Columnistas 10/01/2019 - 12:02 a.m. jueves 10 de enero de 2019

Sistema integrado de salud: ¿es necesario?

En ese contexto dedicaré esta primera entrega del 2019 a argumentar a favor del sistema integrado de salud, condición necesaria

Jorge Luis Prosperi Ramírez
opinion@laestrella.com.pa

Los panameños llevamos casi medio siglo preguntándonos si es necesario el sistema integrado de salud. Todo comenzó a partir del momento en que nuestra Constitución Política vigente estableció en su Artículo 115 ‘Los sectores gubernamentales de salud, incluyendo sus instituciones autónomas y semiautónomas, intégrense orgánica y funcionalmente. La Ley reglamentará esta materia'. Y fue justamente esa última oración la que ha permitido el debate de cinco décadas, pues la Ley nunca reglamentó esa materia. No obstante. Los sistemas integrados de salud florecieron en el territorio nacional hasta 1990, cuando el Gobierno de turno acabó con ellos y retomó el modelo organizacional del pasado.

Más recientemente (el mes pasado), el Ejecutivo emitió el Decreto que establece el Modelo de atención de salud de Panamá, el cual, además del necesario Modelo de Atención, enfatiza la necesidad de reorganizar los servicios de salud en Redes Integradas de Servicios de Salud, que permitan… el abordaje intersectorial, la coordinación entre los proveedores de servicios de salud para el acceso efectivo a la atención integral, integrada, continua y de calidad. No deja de ser una ironía que sea justamente un Gobierno del mismo tinte y corte del que suprimió la integración, el que mandate ahora que se retome.

En ese contexto dedicaré esta primera entrega del 2019 a argumentar a favor del sistema integrado de salud, condición necesaria, para atender con eficiencia, calidad y equidad las necesidades de salud de la población panameña. Subrayo además que estamos en el momento propicio para aprovechar las fortalezas internas del sistema y las oportunidades externas que se nos presentan para acabar de una vez por todas con el clientelismo político que facilita la corrupción impune de los últimos tiempos; generando el rechazo permanente de la población y llevándolo a una crisis que nunca antes habíamos padecido los panameños. Veamos algunos argumento técnicos y antecedentes internacionales importantes.

Es reconocido mundialmente que ‘La segmentación del sistema y la fragmentación de los servicios de salud son las principales causas del bajo desempeño de los servicios de salud y, por lo tanto, del pobre rendimiento general de los sistemas de salud. Las dificultades de acceso a los servicios que enfrenta la población, los servicios de pobre calidad técnica, el uso irracional e ineficiente de los recursos, la baja satisfacción de los usuarios, son algunas de las consecuencias que genera la fragmentación por sí misma o en conjunto con otros factores'.

Adicional a lo que ordena nuestra Constitución Política, que debería ser más que suficiente, los panameños, por intermedio de nuestras autoridades nacionales, nos comprometimos hace una década, en el consejo Directivo 49 de la OPS, a desarrollar en el país las Redes Integradas de Servicios de Salud Basadas en la Atención Primaria de Salud. Se argumentó entonces, y es válido hoy, que la integración del sistema de salud era, y es, la respuesta al gran desafío de la fragmentación de los servicios de salud y para dar cumplimiento a múltiples compromisos contraídos.

Como si eso fuera poco, nuestras autoridades de salud también aprobaron en la reunión del Consejo Directivo 53, llevado a cabo en 2014, la Resolución CD53.R14, que nos compromete a desarrollar la ‘Estrategia para el acceso universal a la salud y la cobertura universal de salud'. Al aprobar esta importante estrategia, nos comprometimos literalmente a: ‘definir e implementar acciones para mejorar la organización y la gestión de los servicios de salud, mediante el desarrollo de modelos de atención, centrados en las necesidades de las personas y las comunidades, aumentando la capacidad resolutiva del primer nivel, mediante redes integradas de servicios de salud…'

En respuesta a esta necesidad, un amplio grupo de expertos nacionales, reunidos en la Mesa de Diálogo para la Salud, produjeron el documento titulado ‘Lineamientos propuestos para la Mejora y Fortalecimiento del Sistema Nacional Público de Salud integral, en el marco de una Política de Estado', el cual ofrece una gran oportunidad para desarrollar el sistema integrado de salud. El documento se basa en una visión de la salud como Derecho Universal, y se opone a la visión de salud como un Bien de Consumo, que ha prevalecido últimamente.

Al final me queda claro que el desarrollo del sistema integrado de salud, basado en el nuevo Modelo de atención de salud de Panamá, debe ser una prioridad para las próximas autoridades. Es la hora de aprovechar las fortalezas de la CSS y del Minsa, y de desarrollar nuestro sistema integrado de salud. Eso sí, antes deberá fortalecerse la capacidad de resolución de ambas instituciones, y el Estado deberá garantizar el financiamiento justo y oportuno de la atención a los panameños que no tengan seguro social ni los recursos financieros suficientes.

MÉDICO

comments powered by Disqus