Columnistas 21/04/2017 - 12:01 a.m. viernes 21 de abril de 2017

Distrito Capital en movimiento

 Pero las sumas y las restas nos dan un resultado positivo y veremos el porqué.

Jorge Morales Quijano
opinion@laestrella.com.pa

‘Al César lo que es del César'. ¿Cuántas veces hemos oído esa expresión en nuestro diario vivir? Muchas veces. La diferencia está en cuándo son merecidas esas palabras.

Yo pienso y no creo equivocarme, que en las próximas líneas de este breve artículo podré expresar el porqué he utilizado como inicio esa tan usada expresión. Soy un convencido, por los hechos y no por las palabras, de que la máxima autoridad de nuestro distrito principal está llevando a cabo una excelente labor en muchos sectores que lo requerían y cumpliendo con sus promesas de hacerlo. Siempre habrá críticas en la forma de ejecutarlas, de supuestos afectados, de los costos y presupuestos empleados, de tantas opiniones negativas, poco constructivas. El asunto es que no son palabras tiradas al viento en una campaña electoral, son realidades de una gestión eficiente y cumplidora. Hay fallas que la máxima autoridad municipal tiene por obligación que aclarar y explicar, no todo lo que brilla es oro y es de humanos errar. Pero las sumas y las restas nos dan un resultado positivo y veremos el porqué.

Empecemos por el principio:

1) Mejoramiento del Casco Viejo. ¿Hay dudas de que las acciones municipales, en conjunto con algunas otras entidades, la empresa privada y organizaciones no gubernamentales no representan hoy en día un cambio en ese Patrimonio de la Humanidad? Remover de las aceras la ocupación privada para que cumplan su propósito de movilidad. Promover un adecuado sistema de limpieza de la basura en coordinación con la entidad correspondiente. Eliminar a los mal llamados ‘bien cuidados', que de bien no tenían mucho y ofrecerles una oportunidad de trabajo formal.

2) La Peatonal y su cambio. Eliminar los lugares ocupados por buhoneros que no solo le quitaban espacio y esplendor a lo que en un tiempo fue nuestro mayor centro comercial, sino que contribuían con la insalubridad y la competencia desleal en el comercio. Con conciencia social se le está reubicando en lugares apropiados. Permite ahora que los comercios que pagan tarifas e impuestos puedan mejorar sus facilidades al mismo tiempo que incrementen sus ingresos. Construcción de estacionamientos que faciliten el acceso al área sin perjudicar la movilidad peatonal. Incentivar al mejoramiento habitacional del área circundante y otorgarle oxígeno mercantil y de recurso humano a las mismas.

3) Calidonia y Bellavista. Eliminar a los buhoneros igualmente y no permitir el uso comercial de las aceras liberadas. Incorporar inmuebles y sitios de interés de épocas no tan lejanas al conjunto de edificaciones en el ámbito cultural y turístico.

El mejoramiento sin duda al espacio peatonal con aceras amplias y de un acabado atractivo y seguro, acompañado de una arborización necesaria. La construcción de un amplio parque de estacionamiento soterrado con el activo agregado de obtener a cambio un espacio verde y comunitario en su superficie, dos soluciones en un solo esfuerzo, excelente.

4) Mejoramiento de las calzadas de vía Argentina y calle Uruguay. Diferentes obras por realizar, pero todas encaminadas al bienestar ciudadano, incluyendo las necesarias en la infraestructura del sector y brindándole al turismo nacional e internacional, así como a las comunidades aledañas un aporte por décadas requerido.

5) Restauración del parque Urracá. Está de más decir la importancia que este antiguo pulmón de la ciudad, del cual disfrutamos mucho en nuestra infancia y juventud, tiene en la incorporación ciudadana a una avenida Balboa revitalizada y a una Cinta Costera imponente. Soy un gran creyente en la construcción de parques a nivel nacional y de mantener, mejorar o reconstruir los existentes, nunca eliminarlos.

6) Parque del Norte. Una obra que en el futuro próximo tendrá gran repercusión en todas las comunidades que se verán beneficiadas directamente y que de seguro será ampliamente utilizado por el resto de la población citadina. No dudo de que haya en estos momentos estudios pertinentes para la creación y edificación de otros sitios similares en el Distrito Capital y de obras que, aunque algunos piensen son de elevado costo, no son más que una inversión para el futuro.

Y solo por el hecho de no extenderme en la exposición de proyectos que la sociedad conoce por los medios de comunicación social y de no tener información de otros que a lo mejor están en proceso y han tenido menor cobertura, es que quiero finalizar este corto escrito solo diciendo que, aunque hay mucho por hacer... el Distrito Capital está en movimiento.

CIUDADANO E INGENIERO.

comments powered by Disqus