Columnistas 13/09/2018 - 12:03 a.m. jueves 13 de septiembre de 2018

Panamá y China: los retos del siglo XXI

La actividad coincide con el anuncio desconcertante de Washington de llamar para consultas a la encargada de Negocios

  /

Marco A. Gandásegui, Hijo
opinion@laestrella.com.pa

La Universidad de Panamá inauguró esta semana un seminario sobre el futuro de las relaciones entre Panamá y la República Popular de China. La actividad contempla 20 conferencias de especialistas sobre China y la participación del embajador de la República Popular, Wei Qiang. El seminario fue organizado por el Departamento de Sociología, se inició el lunes pasado y culminará mañana viernes.

La actividad coincide con el anuncio desconcertante de Washington de llamar para consultas a la encargada de Negocios, a.i., de su país en Panamá en señal de protesta tardía por la decisión del Gobierno del presidente Varela de establecer relaciones diplomáticas con la R. P. de China y poner fin a los vínculos con Taiwán. Esto ocurrió en junio de 2017. Hace casi cuarenta años, EE.UU. rompió relaciones con Taiwán cuando reconoció a Pekín en 1979. Washington también encabezó, en aquel entonces, un movimiento que expulsó a Taiwán (que todavía usa el nombre de República de China) de la ONU y de su Consejo de Seguridad.

En el Salón de Profesores de la Facultad de Humanidades, atiborrado de universitarios, el embajador Wei se dirigió a estudiantes y profesores para expresarles su interés en conocer mejor a Panamá y que los jóvenes panameños hagan lo mismo con respecto a China. Señaló que desconocía los motivos por los cuales EE.UU. está molesto con Panamá. El país centroamericano actuó con todo respeto y sin poner en peligro la estabilidad política en la región. No se refirió a la parte del comunicado del Departamento de Estado que alega que Pekín quiere provocar problemas entre Taiwán y países de la región latinoamericana.

El embajador explicó por qué China no ha suscrito el Tratado de Neutralidad del Canal de 1977 entre Panamá y EE.UU. Señaló que ese acuerdo fue suscrito por Taiwán, poco después de que lo firmaran el general Omar Torrijos y el presidente Jimmy Carter (de EE.UU.). Pekín tiene una política muy estricta en lo que se refiere a la provincia rebelde de Taiwán que —bajo protección de EE.UU.— se mantiene actuando como si fuera un país soberano. Mientras Taiwán aparezca entre los suscriptores del Tratado, China Popular no lo puede firmar. En 1977 Panamá y EE.UU. firmaron dos tratados. El primero, sobre la transferencia del Canal a Panamá que, en la actualidad, es administrado por el Gobierno panameño. El segundo, sobre la Neutralidad, que no tiene fecha de terminación.

Según el embajador Wei, la República Popular privilegia cinco áreas en sus relaciones con Panamá. El primero es establecer una ‘relación estratégica' que beneficie a los dos países. Segundo, que exista una relación de respeto mutuo (por ejemplo, que se acepte el principio de ‘una sola China'). Tercero, que se desarrolle una cooperación en el campo económico. Cuarto, fortalecer la ‘gobernanza global' (para evitar incidentes como la llamada de la jefe de misión norteamericana en Panamá). Quinto, impulsar el intercambio cultural, para fortalecer la relación entre ambos pueblos.

Durante el seminario se examinó la situación mundial y el rol que desempeñan los dos países desde una perspectiva geopolítica. Los análisis estuvieron a cargo de Leonardo Kam, excanciller y quien fuera representante comercial de Panamá en Pekín. Los profesores universitarios Juan Jované y Julio Yao se refirieron a la economía y a la política internacional de China, respectivamente. La embajadora Nicole Wong, directora de Política Exterior de la Cancillería, se refirió a los acuerdos alcanzados por los Gobiernos de Panamá y China. El embajador y exministro de Relaciones Exteriores Edgar Spence se refirió a las relaciones entre China y el Caribe. El ingeniero Moisés Carrasquilla se refirió a las instituciones políticas y la gobernanza en China.

Hoy jueves, a partir de las 9 a. m., intervendrán los profesores Samuel Pardo y Zuly Aguilar, así como el especialista de la Ciudad del Saber, Gabino Ayarza. El director del Instituto Confucio en Panamá, Dong Wang, también hablará haciendo referencia a la política educativa global de China.

Mañana viernes, a la misma hora, harán uso de la palabra Oscar Terán de la ACP, Rodolfo Sabonge, del Instituto de Canal, y el profesor Euclides Tapia. Este último y el suscrito analizarán la importancia de la Ruta de la Seda para América Latina. Al final se realizará un conversatorio entre todos los asistentes sobre los retos del siglo XXI, dirigido por el profesor Néstor Mathieu, director del Departamento de Sociología y coordinador del Seminario.

EL AUTOR ES PROFESOR DE SOCIOLOGÍA DE LA UP E INVESTIGADOR ASOCIADO DEL CELA.

comments powered by Disqus