Columnistas 22/08/2019 - 12:00 a.m. jueves 22 de agosto de 2019

¿Qué esperamos los asegurados del próximo director de la CSS?

Y como dueños de esta magna empresa, los asegurados exigimos eficiencia, calidad y transparencia en la ejecución de los programas (‘riesgos') que conforman la CSS.

Jorge Luis Prosperi Ramírez
opinion@laestrella.com.pa

En mi artículo previo sobre el nuevo director de la Caja de Seguro Social (CSS), subrayé la necesidad de que este sea un ciudadano ejemplar, con la formación profesional, experiencia, capacidad, solvencia ética y moral, para concentrarse, sin amarres ni compromisos, en garantizar la ejecución efectiva y eficiente de las políticas y lineamientos estratégicos de la institución.

Como es obvio, y lo ordena la Ley Orgánica de la CSS, los asegurados esperamos que ‘ejerza la correcta administración de la institución; que vele por la eficiente administración de su patrimonio, la disposición de fondos y la ejecución de su presupuesto, así como por la adecuada protección y salvaguarda de sus activos, y por el apropiado rendimiento de estos'.

Para eso contará con un presupuesto anual de 5738 millones de balboas, de los cuales 4170 millones, el 73 %, lo ponemos nosotros, los dueños de la CSS con nuestras cuotas regulares. Mientras que el Estado aporta solamente 392 millones de balboas, equivalente apenas al 6.8 % del presupuesto de ingresos de la CSS. Entonces, no lo olvide señor próximo director, nosotros los asegurados pagamos su salario y somos los dueños de la institución que usted dirigirá. No son los diputados ni el partido político, tampoco lo es el poder económico. Somos nosotros, lo apoyaremos si nos cumple como esperamos, pero lo rechazaremos y exigiremos su renuncia si nos falla, como nos han fallado los anteriores.

Y como dueños de esta magna empresa, los asegurados exigimos eficiencia, calidad y transparencia en la ejecución de los programas (‘riesgos') que conforman la CSS.

Para comenzar, le digo que los asegurados queremos que la red de establecimientos de la CSS funcione de la mejor manera. Que nos atiendan de forma oportuna, con calidad y calidez, que nos ayuden a prevenir enfermedades, que nos enseñen cómo proteger la salud, y que nos sanen cuando estemos enfermos, proporcionándonos los medicamentos y tratamientos que necesitemos, con calidad y calidez. No queremos tener que ir a una clínica privada porque en el Seguro no hay cupo, o lo hay para dentro de mucho tiempo, o porque no hay medicinas, o porque el equipo se dañó. Recuerde que el programa más visible de la institución (la cara institucional) y de mayor cobertura poblacional, es el de enfermedad y maternidad. Dentro del mismo, el subprograma de Atención Médica es el que más le preocupa a los asegurados y sus beneficiarios.

Pero también los asegurados queremos un sistema de pensiones que nos asegure una retribución suficiente para vivir de forma digna y cómoda al jubilarnos. Este es un asunto vital para todos los panameños, por lo que le exigimos al Gobierno que convoque lo antes posible a un diálogo para tratar el tema de las finanzas de la CSS, que nos asegure esa pensión suficiente, lo cual no parece ser el futuro más probable, pues, aunque los actuarios no lo hayan dicho (¿o lo hayan ocultado?) de manera oficial, al beneficio definido basado en la solidaridad donde las generaciones presentes apoyan a las que ya están pensionadas, se le agotarán las reservas en menos de cinco años.

Los asegurados le preguntamos: ¿Cómo va a cerrar la brecha de financiamiento del PIVM sin perjudicar a los asegurados y a la población? En todo caso, los panameños no podemos seguir aceptando tranquilamente la respuesta cómoda y engañosa de que ‘no conocen el verdadero estado financiero de la institución, y están a la espera de que el equipo de actuarios de la entidad termine y entregue el análisis correspondiente'. Por favor, no vayan a ‘pasar agachados', como hizo la anterior administración, y enfrenten, ya mismo, los costos sociales y políticos de esta falencia.

Los asegurados también exigimos, como dueños de la institución, que la nueva Junta Directiva sea igualmente seleccionada por medio de un proceso transparente que garantice la necesaria solvencia ética, profesional y moral de los escogidos, para cumplir con la promesa de ‘rescatar y garantizar que la CSS cumpla con su misión y compromiso institucional de protección de la salud y seguridad económica de los panameños'.

También queremos ver que usted seleccione, sin imposiciones clientelares, los miembros de un equipo de trabajo altamente efectivo. Los llamados directores ejecutivos, deben ser igualmente seleccionados mediante un proceso diáfano, que permita cubrir las posiciones de manera ágil, transparente, eficiente y eficaz. Necesitamos los mejores profesionales, altamente capacitados, con experiencia y estabilidad. Capaces de asumir la responsabilidad por la ejecución, con eficiencia, de la política pública. Son ellos los que tienen la responsabilidad directa por los programas de nuestra institución.

Confiamos en usted, señor próximo director de nuestra institución. No nos falle.

MÉDICO

comments powered by Disqus