Columnistas 10/01/2017 - 12:01 a.m. martes 10 de enero de 2017

Señor presidente, señor presidente...

 Digo ‘desarrollo' porque ningún país se pudo desarrollar económicamente, si primero no desarrolló su educación

Jorge J. Aparicio Romero
opinion@laestrella.com.pa

Luego de haber escuchado el discurso en la ceremonia de sus primeros 30 meses de Gobierno, son muchas más las interrogantes que se crean en la población panameña, en primer lugar; por el mismo revuelo causado por todos los Gobiernos durante los primeros meses ‘cacarean y cacarean', meten preso a un montón de adversarios políticos, al par de meses salen libres y si cometieron peculado o no, nadie lo sabrá, se quedan con la plata del pueblo y ya, no se habla más del tema.

Igual que el pasado Gobierno, promulgó y dijo que iba a investigar cómo se hicieron tantos millonarios durante la época de la dictadura militar, ¿hizo algo?, no; por ahí andan campantes y sonantes y hasta grandes líderes políticos son. Es un secreto a voces.

Lo cierto es que sus primeros 30 meses no son nada diferentes a lo que han sido sus tres primeros meses, no podemos vivir diciendo que estamos así porque son problemas heredados del Gobierno anterior, eso también lo decía un señor en la CSS y lo dicen la mayoría de sus ministros y toda su fuerza de trabajo.

Cuando se ocupa un cargo es para generar los cambios que sean necesarios, no para buscar las faltas cometidas anteriormente como excusa para no avanzar, salvo que sean estrictamente con el objetivo de usarlas como ejemplo para no cometer los mismos errores.

Si damos un vistazo a sus programas insignias: 100-0, Panamá Bilingüe, solo por mencionar estos dos; han sido un verdadero fracaso, pareciese que el destino pone a cada quien en su lugar, ¿para qué mencionar los problemas del agua y una letrina en la reconchinchina a quién beneficia? Por otro lado, no hay que estudiar en EE.UU. para saber que ninguna escuela bilingüe 100 % ha logrado formar a sus estudiantes en un segundo idioma sin que todos sus docentes dominen la segunda lengua extranjera.

¿A quién tratan de engañar? Enviar a todos los profesores de Inglés del país a capacitarse al extranjero no va a lograr nada, ellos ya son bilingües, dictan su materia en inglés, ¿no le parece que lo que habría que haber hecho era ver cómo lográbamos que el resto de los educadores pudieran dictar su materia en Inglés?

Antes de los comicios electorales del 2009 en el que su partido fue aliado con la nómina ganadora, estuve en las oficinas de CD, ubicadas en el súper 99 de Costa del Este, allí entregué a la secretaria del entonces candidato a la Presidencia un marco teórico de un proyecto llamado Programa Nacional de Desarrollo Educativo (PNDE), por sus siglas.

Copias de ese mismo proyecto fueron entregadas en el despacho de la entonces ministra de Educación, Lucy Molinar, dentro de otras cosas, el proyecto estaba enfocado a lograr que los educadores de todo el sector público dominaran el inglés; y dictaran sus respectivas asignaturas en esa segunda lengua.

Claro, todo ello aunado a las justas expectativas de incrementos salariales que existen en los gremios educativos, de esta forma incentivábamos la autosuperación de manera individual y a su vez gratificábamos ese esfuerzo con un significativo ajuste económico.

Esta de más seguir mencionando los interminables problemas que tienen el Meduca y todo el sector público, cualquier investigador sabe lo es un marco teórico, es una referencia para desarrollar un estudio científico que arroje resultados cualitativos y cuantitativos aplicables para mejorar.

El PNDE proponía una gran cantidad de variables que servirían como punto de partida, este estudio incluía la participación de todas las fuerzas vivas del país comprometidas con el desarrollo. Digo ‘desarrollo' porque ningún país se pudo desarrollar económicamente, si primero no desarrolló su educación.

El problema educativo no está en los maestros, no está en la población, está en el sistema, en el Estado, que es quien tiene la jerarquía para poder generar los cambios necesarios en todas las áreas, incluyendo la educación. Lamentablemente el que está al frente del Estado es usted, Señor Presidente, y no ha querido hacerlo, ¿por qué será?

PROFESOR Y ACTIVISTA SOCIAL.

comments powered by Disqus