Columnistas 17/05/2017 - 12:01 a.m. miércoles 17 de mayo de 2017

Tangos para un quinteto

Su material se incluye en los registros de orquestas internacionales.

Modesto A. Tuñón F.
opinion@laestrella.com.pa

La presencia de Astor Piazzolla en el ambiente musical argentino creó un recelo entre quienes producían un tango tradicional, en términos de composición y ejecución. Las influencias fueron múltiples; locales para la marcación rítmica; luego, estuvieron clásicos como Bach, de quien conoció armonías, fugas y el contrapunto. Además, Bela Bartok y Stravinski, así como Gershwin y autores que con el jazz le permitieron consolidar una armonía diferente.

Toda esta g ama de tendencias y el vivir en Nueva York, posibilitaron al bandoneonista Piazzolla crear un repertorio más rico en términos melódicos y sacar esa música propia de los rincones provincianos para darle un carácter más universal. Esto marcó un antes y un después a ese formato y sobre todo a la puesta en vigencia de un modelo que adquirió toda una nueva configuración.

El resultado evidente es que los nuevos optan por seguir al maestro y encuentran una mayor gama de técnicas. Estas son instrumentos para la ejecución, que parte de una estructura más compleja, pero con mayor autonomía al rozar los modelos del jazz que están en capacidad de desenvolverse sin perder la línea temática principal y dar un mayor énfasis al rejuego de los instrumentos en sus capacidades protagónicas.

Desde esta perspectiva, Diego Schissi, originalmente en grupos de jazz, pudo captar la esencia de Piazzolla y experimentar en una propuesta de ‘Tongos, tangos improbables' y logra, según la prensa especializada, ‘una vuelta de tuerca original a la composición', que alcanza a ‘avanzar en una búsqueda estética con identidad propia', con su articulado quinteto y así abrir un renovado horizonte que arraiga poco a poco en su país Argentina.

Los discos producidos por este tecladista captan el influjo de la música del revolucionario transformador y marca un camino propio desde sus esfuerzos por demostrar que hay una perspectiva diferente y un espacio que permite a sus músicos lograr otros resultados. Por esa razón, Tren, Tongos, tangos improbables, Tipas y tipos, Hermanos, Timba y Te, buscan formas que se mueven entre los ribetes porteños y la proyección neoyorquina.

El quinteto de Diego Schissi se presentará este jueves en el país, gracias al proyecto World Music Panamá 2017, como tercer concierto de su programación para este año que Óscar Producciones, S.A. lleva adelante y que tendrá como local el Ateneo de la Ciudad del Saber. Sin dudas que esta oportunidad permitirá al público conocer un grupo diferente en sus propuestas y el entusiasmo con que revisten sus interpretaciones.

Este músico nació en 1969 y estudió música en el Conservatorio Nacional López Buchardo. Con posterioridad, alcanzó el título especializado en música con honores en la Universidad de Miami. Se dedicó a la enseñanza de piano, composición y a brindar talleres de creación armónica. Adquirió una amplia visión al intervenir en grupos en Brasil y Dinamarca. Su material se incluye en los registros de orquestas internacionales.

Schissi ha sido galardonado con diferentes distinciones nacionales y extranjeras y su trabajo se convierte en ejemplo del tango alternativo y modelo para quienes surgen, experimentan formas y buscan caminos propios. El caudal de manifestaciones y los géneros son amplios en ese país del sur con tantas vetas que expresan el alma de sus habitantes y la vastedad de los ambientes y panoramas tan diversos.

Su estilo ecléctico y su forma de narrar historias que son el argumento de sus piezas han logrado enriquecer el imaginario de una cultura poco acostumbrada a las alteraciones sobre valores artísticos tan profundos. Sus personajes que encarnan el recuento armado por la interacción sonora de los integrantes de esta aventura consolidada, corresponden a nuevos pobladores del mundo artístico que él propone.

Hay que presenciar mañana este concierto y conocer la obra del quinteto Schissi.

PERIODISTA Y DOCENTE UNIVERSITARIO.

comments powered by Disqus