Columnistas 12/09/2018 - 12:01 a.m. miércoles 12 de septiembre de 2018

El PRD de la llanura

‘[...] si el PRD quiere salir de donde está, debe mirar por encima de solo sus miembros, [...]; pero más que eso, deben dar paso a caras nuevas en todos los cargos [...]'

Roberto Ruíz Díaz
opinion@laestrella.com.pa

Dirían en el Paraguay de Francisco Solano López, que al Partido Colorado (Asociación Nacional Republicana) lo habían enviado a la llanura, cuando perdieron las elecciones del año 2008 a manos del exobispo Fernando Lugo. Y esto era así, pues habían mantenido el poder en forma ‘democrática' desde el derrocamiento del Alfredo Strossner en 1989. Pero aquel viaje a la llanura, duró poco, hasta 2013, y lo sufrieron mucho lejos del poder de siempre.

En Panamá podríamos decir que el PRD fue enviado a la llanura por su propia implosión. No supieron mantener el poder por egoísmos y egocentrismos, que comenzaron en las postrimerías del Gobierno de Pérez Balladares, cuando pierde aparatosamente un intento de imponer la Reelección Presidencial inmediata. Aun cuando para los que analizamos los números, la pérdida de ese referéndum estaba cantada, pues había accedido a la Presidencia con un escuálido 33 % de votos, lo que indicaba que un 67 % no votó por él y se repartían en opositores al PRD.

Su rechazo a la primera candidatura de Martin Torrijos dio paso a la seguidilla de traiciones e incumplimientos de acuerdos previos. Torrijos se apodera del partido y se apuntala a las elecciones del 2004, no sin antes sacrificar en el camino a un alcalde carismático en ese momento, que dio paso y buscó su reelección a la Alcaldía, con promesa de apoyo en el 2009. Ya a esas fechas Navarro no sería el candidato, tras la traición y una fuerte primaria interna, que dejó más heridos políticos que muertos. Heridos que después se cobraron su derrota no apoyando a la candidata impuesta desde el poder.

Balbina Herrera, con poco carisma fuera del PRD y fuerte rechazo interno, sucumbió ante Ricardo Martinelli, perdiendo por casi 30 puntos, provocando el envió a la llanura al PRD. Llanura que representa estar lejos de todo lo que es el poder de las tomas de decisiones y en donde muchos miembros perdían sus puestos de trabajo. El mismo Navarro, a pesar de haber perdido la primaria, fue recogido como vicepresidente, pero nunca tuvo un compromiso real de apoyo y eso después le pasó factura, cuando con una Ola azul se encaramó en la candidatura del PRD en el año 2014.

En esa ocasión, Navarro, llevó al PRD a su peor derrota histórica, al quedar no solo de tercer lugar, sino bajar el porcentaje histórico de votos. Muchos que hoy salen a agitar la bandera tricolor y del 11, bajo cuerda apoyaron al presidente que salió electo y recibieron hasta premios y prebendas. Otros hablaron de una derrota controlada, pero que no rindió sus frutos.

Hoy, ya con casi 10 años lejos del poder, para algunos, el PRD, si no sigue esa tradición de traición de último momento, se pinta que puede volver al poder y se debate en una elección interna a tres bandas. El pasado de la imposición y la arrogancia, la nueva generación PRD representada por la mujer y el candidato con más proyección fuera del PRD por precisamente no ser de cuna PRD. Hasta ahora las estructuras tienen sus favoritos, los diputados también y los dinosaurios que buscan regresar reman para su lado. Algunos hasta más atrevidos dicen que se está escogiendo ya al próximo presidente de Panamá. Olvidando por momento su historia reciente que los tiene alejados de la administración pública.

Sin dudas, si el PRD quiere salir de donde está, debe mirar por encima de solo sus miembros, pues ya saben que solos no ganan; pero más que eso, deben dar paso a caras nuevas en todos los cargos y que ese No a la reelección se aplique y practique a los que están y a los que fueron, pues si no, como se dice, seguro mató a confianza. Quien salga electo debe dejar descansar a los que ya aportaron su granito de arena, para bien o mal, y debe, por compromiso, rodearse de nuevas ideas, nuevos pensamientos y gente sin pasado oscuro y cuestionado, para ver si así logran venderse fuera de su partido, porque los demás no son mancos.

Así veo las cosas y así las cuento.

ABOGADO

comments powered by Disqus