

En la cercanía de las elecciones, me permito compartir con los lectores un cuestionario que le hicimos a Moisés Carrasquilla Vásquez, coordinador general del Partido del Pueblo, quien tiene casi seis décadas de militancia en este colectivo. Carrasquilla, es graduado en las licenciaturas de Filosofía e Historia y Economía, por la Universidad de Panamá y cuenta con posgrado y maestría. Actualmente, es candidato a diputado en el distrito de San Miguelito por el Frente Amplio por la Democracia.

¿Cómo evalúa el actual torneo electoral?

Respondo la pregunta desde dos planos, el primero, desde mi posición política, y el otro, desde la experiencia como candidato. Para mí estas elecciones son más de lo mismo, porque, el Código Electoral responde al estado actual, al Gobierno de turno, y a la partidocracia, por lo tanto, no representa los intereses genuinos del pueblo, menos a los partidos pequeños. Un ejemplo es la distribución del financiamiento electoral que hizo el Tribunal Electoral, donde a la partidocracia le correspondieron 96 millones de dólares de un total de cien millones y a los partidos pequeños, nuevos y candidatos independientes, les tocó el resto. En el plano de la experiencia electoral personal, considero, que los excesivos controles del Tribunal Electoral afectan más a los candidatos de origen popular que a los de la partidocracia, ya que, no poseemos los recursos y las condiciones de los que representan al poder económico. Un ejemplo, es la exigencia de permisos para distribuir volantes que denunció un candidato a diputado, mientras que los otros acaparan los grandes medios de comunicación.

¿Cuáles son los problemas prioritarios que deben estar en el debate nacional?

En las elecciones nacionales se deben realizar debates sobre los problemas básicos del país, principalmente los que afectan a las grandes mayorías, ejemplo: las políticas económicas, como los tratados de libre comercio, que han afectado la producción agraria; la crisis de la Caja de Seguro Social, que debe elevarse a política de Estado con participación de los asegurados. Es demagogia cuando un candidato se atribuye poder resolver estos y otros problemas. El tema de la justicia, también es reflejo de la profunda crisis por la que atraviesa el Estado nacional, que se refleja en la necesidad de democratizar la forma en que se nombran los altos personeros de este poder, donde la sociedad civil tenga un grado de participación.

¿Usted cree que una constituyente podría resolver estos problemas?

Hoy en día la constituyente es una necesidad en Panamá, sin embargo, primero tenemos que ponernos de acuerdo en el tipo de constituyente. Los sectores populares organizados planteamos una constituyente originaria, donde el proceso que nos conduzca a ella se inicie de abajo hacia arriba, o sea, que sea el pueblo organizado quien inicie dicho proceso. Es importante aclarar que la constituyente originaria o popular será posible si se alcanza una correlación de fuerzas favorable a ella. Para ello, hay que trabajar y luchar hasta construir esta correlación que se transforma en fuerza y poder popular.

El Partido del Pueblo se ha pronunciado últimamente sobre la política internacional del Gobierno, ¿nos puede dar mayores detalles?

La política internacional del Gobierno panameño en los actuales momentos está respondiendo a los intereses del Gobierno de los Estados Unidos, particularmente en su política frente al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela. La verdadera causa de esta política estadounidense la encontramos en la confrontación estratégica que tiene con la República Popular China, en consecuencia esta política también afecta a Panamá en sus relaciones con la República Popular China. La imposición que hacen los Estados Unidos a la política internacional del Gobierno panameño se convierte en un obstáculo para fortalecer nuestras relaciones con China.

La posición seguidista del Gobierno del presidente Varela a la actual política norteamericana, ignora, y no toma en cuenta que Panamá tiene un Canal y que debe ser preservado de cualquier situación de violencia y amenaza, por ello, existe un pacto de neutralidad que nos debe alejar de cualquier tipo de conflicto. Con base en lo expuesto, nuestra política debe ir dirigida a la búsqueda de la paz, la negociación, el diálogo, la solidaridad y el buen entendimiento de las naciones.

¿Cuáles deben ser las perspectivas de nuestro país para el futuro?

Superar el tipo de democracia representativa, la cual es ya obsoleta, y que no sirve para eliminar los problemas que nos agobian como: la corrupción, la exclusión, el monopolio electoral, la iniquidad, la excesiva concentración de la riqueza, el nepotismo, el clientelismo y una de las peores distribuciones de la riqueza. La Nación debe discutir un nuevo tipo de democracia. Ante tales circunstancias, proponemos, un tipo de democracia, participativa, protagónica, y pluralista, donde el pueblo participe realmente en todo el proceso de toma de decisiones, principalmente en los problemas básicos que lo agobian.

ABOGADO E HISTORIADOR.

comments powered by Disqus