Columnistas 21/07/2019 - 12:02 a.m. domingo 21 de julio de 2019

Panamá, la historia y la bolsa plástica

Ante la necesidad de contar con nuevos materiales, surgió el nylon, el poliéster y varios tipos de caucho sintético

Omar E. Espinoza J.
opinion@laestrella.com.pa

Para conocer un poco más sobre la creación de la bolsa plástica, debemos saber algo de su origen. La historia del polietileno más comúnmente usado, fue creado accidentalmente en una planta de productos químicos en Northwich, Inglaterra, aunque ya se habían creados pequeños lotes del producto, siendo utilizado en secreto por militares británicos durante la Segunda Guerra Mundial.

Ante la necesidad de contar con nuevos materiales, surgió el nylon, el poliéster y varios tipos de caucho sintético. Tras este conflicto se crearon los policarbonatos, los acetatos y las poliamidas. Para el año de 1953, el químico alemán Karl Ziegler desarrolló el polietileno, y en 1954 el italiano Giullio Natta, creó el polipropileno, los plásticos más usados en la actualidad.

Para el año de 1965 la bolsa de polietileno es patentada por la empresa sueca Celloplast, siendo el ingeniero Sten Gustaf Thulin su diseñador original, reemplazando la bolsa plástica a la de tela y el plástico en Europa.

En el año 1979, sale al mundo la bolsa plástica; entrando fuertemente a los Estados Unidos, luego de controlar el 80 % del mercado en Europa. De esta manera las empresas del plástico comienzan la comercialización agresivamente del producto por encima del papel y las bolsas reutilizables. Para el año de 1982 dos de las cadena de supermercados más grande de los Estados Unidos, SAFEWAY y KROGER, cambian a bolsas plásticas, reemplazando casi en su totalidad el papel en el mundo.

El marinero e investigador Charles Moore, en 1997, encuentra una mancha de basura en el océano Pacífico, producida por las grandes corrientes marinas en el mundo entero, donde hay acumuladas grandes cantidades de desechos plásticos, poniendo en peligro la vida marina.

En el mundo el primer país en implementar la prohibición de las bolsas plásticas delgadas fue Bangladesh, descubriendo que este producto era material para obstrucción de los sistemas de drenajes durante las lluvias, ocasionando inundaciones desastrosas; a partir de ese momento muchos países en el mundo imitaron la iniciativa, e inician los procesos para ir eliminando legalmente el uso de este producto.

Otro de los países que rápidamente prohibieron las bolsas plásticas con estricta regulación fue Kenya, siguiendo en esta misma dirección en América, Colombia que busca reducir el producto a través de impuestos o prohibiciones. Calculándose que para del año 2011, se consumían en el mundo casi un millón de bolsas plásticas por minuto.

Para el Día Mundial del Medio Ambiente en el año 2018, se tomó como tema: ‘UN PLANETA SIN CONTAMINACIÓN POR PLÁSTICO', celebrando el evento en el país de la India, a partir de este momento muchos Gobiernos y empresas en el mundo inician los compromisos para abordar las amenazas de los desechos plásticos para el Medio Ambiente y muy especial para la vida marina.

La bolsa plástica sabemos que es fácil de llevar, impermeable, ligera, manejable, acomodadiza y utilitaria, convirtiéndose casi en imprescindible, por esto y más razones sucede que sin importar dónde nos encontremos siempre mostrará su existencia.

Para nadie es un secreto que, en tiempos de antaño, nuestras madres y abuelas al ir de compras al mercado y las tiendas, usaban bolsas de telas o de paja, hechas a mano, beneficiosas a nuestro ambiente, pero con el pasar de los tiempos esa tradición fue desapareciendo paulatinamente para darle paso a la bolsa de plástico, la cual tarda muchos años para degradarse.

Según estudios realizados, fabricar una bolsa plástica demora un segundo, que su utilización son unos veinte minutos, y que el tiempo de degradación supera los 400 años. Representando esto para los seres humanos un costo ambiental de dimensiones incalculables, ya que contaminan nuestras fuentes hídricas, parando finalmente en los océanos, donde causan la muerte de miles de animales marinos que la confunden con alimentos.

Las bolsas plásticas se fotodegradan y con el transcurrir del tiempo se descomponen en petropolímeros más pequeños y tóxicos que terminan contaminando los suelos y vías de aguas naturales; entrando partículas pequeñas a formar parte de la cadena alimenticia.

En la República de Panamá, a partir del 20 de julio de 2019, se dio inicio a la eliminación paulatinamente de la bolsa plástica, quedando prohibida la entrega de este producto de polietileno, en farmacias, supermercados y minoristas de acuerdo a la Ley 1 de 19 de enero de 2018. Existiendo también la resolución #24, de marzo de 2019 del Ministerio de Comercio; indicando que se hace necesario establecer los procedimientos de evaluación de conformidad a efectos de contar con un mecanismo que permita determinar la ausencia o presencia de polietileno en las bolsas.

Según la Ley 1 de 2018, los comerciantes podrán optar por el cobro o no de las bolsas plásticas y si deciden aplicar cargos a los consumidores, la Acodeco deberá fiscalizar que sea a precio de costo, reportando a la entidad el importe declarado a inicio de cada año.

Queremos felicitar al Gobierno, la empresa privada y a todos los organismos que tuvieron participación, por tan buena iniciativa de eliminar la bolsa de plástica, pero quedan aún muchas cosas por hacer, ya que la mayoría de los productos que se consumen vienen empacados en plásticos.

INGENIERO

comments powered by Disqus