Columnistas 03/04/2017 - 12:02 a.m. lunes 3 de abril de 2017

La invasión: entrevista a Noriega sobre Japón (I)

EE.UU. no apoyó el golpe de Moisés Giroldi porque prefería eliminar a las FDP, condenándolo al fracaso.

Julio Yao Villalaz
opinion@laestrella.com.pa

‘Pero, si los norteamericanos usaron a Noriega, también lo hizo el general Torrijos'. Mónica Guardia, ‘Manuel Antonio Noriega, victimario, pero también víctima', La Estrella de Panamá , 20 de Diciembre de 2015.

En 1989 tuve conocimiento de un documento ‘Secreto-Sensitivo' del Consejo de Seguridad Nacional de EE.UU. que resumía el objetivo de eliminar a Manuel Antonio Noriega: abrogar los Tratados del Canal; asegurar el control del Canal más allá del 2000; cancelar los contactos con Japón para las alternativas al Canal y cortarle su ascenso al poder mundial.

EE.UU. no apoyó el golpe de Moisés Giroldi porque prefería eliminar a las FDP, condenándolo al fracaso.

El rechazo a Japón se remontaba a la Doctrina Monroe (1823); a la Política del Canal, de Rutherford Hayes (1880); al Tratado de 1903 y a una interpretación antojadiza del Tratado de Neutralidad.

Los contactos con Japón fueron iniciados por Torrijos, pero profundizados por Noriega, ya que ambos aspiraban a contrapesar la influencia de EE.UU.

Según John Perkins: ‘Cuando echaron a Carter; cuando perdió la elecciones y entró Reagan con Shultz como secretario de Estado —que venía de Bechtel— y Weinberger —que venía también de Bechtel— como secretario de Defensa, estaban muy enojados con Torrijos'.

‘Intentaron convencerlo de renegociar el Tratado del Canal y no hablar con los japoneses. Se negó rotundamente... Entonces murió en la caída de un avión en llamas, conectado a una grabadora con explosivos dentro... No cabe duda de que fue organizado por la CIA, y muchos investigadores estadounidenses llegaron a la misma conclusión'. (Entrevista con Amy Goodman, de ¡Democracy Now!, Radio Pública Nacional de EE.UU., 9 de noviembre de 2004).

En 1993 le hice llegar al general Noriega a su celda de Miami el siguiente cuestionario, cuyas respuestas recibí el 17 de mayo.

JY: ¿Luego de la firma de los tratados, el senador Mike Gravel de Alaska y los japoneses se interesaron en un nuevo Canal. ¿Cómo continuaron esas relaciones con Japón?

MAN: Japón hizo compromisos para los estudios del futuro Canal, buscando opciones convenientes, lo que se inició con la visita del presidente de la Cámara de Comercio japonesa, Shigeo Nagano. Esta Cámara de Comercio es una especie de Consejo Estratégico Económico. Aunque Nagano murió, el interés siguió y ellos, desde 1984, iniciaron la relación enviando incrementos económicos en distintas áreas de Panamá, en estudios, inversiones y préstamos.

JY: ¿Cuáles eran los intereses y objetivos centrales de Japón?

MAN: Ellos asistían a las reuniones y se presentaron con una opción de trabajo en el Ensanche de Corte Culebra, la mayor prioridad en esos momentos. Hubo un punto máximo de relaciones con Japón en el cual ellos veían la importancia del Pacífico en relación con el Atlántico y la necesidad de ampliar el Canal para el año 2000, de forma que pudieran pasar los barcos de nueva construcción.

JY: ¿Cuál fue la actitud de EE.UU. en relación con el interés de Japón?

MAN: Siempre los norteamericanos veían con poca aceptación la presencia japonesa. Hubo siempre ciertos recelos, pero debido a la importancia y a la dedicación de Manuel Antonio Noriega, los japoneses tomaron gran confianza en ese plan y se consideraron socios. Los norteamericanos siguieron obstaculizando los proyectos y las reuniones tripartitas.

JY: ¿Qué estaban dispuestos EE.UU. a aceptar de Japón?

MAN: EE.UU. nunca estuvieron de acuerdo en que se les dejara a los japoneses ni siquiera las opciones de control después del año 2000. Por supuesto, nos referimos a materias de SEGURIDAD, ubicando solo la presencia de ellos en el aporte de capital y la parte tecnológica.

JY: ¿Hubo presiones de EE.UU. a Japón y Panamá?

MAN: El asunto llegó a un punto de coincidencia del año 1985 en adelante, en que se hicieron presiones diplomáticas a Panamá y también a los japoneses a fin de que estos disminuyeran su interés y compromiso. Así me lo hicieron conocer en diciembre de 1986, cuando asistí a Tokio por invitación de la Cámara de Comercio. Se me dijo que tenían mucha presión y que por ello suspenderían una serie de proyectos originales.

JY: ¿Cuál fue la reacción de Japón a las presiones norteamericanas?

MAN: Me pedían que hasta que EE.UU. no arreglaran su situación con Panamá, ellos tenían que ser muy cautelosos, debido a que tenían compromisos prioritarios con EE.UU., después de la Postguerra (compromiso histórico). En otras palabras, había chantaje de EE.UU. hacia Japón.

*ANALISTA INTERNACIONAL, EXASESOR DE POLÍTICA EXTERIOR Y ESCRITOR.

comments powered by Disqus