Columnistas 16/03/2017 - 12:01 a.m. jueves 16 de marzo de 2017

Patria

Recoge el drama humano, los prejuicios, la ideología de la ETA, a través de treinta años, nueve personajes

Yolanda I. Crespo D.
opinion@laestrella.com.pa

Patria, conmovedora novela coral sobre la patria vasca, del escritor vasco Fernando Aramburu (San Sebastián, 1959) ganador del Premio Francisco Umbral.

Patria, libro más vendido en España. Recoge el drama humano, los prejuicios, la ideología de la ETA, a través de treinta años, nueve personajes.

Exhibe la vida de terroristas, víctimas, la degradación, dolor, el conflicto vasco, centrada en una sociedad cerrada de un pueblo cerca de San Sebastián. La ocultación de los caídos, la justificación de la violencia, el terrible papel de la Iglesia, la unidad familiar, la dolorosa reconciliación, mosaico de la condición humana, recoge voces, distintas versiones de la realidad.

La obra está centrada en dos familias vecinas del pueblo de Guipúzcoa, donde siempre llueve, la íntima amistad de Bittori y Miren, mujeres fuertes, que dominan sus hogares. Sus respectivas familias de clase media, semiurbana, ambas querían ser monjas, vecinas, se casaron, sus maridos montaban bicicleta juntos.

Chato, el esposo de Bittori, trabaja mucho, prospera en base de muchos sacrificios, llega a tener un negocio de transporte; Joxian, el marido de Miren, sin ambiciones, torpe, mediocre, cobarde, no surge, aquí el conflicto.

La familia que se ha superado económicamente se encuentra avasallada por el impuesto revolucionario de la ETA. En la casa de al lado, los vecinos se distancian, debido a la participación terrorista de un hijo etarra.

Encontramos un ambiente opresivo gradual, amenazas, cobardías.

Una serie de circunstancias dolorosas separaron ideológicamente a las familias, no se trataron más. El hijo de Miren formaba parte del grupo terrorista que ejecutó al Txato, víctima mortal del atentado extremista.

La organización ETA enviaba cartas amenazantes, exigía cada vez más dinero al Chato, intimidado, su nombre aparecía en las paredes del pueblo, con insultos.

Una tarde lluviosa, fue asesinado, abaleado por la espalda, fuera de su empresa de transportes, por un encapuchado. Horas antes, se había encontrado con Joxe Mari.

El terrorista hijo de Miren, encarcelado por sus actividades sangrientas en su celda, medita.

Presenciamos la transformación de su madre. Gorka, su hermano menor, abiertamente homosexual, es un escritor en euskera; Arantxa, su hermana, abandonada por su esposo cuando un ictus le causa un síndrome de cautiverio y la deja inválida, solo podía mover los párpados, obliga a su fanática madre a humanizarse.

Miren está muriendo de cáncer, desea saber antes de morir si el hijo de su amiga mató a su esposo. Nerea, su hija, estudió en Zaragoza, enviada por su padre amenazado, temía que algo le pasara. Nerea se enamora de un alemán con quien vive una temporada, regresa a Alemania. Ella va a visitarlo, cuando llega, no lo encuentra en la estación de tren, descubre que está viviendo con una mujer gorda, sufre una decepción amorosa. Su hermano Xavier escapa del pueblo, es médico, vive sumergido en su profesión.

El día en que ETA anuncia el abandono de las armas, Bittori se dirige al cementerio, a la tumba de su marido, para comunicarle que ha decidido volver a la casa donde vivieron. Llega a escondidas, marginada, sometida al silencio, expulsada de la comunidad, su presencia altera la falsa tranquilidad del pueblo, el sacerdote le pide que se retire; su vecina Miren, está muy afectada, la rechaza, era su mejor amiga, la madre del terrorista encarcelado se entrega de manera fulminante al sospechoso de la muerte de Chato.

Estamos ante espacios de silencio significantes, silencios que degradan. Pesadillas, relaciones amorosas, fracasos. En la historia de la ETA se han registrado asesinatos a 23 niños y a más de 800 adultos.

La esperanza de poder convivir lleva un largo periodo de cicatrización. Llevar una coexistencia pacífica después de tanto dolor es difícil. Amistades y familias separadas, ante la imposibilidad del olvido, la necesidad del perdón, en una comunidad rota por el fanatismo político.

Al final de la obra hay un glosario que explica el significado de las palabras vascas utilizadas en la novela. Recomendamos vivamente la lectura de este libro.

PSICÓLOGA, ESCRITORA Y DOCENTE UNIVERSITARIA.

BIBLIOGRAFÍA: ARAMBURU, FERNANDO, PATRIA, TUSQUETS EDITORES, 2016.

comments powered by Disqus