Columnistas 16/06/2019 - 12:00 a.m. domingo 16 de junio de 2019

Dentro de pocos días tomará posesión el presidente Cortizo

Dentro de muy pocos días tomará posesión de su alto cargo el presidente Laurentino Cortizo en el Centro de Convenciones Atlapa.

Samuel Lewis Galindo
opinion@laestrella.com.pa

Dentro de muy pocos días tomará posesión de su alto cargo el presidente Laurentino Cortizo en el Centro de Convenciones Atlapa. Todos los panameños le desean, sin duda, un total éxito en su gestión que se iniciará en breve. También saben los ciudadanos la difícil situación, con los graves problemas que ha heredado. El nuevo Gobierno del Sr. Cortizo ha estado haciendo grandes esfuerzos porque la actual administración le suministre los estados en que se encuentra nuestra economía sin maquillaje de ninguna clase. El presidente Cortizo necesita conocer la situación real de la misma para poder hacerle frente a los compromisos adquiridos.

El presidente Varela ha declarado públicamente que ‘gobernará hasta el último día'. Se espera, no obstante, que no haga cambios sustanciales o ‘huecos', para usar las palabras del vicepresidente electo, que puedan empeorar nuestra situación económica.

Es oportuna la ocasión para reproducir del libro que mi padre, Samuel Lewis Arango, escribió, ‘Retazos Históricos', para tratar en esta ocasión de la toma de posesión en 1904 del primer presidente de la República, el cual reproduzco.

‘La toma de posesión del Primer Presidente de la República, Doctor Manuel Amador Guerrero, tuvo lugar el 20 de febrero de 1904, en la Plaza de la Independencia, donde el pueblo había ofrecido su respaldo al movimiento separatista el año anterior, por medio de proclama histórica (no había en esa época hoteles con excepción del Central ni salones apropiados ni coliseo ni arena como la Roberto Durán). Fue un acto revestido de la mayor solemnidad y gran sencillez.

En puestos de honor se hallaban el gobernante, don José Agustín Arango, presidente de la Junta de Gobierno Provisional, los otros integrantes de dicha Junta, señores Federico Boyd, Tomás Arias y Manuel Espinosa B., los miembros del nuevo Gabinete, doctores Carlos A. Mendoza, Francisco V. De la Espriella, Eusebio A. Morales y Manuel E. Amador. También ocupaban puestos destacados en la ceremonia los doctores Pablo Arosemena, presidente de la Convención, Luis de Roux, Primer vicepresidente y Heliodoro Patiño, segundo vicepresidente.

Don José Agustín Arango, al separarse de su alto cargo para entregar el poder al doctor Amador, manifestó: ‘Experimento viva satisfacción por haber promovido y dado los pasos iniciales del plan separatista que sucesivamente fue acogido con entusiasmo por vos y por nuestros compañeros de labor, dando por resultado el memorable 3 de Noviembre de 1903; pero a vos corresponde la gloria, porque contribuisteis en la mejor parte con vuestra actividad incomparable, con vuestra energía indomable y con el concurso eficaz del bizarro general Huertas y sus dignos compañeros de armas, a alcanzar el éxito de ese patriótico y bien combinado plan, y secundados por el viril y noble pueblo de Panamá en masa'.

A su vez, el presidente de la Convención, doctor Pablo Arosemena, al darle posesión al doctor Amador expresó: ‘El pueblo istmeño, que ha puesto en vuestras manos el sello de la autoridad pública, tiene confianza plena —sin duda merecida— en vuestro carácter, vuestras luces, vuestra experiencia y vuestras aspiraciones. Tiene seguridad de que la República, presidida por vos, no será una promesa falaz, sino una realidad gloriosa; de que la soberanía de los pueblos no resultará escrita en la Constitución con tinta simpática; y de que los poderes del porvenir tendrán origen, no en el capricho oficial —una culpa—, sino en el sufragio de los electores, libremente emitidos, honradamente escrutados'.

Pensamiento: ‘Nada es peor en política que dejar de cumplir lo que se ha ofrecido. Esto causa el desprecio y hace inútiles las medidas posteriores que se tomen', Simón Bolívar.

EMPRESARIO

comments powered by Disqus