Columnistas 11/06/2018 - 12:01 a.m. lunes 11 de junio de 2018

Meditando hacia el futuro laboral

‘A esta nueva generación de trabajadores le tocará vivir la transformación de hacer trabajos rutinarios a trabajos de procesos [...]'

Tomás Salazar Rodríguez
opinion@laestrella.com.pa

Si no hacemos los correctivos a tiempo en las tendencias del mercado laboral, como la flexibilidad laboral, movilidad de la misma en los horarios, los turnos de trabajos rotativos, la multiculturalización, la capacitación continua y el uso de la tecnología, será más difícil conservar los trabajos. Hoy, existe una tendencia laboral que consiste en ir del empleo formal al empleo informal. Cada día que pasa se acelera más la informalidad laboral y esto a su vez genera múltiples efectos, especialmente en esta economía de servicio.

Sus efectos, a corto, mediano y largo plazo, se verán reflejados en los ingresos fiscales y en los gastos del Gobierno. Si no tenemos ingresos corrientes, tendremos que seguir financiando nuestras deudas para cubrir y cumplir con los proyectos sociales. Esta situación no es sostenible en el tiempo. Esto impactará también a los ingresos de la Caja del Seguros Social en sus estructuras financieras. Afectando, por ejemplo, a los jubilados y pensionados, agravando más la calidad de los servicios que brinda.

Sabemos que siempre hemos tenido una economía informal, donde el pago de los impuestos es irregular desde que existimos como nación, este mismo sector informal hoy goza del beneficio de 120 a los 65, ¿qué se espera en el futuro de la economía informal? Si esto es el futuro laboral, ya deberíamos estar legislando y regulando ese escenario laboral en la parte fiscal, social, ambiental y legal. Es importante buscar alternativas para evitar que el número de cotizante de la Caja de Seguro Social continúe disminuyendo.

Cuando miramos el futuro de los trabajadores, es como mirar el pasado laboral y traerlo al presente. Caracterizado por los cambios, huelgas, despidos y negociaciones laborales. En resumen, son las mismas luchas y conquistas pasadas. Abraham Maslow lo explica en su teoría de la Jerarquía de las necesidades humanas. La llamada conquista obrera de esta última negociación en el sector de la construcción traerá satisfacción de manera temporal; como dice el dicho, ‘pan para hoy y hambre para mañana', porque la inflación que generará el sector de la construcción los afectará a ellos mismos, teniendo un efecto bumerán.

A esta nueva generación de trabajadores le tocará vivir la transformación de hacer trabajos rutinarios a trabajos de procesos que están ligados al uso de la tecnología e innovación, y que no generan trabajos a escala, debido a que están basadas en mejoras de los sistemas de información, análisis de los datos, respuestas instantáneas, mejoras continuas que facilitan la calidad de vida. Estos cambios sustituyen la fuerza y experiencia por la creatividad, conocimiento y pensamiento crítico.

Mirando hacia el futuro laboral, los trabajos estarán determinados por el concepto de entregar a tiempo, la robótica, inteligencia artificial, el uso de Internet y otras especialidades que todavía no están hasta este momento. Actualmente existe el teletrabajo, la subcontratación o ‘Outsourcing', la proliferación de trabajos independientes y trabajos técnicos. Pero la formación técnica debe ser integral. Esta formación requiere de capacitación continua, como todas las profesiones.

Los trabajos del futuro tendrán como su fortaleza la adaptabilidad al cambio, saber negociar, habilidad de comunicarse, el uso de la tecnología y capacidad de movilidad. El concepto de trabajador permanente disminuirá. Nos espera una guerra de talentos, innovación y creatividad, aplicando los valores éticos, calidad en los servicios y precios competitivos. Donde las regulaciones las definirá un contrato amparado sobre las leyes, porque vamos hacia la independencia laboral. Usted será su propio jefe y su propia empresa. El trabajador tendría que aprender autogestión y estar organizado en agrupaciones, según su especialidad, para no desaparecer en la economía de trabajador informal o independiente.

EL AUTOR ES DOCTOR EN CIENCIAS EMPRESARIALES, DOCENTE Y ESCRITOR.

comments powered by Disqus