Columnistas 11/06/2019 - 12:02 a.m. martes 11 de junio de 2019

Panorama político en Londres; brexit y Panamá

‘En estos tiempos, en los que Estados Unidos está batallando con México [...], y siguen las grandes tensiones con China y Rusia, el Reino Unido, a un paso de salir de la UE, le toca a países como el nuestro buscar nuevos acuerdos [...]'

Ana Irene Delgado
opinion@laestrella.com.pa

L ondres .— En medio de la incertidumbre política que vive el Reino Unido, la visita de Estado de Donald Trump fue tan sorpresiva como la mayoría de sus actos públicos. Se dieron muchas protestas, tanto de grupos a favor como de grupos que se oponen al controversial presidente. Las medidas de seguridad en Londres fueron muy rigurosas, incluso aún más que durante su anterior visita de trabajo el año pasado. Se trata del aliado más importante del Reino Unido fuera de la Unión Europea, de la que están intentando salir desde 2016. La situación esta vez es aún más tensa. Recordemos que lo recibió una primera ministra que ya había anunciado su renuncia al liderazgo del Partido Conservador, por consiguiente al cargo de primera ministra, luego de su fracaso en las negociaciones del brexit .

Trump ya ha expresado quién es su favorito como próximo primer ministro y además tiene amistad especial con varios líderes políticos en el Reino Unido. En conferencia de prensa fue un poco más recatado, cuando expresó que tanto Johnson, como Gove, Hunt y Raab harán un buen trabajo. Evitó expresar su apoyo explícito a uno de ellos, a pesar de que ya sabemos que Boris Johnson es su favorito. Ambos son impredecibles. Justo antes de aterrizar, expresó, a través de su cuenta de Twitter, su desagrado por el alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan. Esto sin lugar a dudas no ayudó a hacer más fácil su recibimiento en la ciudad de Londres. Además, expresó públicamente que le negó una cita al líder laborista Corbyn.

Es decir, su posición política en el Reino Unido es clara. La visita de Estado fue todo un espectáculo, una puesta en escena. La gran anfitriona, la reina Isabel II, se aseguró de que se cumpliera a cabalidad con todo el protocolo. Trump se fue más que satisfecho. Considero que la prioridad para Trump fue el primer día en donde fue recibido por toda la familia real, más que los siguientes días que se trataron de conversaciones políticas. Fue también muy atinado coincidir con la conmemoración a 75 aniversario de Día D, fecha en que las tropas de EUA, Canadá, Francia y Reino Unido organizaron una operación militar en costas de Normandía para liberar a Europa. A este acto asistieron jefes de Estado de estos países, y por supuesto, la reina Isabel. No ha existido monarca alguno que durante su reinado haya conocido y recibido a tantos presidentes americanos como Su Majestad Isabel II. Ella, sin lugar a dudas, hizo que los Trump se sintieran en casa.

Es en el marco de esta visita que quisiera referirme a la gran oportunidad que tiene Panamá dentro de sus relaciones económicas y comerciales con el Reino Unido. Nos queda muy claro que el Reino Unido saldrá de la Unión Europea a más tardar el 31 de octubre de 2019, con o sin acuerdo. Es decir, los términos de su salida están por definirse, mas no así su salida per se, ya que es la voluntad del pueblo británico reiterada en las elecciones del Parlamento Europeo en las que los dos partidos tradicionales, Conservador y Laborista, se vieron desgastados y surge una nueva fuerza política, el Partido BREXIT, liderado por Nigel Farage, muy cercano a Trump.

Es ahora cuando existe una gran oportunidad para Panamá y que nos replanteemos los términos de nuestros sistemas bancarios. La City of London (Ciudad de Londres/Centro Bancario Financiero), podría convertirse en nuestro mejor aliado. No olvidemos que Londres sigue siendo el centro asegurador y reasegurador marítimo del mundo. Panamá, con el Canal, siendo el país más importante dentro de la Organización Marítima Internacional (OMI), también con sede en Londres, puede convertirse en el aliado más importante de Reino Unido para Centro, Suramérica y El Caribe. Buscar atraer instituciones bancarias británicas, que fortalezcan nuestro sistema bancario, sería el primer paso.

Las relaciones diplomáticas entre nuestros países datan de 1907, y desde entonces, hemos recibido visitas de oficiales británicos y familia real, incluyendo a la reina Isabel II, quien visitó, junto al príncipe Philip, nuestro Canal de Panamá, empezando su reinado.

En estos tiempos, en los que Estados Unidos está batallando con México sobre imposición de nuevas tarifas, a raíz del problema migratorio en su frontera, y siguen las grandes tensiones con China y Rusia, el Reino Unido, a un paso de salir de la UE, le toca a países como el nuestro buscar nuevos acuerdos y tener el sitial que nos corresponde dentro de la economía mundial con ayuda de nuestros aliados.

A Panamá nadie le gana con la estratégica posición geográfica, el Canal, dólar, sistema bancario, centro logístico y multimodal a nivel latinoamericano y del Caribe. Si desarrollamos nuestras fortalezas con nuestros países aliados, como Reino Unido, será más fácil ser atractivos para otros países menos amigos.

EXEMBAJADORA DE PANAMÁ EN REINO UNIDO. DIPUTADA SUPLENTE ELECTA, CIRCUITO 8-4.

comments powered by Disqus