Columnistas 22/04/2018 - 12:03 a.m. domingo 22 de abril de 2018

La concertación nacional, cada día más necesaria

Desde 1990 he venido insistiendo —al igual que muchos ciudadanos— en el beneficio para Panamá de llevarse a cabo una Concertación Nacional con la Justicia'

Samuel Lewis Galindo
opinion@laestrella.com.pa

Desde 1990 he venido insistiendo —al igual que muchos ciudadanos— en el beneficio para Panamá de llevarse a cabo una Concertación Nacional con la participación de todas las fuerzas cívicas y políticas, gremiales y de las distintas organizaciones del ‘Pacto por la Justicia'. Lamentablemente no he tenido éxito. Por una u otra razón todos estos esfuerzos que muchos panameños hemos hecho, han resultado todos inútiles.

Los problemas del país, que son muchos, solo pueden resolverse si todos los panameños nos ponemos de acuerdo y establecemos juntos con la participación, por supuesto, del señor presidente, las áreas prioritarias para poder resolver algunas de las necesidades más urgentes que tiene el país. Hemos visto, en cuanto a la seguridad nacional, el gran fracaso que, año tras año, venimos experimentando. Hoy día, la comunidad panameña vive atemorizada. Cada Gobierno ha tenido una idea distinta de cómo combatirla. Ya los nombres que se le han dado a la lucha contra el crimen han agotado el léxico de la lengua española.

En c uanto a la educación, cada Gobierno igualmente, tiene una idea muy distinta el uno del otro, de cómo mejorar todo el sistema educativo, sin resultados precisos.

Igualmente sucede con la salud, no tenemos planes a largo plazo, la Ciudad Hospitalaria es una muestra de lo cortoplacistas que somos.

Con respecto al tráfico de drogas, que tanto está afectando a todos los panameños sin diferencia de ninguna clase social; no hay ningún organismo, hasta ahora, que determine a fondo los estragos que está ocasionando este flagelo. Se carece de estadísticas confiables, por lo que no se han podido elaborar campañas sobre los efectos de la adicción a las drogas en la familia y en el país.

La Concertación Nacional facilitaría que los Gobiernos puedan establecer Políticas de Estado que vayan más allá del período para el cual fueron electos los mandatarios.

Hay necesidades que ha tenido el país y sigue teniendo, que requieren planes muy concretos y que se eviten las improvisaciones tan frecuentes, como sucede en nuestro pequeño país.

Sobre las reformas al Seguro Social, que son de gran urgencia, solo se le han podido hacer paliativos. El presidente Martín Torrijos se atrevió a tocar el tema y casi lo tumban. Logró, sin embargo, algunas reformas que, lamentablemente, fueron temporales. La sociedad (una buena parte de ella principalmente asegurados) parece que el tema relacionado con reformas a la CSS es tabú. Hasta ahora se pasan la pelota de uno a otro. Si en la CSS no se toman medidas urgentes, muy pronto, los jubilados y los que están por serlo, tendrán serios problemas.

Las afectaciones que tiene la población son muy graves, algunas de ellas podrán resolverse, pero vale la pena, una vez ubicadas las prioridades, que nuestros gobernantes actúen más como ‘estadistas y no como políticos, que solo piensan en sus partidos y en las próximas elecciones'. Como resultado de la debilitación de nuestras instituciones, hemos llegado a que nadie cree en nada ni en nadie. Es muy peligroso cuando se pierde la fe, principalmente, en la justicia.

El presidente Varela, un hombre inteligente, capaz y político hábil, puede ir estableciendo esas Políticas de Estado que tanto requiere nuestro país. Es imposible que en un período presidencial se puedan resolver todos los problemas que tiene la nación, pero sí es posible el ir comenzando con los de gran urgencia, como lo son la seguridad, la educación, la salud y el agua, entre otros. Para ello el mandatario (en este caso el presidente Varela) necesita la cooperación de la Concertación Nacional para que sus medidas puedan ser efectivas y perdurar en el tiempo. Presidente Varela, inicie usted esta cruzada. Adelante, que aún hay tiempo y tenga la seguridad de que el pueblo lo apoyará. Trate de iniciar la solución permanente de uno de ellos; los gobernantes que lo suceden tendrán que seguir su ejemplo. Por algo tenemos que comenzar y a Usted, por la posición que hoy ocupa, le corresponde hacerlo.

EMPRESARIO

comments powered by Disqus