Columnistas 08/01/2018 - 12:01 a.m. lunes 8 de enero de 2018

Presidente: pendiente el gran debate nacional sobre China y nuestro desarrollo

Por supuesto de ser esto así, sería una confirmación del perfil de estadista del presidente Varela

Rubén Darío Paredes
opinion@laestrella.com.pa

Las relaciones diplomáticas y los 19 Convenios firmados con la República Popular China, las que se perfeccionaron sigilosas en Beijin China Popular, en la práctica siguen siendo compromisos solo entre Varela, Saint Malo y los chinos y no entre ambos pueblos, China y Panamá, lo que falta por hacer.

Por supuesto, estamos seguro de que nuestro presidente que estuvo acertado en el manejo preliminar discreto de esta audaz movida, precisamente con el país más poblado del mundo y segunda economía mundial, no objetará la sugerencia de involucrar al pueblo panameño en estos avances diplomáticos y comerciales de interesante augurio en nuestro desarrollo futuro, muy poco divulgados al inicio por la discreción y seguridad diplomática imprescindible.

Hoy, ya formalizadas ante el mundo estas relaciones, el Gobierno nacional debe corresponder al Soberano panameño, con los cabildos y foros que la situación obliga a nivel nacional hasta ‘panameñizar' las relaciones con China Popular y a donde queremos llegar y organizar juntos, la ‘Estrategia de nuestro Desarrollo y Reimpulso de la República para los próximos 50 años con el Factor China agregado' y que emerja de estos cabildos, el Gran Compromiso Nacional u obligación de darle seguimiento, presupuesto e implementación, al menos en los temas señalados de alta trascendencia y prioridades, como, el Cuarto Juego de Esclusas, la Transformación de la Educación, Salud, Producción Competitiva de Alimentos, Nuevas Áreas para el Turismo en el Atlántico, Recursos Marinos, Recursos Naturales y Ecología, Nueva Constitución, Sistema de Escuelas Correccionales y la Conquista Ordenada de la Vertiente del Atlántico, de obligatorio cumplimiento y apoyo por las administraciones de relevos futuros, bajo la supervisión de un renovado y competente MINISTERIO DE PLANIFICACIÓN DEL DESARROLLO NACIONAL, separado e independiente del MEF, en vez de la Secretaría de Metas, organización insuficiente para un país con nuestra dinámica.

Por supuesto de ser esto así, sería una confirmación del perfil de estadista del presidente Varela, ya en las postrimerías de su mandato, el que visualizo le resultará arduo y asiduo.

Por lo contrario, el Sr. Presidente Varela brindaría oportunidades al pensamiento común y críticos le califiquen de individualista egoísta, o excesivo culto a su personalidad política, en vez de lo que las mayorías reconocemos en él, una gran devoción por ayudar a su pueblo y esos objetivos solo se pueden demostrar en esta coyuntura tan importante e históricas con la China, mediante una discusión en todas las cabeceras de provincias, universidades, gremios de trabajadores y empresariales, campesinos y productores e iglesias, abierta, franca y sincera entre todas las fuerzas que impulsan la República. Por ejemplo, para nosotros la Fundación Ing. José ‘Pepe' Fierro, el Tren que, por ahora, solo está en la mente del presidente, su gabinete y los chinos, que iría por la costa del Pacífico hasta David y después Costa Rica y luego Centroamérica, más responde a los intereses de China Popular, con sus luces largas ya alumbrando la expansión de su comercio y cultura, que a las necesidades apremiantes de nosotros los panameños, y la paradoja consiste en que en el litoral pacífico, donde mejor estamos con una red de carreteras de primera e invertido en la actualidad y la administración pasada B/1800 millones para garantizar su eficiencia, capacidad vehicular y carga, así como economía de tiempo en el traslado de una ciudad a las otras hasta la frontera con Costa Rica, quizás obnubilado por su éxito en la maniobra diplomática chino-panameña, podría estar el Sr. Presidente a punto de repetir el exceso del expresidente Martinelli, cuando decidió caprichosamente invertir donde menos se requería B/.800 millones en el Tercer Tramo de la Línea Costera, por donde transitan hoy solo 10 vehículos por minuto, teniendo capacidad de cien en el minuto. Por otra parte, todo sugiere que no se ha realizado el Estudio de Factibilidad Económica y los efectos perjudiciales de este Tren, a los veinte mil camioneros y 50 mil jefes de familia que viven por generaciones ancestrales de mover personas, semovientes y cargas por estas carreteras.

