Columnistas 17/05/2018 - 12:01 a.m. jueves 17 de mayo de 2018

Ana Matilde, una mujer ética y coherente

‘De encontrar información que desmienta lo que dicen en medios y en redes, tengan la honestidad de decirle al país'

René Hernández González
opinion@laestrella.com.pa

Desde que asomó su rostro, como funcionaria, comencé a seguirla. Siempre me ha gustado la forma diáfana como plantea lo que piensa. Destaco en ella una posición vertical sobre lo que significa hacer las cosas bien, actuando de acuerdo a lo que mandata la Ley. Es defensora de la certeza del castigo, como forma ejemplar, para acabar con la corrupción y los comportamientos al margen de la Ley. No utiliza placa de legisladora; no ha caído en las tentaciones de viajar, reconociendo que las múltiples invitaciones no tienen beneficio alguno para la nación; al contrario, representan gastos para el erario, por los viáticos que percibiría. Rechazó, desde el primer momento, las franquicias a las que tiene derecho por Ley; siente que con el dinero que devenga tiene para hacerle frente a esos gastos.

No ha utilizado las prebendas de la compra de carros exonerados por considerar que ese es un privilegio y ella siente que tiene los mismos deberes y derechos que cualquier ciudadano. Igual lo hizo cuando fungió como procuradora general de la Nación. Desde un principio rechazó las partidas circuitales disfrazadas de aportes para donaciones. Cuando le llegó lo que le correspondía de inmediato lo endosó a nombre del fisco. Su asistencia a la Asamblea Nacional, es perfecta. Y no se trata de una presencia por cantidad... también es de calidad por el sinnúmero de intervenciones que hemos visto y escuchado a través de las transmisiones de ese órgano del Estado. Es una persona referente cuando los medios serios intentan aclarar temas de gran relevancia. La invitan por su verbo, por sus principios y por la forma clara y profunda en que va explicando algo que merece ser aclarado.

Sobre la productividad en la Asamblea, algunos sectores la cuestionan al desconocer los muchos proyectos que ha presentado. Los que tenemos experiencia legislativa sabemos que cuando algún diputado tiene madera para seguir escalando, y no es del agrado de los poderes establecidos, la consigna es ‘archiven y engaveten las propuestas', para minimizar el impacto positivo ante la masa votante.

‘No ha utilizado las prebendas de la compra de carros exonerados por considerar que ese es un privilegio y ella siente que tiene los mismos deberes y derechos que cualquier ciudadano'
 

Para aquellos que o no lo saben o se hacen los ciegos, les informo que Ana Matilde Gómez ha presentado 44 proyectos de los cuales ocho ya son leyes de la República, a saber: la que establece el régimen especial para la donación de alimentos y dicta otras disposiciones; la que prorroga la vigencia de la Ley 7 de 2014, que adopta el Código de Derecho Privado de la República de Panamá; la que modifica un artículo del Código Procesal Penal, relativo a los plazos de prescripción de la acción penal; la que establece la normativa para la protección integral de los derechos de los adultos mayores; la que adopta medidas para prevenir, prohibir y sancionar actos discriminatorios; la que modifica disposiciones del Código Penal; la que regula la protección de los recién nacidos y la que crea el fondo de desarrollo ganadero. El espacio es muy corto para explicar los alcances, pero, todas las leyes buscan ese equilibrio entre el ser y el acontecer.

En la Presidencia de la República reposan, para su sanción, las siguientes leyes: la que beneficia a los contribuyentes para que puedan deducir de sus impuestos los gastos escolares; la que busca el establecimiento de oficinas de atención al cliente en las empresas de distribución eléctrica y la que guarda relación con la extensión de la prórroga para el pago de los impuestos de inmueble.

Ana Matilde Gómez ha presentado muchos anteproyectos y la mayoría son revolucionarios, pero, por falta de visión o tal vez por mezquindad los mantienen en el congelador. La acción negativa contra Ana Matilde Gómez Ruiloba tiene una sola razón de ser, frenarla para evitar que más ciudadanos la apoyen en sus aspiraciones de convertirse en una opción para el proceso electoral del otro año. En estos momentos, como precandidata independiente, por la libre postulación, recorre la geografía nacional buscando las firmas necesarias. Ella, sin duda alguna, llenará uno de los tres espacios que le están permitidos al sector independiente para aspirar a la silla presidencial.

Hoy, se le cuestiona por los nombramientos utilizando la planilla 080. Por disposiciones administrativas ella tiene hasta 30 mil balboas para nombrar. De esa cifra solo ha utilizado 16 mil, rodeándose de gente valiosa que está cumpliendo un trabajo. No son promotores culturales, deportivos o comunales… son profesionales valiosos que pueden, cada uno de ellos, aclarar y justificar lo que hacen. Además, desde un principio, Ana Matilde Gómez ha publicado su planilla, para que la gente sepa, con claridad meridiana sus pasos. Y, lo más importante, dentro de los nombrados no existen parientes en ningún grado de consanguinidad o afinidad; ella los tiene por la capacidad, honestidad y el compromiso con la Patria. Ana Matilde cuenta hoy con un ejército de voluntarios, de todas las capas sociales, que día y noche le regala su experiencia, tiempo y talento, porque creen en ella y la ven como parte integrante de ese grupo de panameños decentes que desean rescatar a Panamá de la podredumbre en la que está sumida.

A aquellos que han lanzado comentarios negativos sin adentrarse a la investigación imparcial, les pido que de encontrar información que desmienta lo que dicen en medios y en redes, tengan la honestidad de decirle al país lo que encontraron y recuerden que, así como gritamos lo malo, no podemos guardar silencio ante lo bueno.

PERIODISTA Y DOCENTE UNIVERSITARIO.

comments powered by Disqus