Columnistas 12/06/2019 - 12:00 a.m. miércoles 12 de junio de 2019

Presente y futuro de la administración ambiental

El Gobierno saliente en materia ambiental, no ha sabido asumir su rol y hacer respetar las normas ambientales en el país, comprendida el área del Canal

Donaldo Sousa Guevara
opinion@laestrella.com.pa

El Gobierno saliente, ha sido un total desastre para el ambiente, no han hecho nada por evitar los graves impactos ambientales a la calidad de vida de los panameños, todo lo contrario, han emitido actos y resoluciones de Estudios de Impacto Ambiental que son un crimen para la salud y la vida de los ciudadanos, vale citar: las canteras de Cemex en el Alto Chagres, donde está el agua potable de más de la mitad de los panameños, los tres enormes megamotores para la termoeléctrica de La Chorrera, las hidroeléctricas altamente contaminantes, la cantidad de proyectos, ilícitos como los pretendidos en isla Boná, el aeropuerto en Coiba y la ampliación de la vía Omar Torrijos y otras actividades ilícitas contra el ambiente.

El Gobierno saliente en materia ambiental, no ha sabido asumir su rol y hacer respetar las normas ambientales en el país, comprendida el área del Canal, sino que se ha dedicado, como siempre han hecho sus antecesores, a difundir actos nacionales y participaciones internacionales de programas de reforestación, contra el cambio climático y otras actividades que no frenan la violencia contra el ambiente, pero en realidad ha sido responsable de una gran cantidad de actos contra el ambiente y la vida de los panameños y solo han respondido a los grandes intereses económicos de un sistema contaminado por el centralismo presidencialista.

Las numerosas denuncias y recursos por violaciones a las normas ambientales que nuestra asociación y otras han interpuesto contra las autoridades y promotores de proyectos, en todo el país, acompañados de las comunidades y las protestas ciudadanas, demuestran el fracaso del Gobierno actual en materia ambiental y los daños que ello comporta a la vida y el ambiente de los panameños. La realidad es que en estos cinco años, en materia ambiental, hemos retrocedido, en cuanto a la participación ciudadana y que seguimos inmersos en un sistema impune y totalmente contaminado que está causando grandes daños a la dimensión ambiental de los panameños, por ello luchamos por un sistema Biocrático, donde la ciencia y el conocimiento tengan la mayor fuerza posible, dirigida a la vida digna, para lo cual es necesario un salto de calidad histórico, mediante una Constituyente Originaria.

Panamá no puede permitir más ser sometida a la explotación sin límites y sin respetar nuestro ambiente, queremos fechas de eliminación, no solo de las bolsas plásticas, sino también de las energías contaminantes, como las termoeléctricas y los proyectos de minería a cielo abierto y las canteras en el Alto Chagres, plena participación y respeto de las normas ambientales y no queremos más propaganda masiva de MiAmbiente y de la ACP diciendo que protegen el agua y el ambiente, cuando en realidad otorgan EIA de categoría inferior y compatibilidad a proyectos contra el ambiente y la ACP, tiene 12 plantas termoeléctricas, el país está en los primeros lugares en pérdida de bosques ¡y sigue la contaminación a todos los niveles!

Por lo expresado, los panameños requerimos con desesperación racional, que la nueva administración ambiental asuma la responsabilidad histórica de la protección del medio ambiente en forma decidida y correcta, que no se dedique solo a medidas paliativas, como limpieza de ríos y playas, que son el producto del sistema contaminado, sino que, conjuntamente con la real y plena participación ciudadana, se establezcan políticas ambientales y fechas para su cumplimiento.

PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN DE DERECHO AMBIENTAL.

comments powered by Disqus