Sin embargo, nuestra Fundación concibe después de una discusión sobria, que este tren contribuiría una enormidad a la conquista ordenada de la vertiente del Atlántico, donde existe un potosí turístico inmenso por desarrollar y recursos hídricos estratégico y abundantes; ¡pero antes o a la vez!, al considerar el orden de las prioridades con énfasis lógico por el impacto del inmenso volumen de cargas desde China e India muy pronto, bien vale considerar como la prioridad indiscutible, ampliar y perfeccionar nuestro sistema de transporte multimodal, e iniciar cuanto antes el corazón del sistema con la construcción del Cuarto Juego de Esclusas, que sí generaría réditos a mediano plazo, mientras el tren a David solo servicio de transporte, acarreo y posible trofeo político, pero sumamente costoso.

En otro orden de cosas, también decidimos observarle al Sr. Presidente Juan Carlos Varela, que se tomen las debidas precauciones y manejo con luces muy largas, para no incurrir en desatinos e imprudencias luego costosas y lamentables, nos referimos a tener la precaución de no perturbar o empañar nuestras magníficas relaciones históricas diplomáticas y comerciales con EE.UU., toda vez que hoy ya nos encontramos en el umbral de una guerra o conflicto bélico nuclear entre Corea del Norte y EE.UU., que nos involucraría querámoslo o no, del lado de los EE.UU., por la impráctica aplicación de la Neutralidad del Canal, siendo China Popular, históricamente, el principal aliado y soporte de la economía de Corea del Norte desde la Guerra en Corea vs EE.UU. en la década de los 50 e instalada la China Popular en las riberas del Canal de Panamá y Centroamérica como socios... TODO UN TEMA PARA UN ESTUDIO DE ESTADO MAYOR ESTRATÉGICO. Mientras, y serían temas para el Gran Debate Nacional, ¿Panamá ha pactado con China Popular que no puede establecer bases militares ni cuerpos de policías en el territorio nacional; ni flotas armadas en nuestra jurisdicción marítima ni sus naves aéreas de guerra en nuestras pistas?; ¿Se abordó y perfeccionó el acuerdo de inmigrantes permanentes de la República China Popular en Panamá?

Finalmente, al considerar que las relaciones diplomáticas con China Popular significan un paso acertado que transformará el modelo económico, cultural y social de nuestra República, siempre que cabalguemos junto a China ‘con las riendas cortas' y la Estrategia Para el Desarrollo Nacional de manera Inteligente con luces que iluminen 50 años adelante, sería lamentable que la actual administración deje cabos sueltos y grietas que los celos y pasión política, siendo el presidente Varela entonces el ‘expresidente Varela' diera al traste con esta conquista y oportunidad de desarrollarnos, resultando el más perjudicado el pueblo panameño.

En consecuencia, entre las pocas circunstancias que puedan evitar o vacunarnos contra este peligro real, sería involucrar al pueblo y que este se convierta en su principal ‘centinela infranqueable'. ¡De eso se trata el GRAN DEBATE NACIONAL!, apreciados lectores y principalmente, Sr. Presidente, Juan Carlos Varela.

EL AUTOR ES MIEMBRO DE LA FUNDACIÓN POR EL AGUA ING. JOSÉ ‘PEPE' FIERRO. MIEMBRO DEL THINK TANK DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ.

comments powered by Disqus