Columnistas 12/03/2018 - 12:02 a.m. lunes 12 de marzo de 2018

Intervención sin crisis humanitaria

En Yugoslavia se implementó la IH para impedir una supuesta limpieza étnica que Slobodan Milosevic llevaba a cabo en Bosnia

Julio Yao Villalaz
opinion@laestrella.com.pa

‘En Venezuela no hay una crisis humanitaria. He comparado las estadísticas de Venezuela con la de otros países y no hay crisis humanitaria', Alfred de Zayas, experto independiente del Consejo de Derechos Humanos de la ONU (21 de febrero de 2018). Nos quieren hacer creer que en Venezuela hay una crisis humanitaria que exige enfrentar a pueblos contra pueblos para satisfacer los apetitos de Washington, usando pérfidamente al genial estratega chino Sun Tzu, quien aconsejaba ahorrar las propias fuerzas usando las ajenas.

Pero las ‘intervenciones humanitarias' (IH), que responden a la necesidad de proteger a víctimas de las guerras cuando no existe la capacidad del soberano para asumir esa responsabilidad, han sido desnaturalizadas por los poderes hegemónicos para encubrir sus fechorías depredadoras. Pero, ¡ojo!, la IH es un concepto polémico aún sujeto a debate.

Personalmente me opuse, como presidente de Serpaj-Panamá, a la adopción indiscriminada de IH en reunión de la ONU en Centroamérica (San José, 2005), convocada por la Fundación Arias. A veces se le confiere el ‘derecho a proteger' (inherente a la IH) al Consejo de Seguridad de la ONU, a un acuerdo regional o a un grupo de Estados.

En Yugoslavia se implementó la IH para impedir una supuesta limpieza étnica que Slobodan Milosevic llevaba a cabo en Bosnia, pero el grupo de países de la OTAN (léase EE.UU.) invadió a Yugoslavia socialista, el único país europeo que no era uno de sus miembros, desmembrándola y sumiéndola en el caos.

Sin embargo, la verdad llegó tarde: ‘Diez años después de que Slobodan Milosevic, expresidente de la desaparecida Yugoslavia, MURIERA EN EXTRAÑAS CIRCUNSTANCIAS (bajo arresto), el Tribunal Penal Internacional ha exonerado al político serbio (después de muerto) de la responsabilidad en supuestos crímenes de guerra cometidos en Bosnia.

‘Slobodan Milosevic fue vilipendiado de manera sistemática por la prensa occidental y por los políticos de los países de la OTAN. Los medios de comunicación lo calificaron como el ‘carnicero de los Balcanes', y lo compararon con Hitler. Fue acusado igualmente de ‘genocida' y de ser ‘un monstruo sediento de sangre', según rezaban los titulares de los grandes rotativos europeos y estadounidenses de entonces.

Con la utilización de ese cliché falsificado se trató de justificar no solo las sanciones económicas contra Serbia, sino también los bombardeos de la OTAN en 1999, así como la encarnizada guerra de Kosovo (http://canarias-semanal.org/not/18794/el-tribunal-internacional-de-la-haya-reconoce-tardiamente-la-inocencia-de-slobodan-milosevic/).

En Libia, se implementó en 2011 la IH para enfrentar la supuesta violación de los DDHH por parte del ‘dictador' Muamar Gadafi, pero la OTAN se hizo cargo sin autorización de ONU y emprendió su ‘derecho a proteger' (que no tenía) a la población ‘desvalida': durante siete meses, arrojaron 40 mil bombas y misiles contra la población y, usando espías, terroristas y mercenarios extranjeros, mataron a 120 mil libios; asesinaron de manera atroz a Gadafi; expropiaron los activos y el petróleo del país; lo sumieron en un infierno, eliminando del gobierno a los libios ‘de piel oscura', a pesar de que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU había encomiado ese mismo año a Gadafi, justamente por el progreso de Libia en ese rubro.

Después se supo que una de las razones de la IH era el intento de Gadafi de expulsar el dólar y reemplazarlo con otras monedas, como hace ahora Venezuela. Pero en Venezuela no hay crisis humanitaria ni guerra civil (tampoco en Yugoslavia, Libia o Panamá): hay una masiva intervención externa en los asuntos internos y externos de su pueblo, que se manifiesta en agresiones multiformes con apoyo transnacional de países, organizaciones no gubernamentales y guerra mediática, que intentan destruir el país para robarle sus riquezas naturales.

Como lo acaba de decir (21 de febrero de 2018) Alfred de Zayas el experto independiente nombrado por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, tras visitar el país: 'En Venezuela no hay una crisis humanitaria. He comparado las estadísticas de Venezuela con la de otros países y no hay crisis humanitaria, desde luego hay escasez, zozobra y desabastecimiento'.

De las sanciones impuestas a Venezuela, de Zayas asegura que ‘son estas las que empeoran el desabastecimiento de alimentos y medicinas', y acusa a Human Rights Watch de buscar ‘un cambio de régimen' (http://www.notimerica.com/politica/noticia-zayas-considera-venezuela-no-hay-crisis-lrto. IndependieExpehumanitaria-20180221181503.html).

¿Quién patrocina la mal llamada IH? Únicamente EE.UU., que carece de poder legal para hacerlo, por lo que el hegemón y el Grupo de Lima serían exclusivamente responsables por este delito de lesa humanidad.

EL AUTOR ES ANALISTA INTERNACIONAL, EXASESOR DE POLÍTICA EXTERIOR Y DIPLOMÁTICO DE CARRERA.

comments powered by Disqus