Columnistas 05/03/2018 - 12:00 a.m. lunes 5 de marzo de 2018

¿Por qué debemos cambiar las placas de los autos?

Lo que sí hace es costarnos barrancos de $ a los ciudadanos, por algo que mejor se puede lograr de otra manera.

John A. Bennett N.
opinion@laestrella.com.pa

Uno de los vicios más comunes es el hacer las cosas ‘porque sí'. Este es el caso de la ‘renovación' de las placas de nuestros autos. ¿Qué propósito sirve? ¿Acaso nos da mayor seguridad? No, lo que sí hace es costarnos barrancos de $ a los ciudadanos, por algo que mejor se puede lograr de otra manera.

Este es otro caso más de costumbres arcaicas que nos vienen de la Colonia y del rey. Es una forma más de pisotear al ciudadano sin más razón que disminuirle y faltarle al cacareado ‘honor' que promulga nuestra Constitución. Es otro caso más que demuestra cuan letra muerta es el estado de derecho en nuestro país.

Es el caso, ya superado, de hacer que todos los viejitos, como yo, tuviésemos que ir regularmente a demostrar que no estábamos bajo tierra o cremados. ‘Es que algunos seguían cobrando luego de su defunción', alegaban los burócratas gubernamentales. ¿Y por qué no nos multan o encarcelan a todos porque algunos cometen faltas y delitos? ¿No dice la Constitución que somos inocentes hasta que se compruebe lo contrario? ¿O son los ciudadanos como el perro pulgoso que patean almas diminutas?

Y cuando íbamos a dar ‘fe de vida', cosa fácilmente verificable faltarnos el respeto, teníamos que llevar copias de la cédula; todos los años. Copias y más copias que iban en camino a Patacón.

Recuerdo un día sentado como niño regañado esperando con ansias que me llamaran. A mi lado un abogado. ‘Señor', le pregunté, ‘¿y la copia de cédula?'. ‘¡Uy!, es que no sabía!'. ‘En esa ventanilla se la venden'. Al rato regresa el abogado y este necio le pregunta: ‘¿Y qué propósito sirve todo esto?'. Se me queda viendo con mirada vacua. ‘Nunca me lo había preguntado'.

Despierta, panameño. ¡Por favor!, comienza a preguntar, entender y exigir las razones de todo lo que hacen los ‘gobernantes'. Y digo ‘gobernante' entre comillas, porque a mi entender lo que hacen poco tiene que ver con gobernar y mucho con abusar.

AVIADOR/EDUCADOR/EMPRESARIO.

comments powered by Disqus