Columnistas 17/07/2017 - 12:03 a.m. lunes 17 de julio de 2017

Familia y futuro

Las cosas podrán parecer de una manera frente a la marcha del jueves, pero a largo plazo, no pintan tan claras

  /

Ernesto A. Holder
opinion@laestrella.com.pa

El jerarca de la Iglesia católica, el papa Francisco, casi al inicio de su pontificado mandó un mensaje a los católicos. Dijo a su entrevistador, padre Spadaro, que: ‘Una persona me preguntó una vez, de una manera provocativa, si he aprobado la homosexualidad'… ‘Yo le respondí con otra pregunta: ‘Dime: cuando Dios mira a una persona homosexual, ¿aprueba la existencia de esta persona con el amor o rechaza y condena a esta persona? Debemos tener siempre en cuenta a la persona'.

No debe sorprender la multitudinaria manifestación del pasado jueves 13 de julio que realizaron los grupos cristianos religiosos supuestamente ‘en defensa de la Familia', ‘Tal como lo definió Dios', como ellos aducen, atacando los derechos de las ‘personas'. Una de las cosas que aprendí de mi profesor de Lógica en la secundaria, Ariosto Ardila (Q. E. P. D.), es que cuando se parte con premisas comprometidas, los resultados igualmente estarán sesgados y comprometidos con base en las premisas iniciales. ‘Familia' y ‘Definió Dios' no son premisas universalmente aceptadas por la mayoría del conglomerado humano; y la verdad es que, aquí tampoco.

Independientemente de lo que suceda de ahora en adelante como pregunté alguna vez: ¿Por qué esto es importante?: ‘Hay que poner las cosas en perspectiva, precisamente para que podamos ver y respetar la condición humana, desde otras, o muchas nuevas perspectivas'.

Tiendo a pensar globalmente, que no somos una isla… una aldea. Las cosas podrán parecer de una manera frente a la marcha del jueves, pero a largo plazo, no pintan tan claras.

Actualizando los números, el Pew Reserch Center lista al cristianismo, en sus diversas representaciones, en cerca de 2.3 mil millones de seguidores alrededor del mundo; es decir, un tercio de la población mundial. Los otros dos tercios, o sea 5.2 mil millones de personas, tienen otras creencias o no creen en divinidades.

Atención: en el estudio titulado The Channging Global Religious Landscape sobre el crecimiento demográfico mundial, publicado por el mismo centro, advierte que: ‘Se proyecta que los musulmanes serán el grupo religioso que crecerá más rápido en el mundo en las próximas décadas y ya son visibles los signos de este rápido crecimiento. En el período comprendido entre 2010 y 2015, los nacimientos de musulmanes constituían aproximadamente el 31 % de todos los bebés nacidos en todo el mundo, superando ampliamente la proporción musulmana de personas de todas las edades en 2015 (24 %)'.

Dije el papa que: ‘... el edificio moral de la Iglesia corre peligro de caer como un castillo de naipes, (…) La propuesta evangélica debe ser más sencilla, más profunda e irradiante. Solo de esta propuesta surgen luego las consecuencias morales'.

Que esta demostración del jueves no subraye lo que nos preocupa a muchos y que ha sido evidente a lo largo de estos últimos años. Apoyado en los designios de la Fe Cristiana y sustentados por la Biblia, hemos visto la más cruda campaña mediante todos los medios necesarios, incluyendo el pulpito dominical, en donde con virulencia y maldad, se condena y descalifica a otros seres humanos por sus opiniones sobre las relaciones humanas y por sus orientaciones sexuales.

¿Familia? ¿Acaso no sabemos cómo en realidad son las familias aquí?... donde los abuelos crían a sus nietos como hijos porque los padres desaparecen, o los descuidan. Aquí todos somos medio hermanos, tíos postizos, tías de otra mamá o de otro papá. El abuelo o la abuela viven en casa y muchas veces mandan y toman las decisiones, ayudan a pagar las cuentas. Padrastros, madrastras; estructuras familiares descompuestas. Varias mamás o papás a lo largo de la vida de una persona. Y esa figura se repite nuevamente de generación en generación. Que me digan que en la marejada de personas que participaron de ambas marchas, no había cientos de personas con alguna condición familiar como las señaladas. Esta realidad nuestra ciertamente no es la imagen que quieren aceptar, pero repito, es y ha sido así. Es por eso que deben ver ‘la Familia' bajo otras premisas.

La familia es el entrelazado entre las personas de sangre y de corazón, juntados con amor en las buenas y malas... en el lugar y en los grupos en donde se cuidan y se aman. Respetando y aceptando su condición y sus derechos como individuo y como ser humano. Tarde o temprano llegaremos allá.

COMUNICADOR SOCIAL.

comments powered by Disqus