Columnistas 19/06/2019 - 12:02 a.m. miércoles 19 de junio de 2019

Compañía minera que muestra total desdén por nuestro corredor ecológico

La compañía Minera Petaquilla Gold [subsidiaria de la compañía Petaquilla Minerals Ltd.; a su vez subsidiaria de la compañía Minera Panamá S.A. (M...

Carlos E. Rangel Martín
opinion@laestrella.com.pa

La compañía Minera Petaquilla Gold [subsidiaria de la compañía Petaquilla Minerals Ltd.; a su vez subsidiaria de la compañía Minera Panamá S.A. (MPSA); a su vez subsidiaria de la compañía First Quantum Minerals Ltd.] dejó cientos de hectáreas completamente deforestadas, contaminadas e inservibles en el distrito de Donoso, provincia de Colón —algo que, según una abogada que defiende a la compañía, no ha sido probado, aunque cualquiera puede confirmarlo a simple vista— y se fue sin pagar $11 millones por sueldos y beneficios que le debía a los empleados panameños que trabajaron en su Mina Molejón Gold.

Ahora, sin tener ningún contrato aprobado, Quantum ha estado anunciando que ya ha invertido más de $6 billones en su nuevo proyecto ‘Cobre Panamá', una cifra que posiblemente incluya las construcciones y los equipos abandonados en Mina Molejón Gold, pero que, en todo caso, es una suma mayor a la que costó la Ampliación del Canal de Panamá; aunque el objetivo principal de este anuncio posiblemente sea tranquilizar a sus accionistas, reafirmándoles que Quantum es una compañía sumamente seria y responsable, y que ellos pueden contar conque quedarán nadando en dinero en cuanto le aprueben su contrato inconstitucional; algo que hace recordar lo que la Compañía Francesa del Canal de Panamá le prometió a sus accionistas antes de empezar a trabajar.

Por otro lado, el ‘NATIONAL OBSERVER de Canadá' con fecha 1º de enero, 2018, advirtió que, de llevarse adelante el proyecto Cobre Panamá, ‘No hay riqueza alguna que prevenga la destrucción del ambiente. Estamos en un área protegida del corredor biológico Meso-Americano'; en otras palabras, dicho proyecto destruiría totalmente la flora, y obstruiría, si no es que interrumpiría completamente, el tránsito de animales por este corredor ecológico, incluyendo las aves migratorias, así destruyendo el único puente biológico entre América del Norte y América del Sur.

Hasta donde hemos podido percatarnos, la mayoría del pueblo panameño desconoce que, tal como dice el Reporte Anual 2018 de la Quantum, ‘El 30 de diciembre, 2016, el Gobierno de Panamá firmó y publicó la Resolución 128, por la cual extendía el contrato de concesión minera mantenido por Minera Panamá S.A. por un segundo término [una segunda extensión] de 20 años empezando el 1 de marzo de 2017 hasta el 28 de febrero de 2037. La Compañía permanece elegible para considerar un tercer término de 20 años del contrato de concesión minera a MPSA empezando el 1 de marzo, 2037'. Así que, de aprobarse el contrato rechazado por los poderes Judicial y Legislativo, MPSA podría seguir devastando dicho Corredor hasta el año 2057, algo que representa un total de 60 años.

Así las cosas, nuestro próximo Gobierno estaría en todo su derecho de exigir una indemnización por no menos de $12 billones a Quantum para, hasta donde sea posible, realizar la limpieza, descontaminación y reforestación de todas las áreas arruinadas por las enormes excavaciones que Petaquilla Gold realizó al norte del pueblo de Coclesito, lugar de retiro preferido del desaparecido general Omar Torrijos; lo que incluiría la descontaminación de las costas y, muy especialmente, todos los ríos que suplen de agua dulce a dicha región, como los ríos San Juan y Coclé del Norte; aparte de que, para realizar un trabajo completo, habrá que relocalizar a todos los habitantes de la región, porque se quedarán sin tierras fértiles donde sembrar, ríos limpios con aguas para beber y pescar, y sin playas saludables donde recrearse.

Definitivamente, tenemos que aplaudir a los integrantes de la Corte Suprema de Justicia que votaron a favor del fallo de anticonstitucionalidad del contrato con MPSA, por haber cumplido patriótica y honorablemente con su deber de velar por el bienestar de todos los panameños.

Para vergüenza nacional, el Reporte Anual, 2018, de la compañía Quantum también dice que, ‘Basada en el apoyo del Gobierno de Panamá, la Cámara de Comercio e Industrias de Panamá (sic), la Cámara Minera de Panamá, [siguen referencias inidentificadas], la Compañía tiene confianza en resolver la clarificación de la Ley 9 en un inmediato-mediano plazo: 'O sea que esta agrupación privada panameña aparentemente solo ayudó a re-someter este contrato antiambientalista con MPSA, sino que, además, brega por su aprobación'.

Dos preguntas que debemos hacernos todos los que humildemente procuramos proteger la Casa Común donde vivimos son: (1) ¿Qué es más importante, la mayor salud posible de todos nuestros descendientes, por más aislados que estén, o la ‘seguridad jurídica' de una empresa que no escatima en devastar y contaminar nuestros mares y tierras? y (2) ¿Acaso la ‘seguridad jurídica' no presupone la honestidad y el respeto a los derechos humanos por parte de las empresas extranjeras a todos los residentes del país que confiadamente las ha acogido?

Los lectores que deseen ver fotografías mostrando la devastación ecológica causada en el distrito de Donoso, pueden hacerlo buscando el artículo titulado ‘Panamá: minería arrasa con bosques del Corredor Biológico Mesoamericano' en la Internet.

JUBILADO DEL CUERPO DE INGENIEROS DE EE.UU.

comments powered by Disqus