Columnistas 12/10/2018 - 12:02 a.m. viernes 12 de octubre de 2018

Fátima: las noches del sopón en fiestas navideñas

María Felipa Garay Bent de Francis nació el 1 de mayo de 1933

Alexis Sánchez
opinion@laestrella.com.pa

Eric Machuca me sorprende con una fotografía de Fátima el jueves 4 de octubre, vía Messenger, mientras conducía el automóvil, teniendo que disminuir la velocidad y estacionarme a un lado. Al preguntarle el porqué de la foto, me contesta: ‘falleció esta mañana'.

Fátima es parte de aquel Almirante, Bocas del Toro, que muchos añoramos que vuelva, adonde llegó en el año 1935. Al contrario de los que muchos creíamos, nació en Coclé del Norte, provincia de Colón, pero, por esas cosas que se daban en aquellos años con los nacimientos, su registro oficial de nacimiento es Calobre, Veraguas. Le diría a Alonso, su hijo: ‘you is half spaña'.

Llegó de la mano de su tía Juana Bent, quien se hizo cargo de su crianza, hasta que un día Cupido la unió con Numight Francis, mejor conocido con Rex, de Guabito, Changuinola, estableciendo su residencia en Patwaton o Barrio Francés donde, con el transcurrir de los años, residen definitivamente en Zegla, también en Almirante.

De ese matrimonio, nacieron sus hijos: Guillermo (Guille), Alonso, Máximo (Tete), Benito, Evelia, Griselda, Gilberto, Federico y Oliverio. Guille es de los fundadores del grupo musical ‘The Beachers', del cual fue su baterista.

María Felipa Garay Bent de Francis nació el 1 de mayo de 1933. En el año 2016, después de más de veinte años, volví al Almirante que distaba de aquel que conocí en mi niñez y, por supuesto, una parada inevitable era en la casa de los Francis. Curiosamente, ya todo era distinto, a raíz del terremoto que azotó Almirante. Al llegar, Fátima se encontraba en la entrada con dos personas más. Por supuesto, entre miradas curiosas de las dos jóvenes morenas que se encontraban con Fátima y, sorprendidas de ver a un extraño y más que era un ‘spaña man', pregunté si se encontraba Guille, a lo que ella, en voz alta, dijo: ‘Guille, a spanish man looking for you' y al salir y verme el grito clásico del bocatoreño: ‘wapping de...ra...man, longtime no see you', y la pregunta inmediata de Fátima: ‘¿Ho him, Guille?'. ‘Reinalda son', le contestaría.

Ese día Fátima recordaría a Reinalda, mi madre. Y si la memoria no me falla, me diría que habían estudiado juntas. Allí, entre carcajadas de las jóvenes de escucharme hablando mi guari guari, rememoraría muchas de las noches de 24 y 31 de diciembre que fui llevado por Roberto Sánchez (Tuco) a tomar sopón —una sopa que lleva de todo—, la cual desconozco el origen y de dónde proviene esa tradición en fiestas navideñas en la casa de los Francis, de brindar sopón. Por supuesto, Rex, su esposo, era el anfitrión, mientras Fátima servía con su sonrisa de siempre. Los recuerdos del pasado fueron tema central de la conversación y también hicimos un paréntesis dedicado a los que ya fallecieron, como por ejemplo a Gene Francis —Pícolo— ‘el hijo más bonito de su mama', como se identificaba al llegar, mientras que Rex, su hermano, lo miraba de reojo.

Durante aquella visita, ya ella se encontraba con quebrantos de salud, pero siempre fuerte. Al despedirme diría Guille: ‘¡Him is a Cholo Chombo, you nou!'. Posteriormente el año siguiente volvería en un viaje relámpago, durante el cual fui invitado a almorzar, pero en esta ocasión sería Oliveiro el que cocinaba, mientras Fátima conversaba.

Como dice Tristán Solarte, en una de las estrofas de su ‘Aproximación poética a la muerte':

‘Frente a la muerte solo morirse cabe.

No debemos resistirnos al impacto terrible.

Déjate arrebatar por el silencio

Y lo demás se te dará por graciosa añadidura.

Dame la mano y callemos

Las promesas que se ensañan en nosotros.

Démosle un adiós grave y melancólico

A estas cruces, a estas tumbas,

A este cementerio situado en las afueras del pueblo,

A la orilla del mar como en un puerto de extravío '.

Sí, solo morirse cabe frente a la muerte y al muerto solo le queda ‘gozar su muerte en paz'.

Hoy, despediremos a Fátima, en el viaje sin retorno. Por supuesto que ahí estaré acompañándola, junto con el pueblo de Rante que estará para darle el postrer adiós a su hija.

‘Polvo eres y en polvo te convertirás', dice la Biblia.

Buen viaje y misión cumplida.

Descansa en paz, Fátima.

EXINVESTIGADOR DE LA COMISIÓN DE LA VERDAD.

comments powered by Disqus