Columnistas 15/04/2018 - 12:02 a.m. domingo 15 de abril de 2018

Los nuevos magistrados y la concertación nacional

El presidente Varela dijo, en la inauguración de uno de sus proyectos habitacionales en la comunidad de Arraiján, que sería él, con la participación del Consejo de Gabinete

Samuel Lewis Galindo
opinion@laestrella.com.pa

El presidente Varela dijo, en la inauguración de uno de sus proyectos habitacionales en la comunidad de Arraiján, que sería él, con la participación del Consejo de Gabinete, quienes señalarían los pasos que se darían para escoger los nuevos magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que desde diciembre del año pasado debió haberlo hecho.

El resultado de dicha reunión del Consejo de Gabinete, que era muy esperado, resultó frustrante. Muchos pensaron que la historia anterior volvía a repetirse.

Habrá ingenuos, tal vez más de cien, que aspirarán al alto cargo y enviarán a la Presidencia de la República sus ‘hoja de vida'. Esto le permitirá al presidente Varela incluir en la lista de aspirantes a las personas que él ya tiene pensado nombrar para la CSJ. Los grupos civiles y las distintas agrupaciones que integran el ‘Pacto por la Justicia', podrán hacer algunas observaciones sobre las 10 personas que previamente han sido seleccionadas por la Comisión de Ministros nombrados por el señor presidente.

El presidente Varela tiene, por Constitución, la potestad de nombrar a quienes él considere convenientes para ser magistrados de la CSJ. Dichos escogimientos pasarán entonces para la aprobación de la Asamblea Nacional. El presidente de la República pueden tener la más absoluta seguridad de que si los nombrados por él para el cargo de magistrados tienen todas las credenciales, no habrá diputado que se atreva a rechazarlos. Si alguno lo hace, la opinión pública lo castigará y se le terminará su carrera política.

Es muy lamentable que el señor presidente, hasta este momento, no se haya referido, en alguna forma, a la Concertación Nacional. Pareciera que él tiene otros planes, que la mayoría de las personas desconocemos.

El señor Gerardo Berroa Loo, director de este diario, dijo recientemente, entre otras cosas: ‘Negarse a esta oportunidad de participar en el gran diálogo nacional es perder el tiempo porque a lo largo no queda otra opción'. Recogió así, el señor Berroa, el sentimiento que tiene la comunidad panameña. El señor presidente no ha comprendido que ella —la Concertación Nacional— es muy beneficiosa para la nación, que vive una gran crisis (económica y política). Su participación en esa concertación nacional sería muy conveniente no solo para el país sino para el mismo; ojalá así lo comprenda.

Al presidente Varela le quedan muy pocos meses de su mandato; la historia nos ha indicado que el poder de un presidente va disminuyendo y lo va perdiendo conforme va terminando su mandato. El actual presidente no tiene la fuerza para controlar, como hasta ahora lo ha hecho, las distintas instituciones del Estado y, aunque él no lo reconoce en estos momentos, no podrá seguir nombrando a personas allegadas e incondicionales (aunque no sean aptas para el puesto) en las distintas instituciones que muy pronto tendrán vacantes (Autoridad del Canal, entre otras). El presidente se ha pasado gran parte de su tiempo en defenderse —él y su partido— de las ‘donaciones' que Odebrecht les hizo y que él aceptó que eran $10 millones que los dedicó al programa ‘Techos de esperanza'.

La ciudadanía requiere que su mandatario piense más en el futuro de la nación, haciendo buenos nombramientos en el resto de su período; así evitaría que la oposición que hoy tiene su Gobierno aumente.

Eso —la disminución de la fuerza y el poder de un gobernante— lo ha demostrado la historia y el mandatario que así no lo entienda está actuando con un apego irracional a su puesto, aunque con ello le haga un gran daño al país.

En la Concertación Nacional, en la cual participarán los políticos, con el respaldo de sus partidos, los gremios y los grupos civiles, le darán a la nación una gran paz y mucha tranquilidad al mandatario en sus últimos días al frente del Gobierno.

Presidente Varela, una vez dijo Confucio: ‘Gobernar significa rectificar'. Ningún daño, sino bien, le hace a usted olvidarse de que aún tiene poderes omnímodos, finalice su mandato pensando en el querer ciudadano, más que en el beneficio personal y político suyo y de su partido.

EMPRESARIO

comments powered by Disqus