Entre Líneas 01/09/2018 - 12:02 a.m. sábado 1 de septiembre de 2018

Hacia la luz

La Universidad de Panamá tiene que seguir siendo un centro de estudios superiores que garantice educación universitaria a todos los panameños

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

El 30 de agosto pasado se cumplieron 131 años del natalicio de Octavio Méndez Pereira, ese insigne educador que creó la Universidad de Panamá. Y justo es reconocer que aquella maravillosa iniciativa concretada gracias al apoyo del expresidente Harmodio Arias Madrid en mayo de 1935, ha rendido los frutos esperados. Mas hoy, la Universidad de Panamá necesita ser sometida a una reingeniería para enfrentar los nuevos retos de un siglo totalmente diferente a cuando se creó. La Universidad de Panamá tiene que seguir siendo un centro de estudios superiores que garantice educación universitaria a todos los panameños, pero al mismo tiempo ser más estricta en sus admisiones para que quien logre entrar, sea garantía de que va a estudiar y a sacar un título para ayudar al desarrollo del país. Al mismo tiempo, el Gobierno tiene que dejar de ser ajeno a la educación universitaria y darle todo el apoyo económico para que esta universidad entre al mundo de las investigaciones de primer nivel. De nada sirve que se critique a la Universidad de Panamá, si no se le brindan los recursos necesarios. Hay que sacar la política de este centro de estudios y conformar un esquema de administración más allá de votaciones, para que sea este centro un verdadero faro en la investigación y formación de profesionales. La Universidad de Panamá ha sido literalmente abandonada a su suerte por décadas. Solo basta leer su eslogan ‘hacia la luz' y comprobar la total oscuridad que reina en las noches. La Universidad de Panamá necesita ser tomada en cuenta y cada precandidato que hoy aspira gobernar Panamá, tiene que incluirla en sus planes. ¡Así de simple!

comments powered by Disqus