Columnistas 09/01/2018 - 12:01 a.m. martes 9 de enero de 2018

Coclé y Colón, 9 de Enero

‘[...] la banda de tambores y cornetas del Cuerpo de Bomberos de Penonomé, llama a la ciudadanía a manifestarse, centenares de ciudadanos marchamos [...]'

Ricardo Arturo Ríos Torres
opinion@laestrella.com.pa

La noche del 9 de Enero de 1964, al sintonizar las noticias del Canal 2, escucho cuando el ‘Fat' Arquímedes Fernández anuncia que los institutores son agredidos por los zonians , cuando tratan de darle cumplimiento al Acuerdo Chiari-Kennedy de izar la bandera panameña en los sitios públicos del área canalera a partir del 1 de enero de 1964.

Quedé paralizado y la indignación me lleva a salir a la calle. En ese momento, la banda de tambores y cornetas del Cuerpo de Bomberos de Penonomé, llama a la ciudadanía a manifestarse, centenares de ciudadanos marchamos por las distintas avenidas y nos reunimos en Cabildo Abierto en la sede del Municipio. Allí se discuten las acciones a tomar y se decide elegir el Comité de Defensa de la Soberanía de la Provincia de Coclé que se movilizará por todos los corregimientos de la provincia, con el propósito de tomarnos la base militar estadounidense de Río Hato.

El Comité de Defensa de la Soberanía de Coclé se organiza mucho antes que el de la ciudad capital, presidido por Jorge Illueca. La iniciativa es del Lic. Marcelino Jaén y acogida por unanimidad.

La acción ciudadana es inédita y pionera en el devenir republicano. El Panamá Profundo, igual como sucede el 10 de Noviembre de 1821 al declararse la Independencia de Panamá de España desde la provincia de Los Santos, vuelve a manifestarse. La trágica noche del 9 de Enero, la comunidad coclesana da un paso al frente, se organiza cívicamente y coordina la protesta popular contra la agresión del Coloso del Norte.

El 10 de enero, distintas comisiones visitan todos los distritos de Coclé y sus corregimientos, invitan a los coclesanos a una gran marcha el 11 de enero al enclave militar estadounidense en Río Hato. Efectivamente decenas de automóviles transportan a centenares de coclesanos, la manifestación es presidida por el gobernador de la provincia. Al llegar, abandonan la instalación militar los soldados del águila imperial en distintos aviones, previamente informados por la Guardia Nacional. Allí izamos la bandera panameña, cantamos el Himno Nacional y ejercemos nuestra Soberanía.

Durante muchísimo tiempo mantenemos nuestro comité con distintas actividades de concientización, la entidad de Panamá desaparece cuando nombran al Dr. Illueca en las Naciones Unidas. Roberto F. Chiari nos envía una carta y solicita que le demos un voto de confianza y así lo hacemos.

Ezequiel González Meneses, el mártir penonomeño, es asesinado por el ejército estadounidense en la noche del 9 de Enero. Ezequiel milita con la Generación del 58 y el 3 de Noviembre de 1959, participa en la Marcha Patriótica que realizamos en la avenida 4 de julio. Golpeado por la policía zoneíta es encarcelado junto con Ezequiel González Núñez del Colegio José Dolores Moscote. Al salir de la cárcel, el juez yanqui, con arrogancia, le dice a los jóvenes panameños: que nunca más pueden pisar el suelo de la Zona del Canal, los dos le contestan al unísono: ‘Volveremos cuántas veces sea necesario'. Así lo hacen el 9 de Enero. Los restos de Ezequiel González Meneses reposan en el cementerio de Penonomé.

Durante esos sucesos laboro como profesor en el Colegio Ángel María Herrera de Penonomé y me toca el honor de presidir el Comité de Defensa de la Soberanía de Coclé. El Colegio Ángel María Herrera cierra filas en la lucha por la soberanía, los docentes y estudiantes son la vanguardia de esa gesta gloriosa.

Recomiendo para ampliar información la lectura del ensayo ‘La patria estudiantil panameña' en Memoria de mis memorias y La épica de la soberanía y la dedicatoria de Los rostros del tiempo en su 3ª. ed. corregida y aumentada.

La Patria se construye todos los días con devoción, trabajo y fe en una nación que desarrolla con valentía la saga de la soberanía.

Colón y el 9 de Enero.

Colón, históricamente, es el polo de la rebeldía de la nación panameña. En distintas épocas se manifiesta con hidalguía en las luchas sociales y nacionalistas. En la época colonial, en los palenques del litoral atlántico, los cimarrones ponen en jaque a los españoles.

Pedro Prestán, a finales del Siglo XIX desafía al cónsul del Coloso del Norte y paga con su vida su osadía. La Guerra de los Mil Días es el escenario de duros combates en Colón. En 1903, su respaldo es decisivo para la Separación de Panamá de Colombia.

En la Generación de 1958 son muchos los dirigentes de Colón que participan durante los sucesos de la Masacre de Mayo y en las luchas por la siembra de banderas en el área canalera.

1959 es año de grandes convulsiones sociales. Se da el levantamiento del cerro Tute y el desembarco de los cubanos en Nombre de Dios. Estudiantes abelistas, con Eduardo Díaz Fuentes, se le unen en protesta contra el Gobierno oligárquico de Ernesto de la Guardia.

La Marcha del Hambre sale de Colón y culmina con la toma pacífica de la Asamblea de Diputados.

En junio de 1966 se da la insurrección popular ante el asesinato de Juan Antonio Navas Pájaro.

Floyd Britton, el insobornable líder estudiantil y popular, nace en la ciudad de Colón. Es asesinado por la dictadura militar en 1969.

En 1964, ante la agresión del Águila imperial, durante los trágicos días del 9 de Enero, Colón da un paso al frente y las acciones más violentas se dan en las calles aledañas a la Zona del Canal. Cinco estadounidenses, entre civiles y militares, pierden sus vidas en los duros enfrentamientos que dejan a decenas de colonenses heridos y tres Mártires. Ellos son Maritza Alabarca, niña de meses, muere asfixiada por los gases lacrimógenos del ejército estadounidense. Abaleados fallecen el sargento de la Guardia Nacional Celestino Villarretas y el estudiante Carlos Renato Lara del Colegio Nocturno Octavio Méndez Pereira. Son numerosos los heridos de bayoneta y culatazos en el enfrentamiento cuerpo a cuerpo, que se da en el área canalera del Atlántico.

Durante la Invasión de 1989 se dan actos heroicos en Coco Solo, como el del teniente Manuel de Jesús Castillo.

En el 2012 Colón aporta nuevos mártires en la lucha social, de la comunidad panameña, contra la arrogancia del Gobierno de Martinelli.

Colón es semillero de Mártires y Héroes.

Nota. Se consultó de Rolando Sterling Arango su libro Colón: ciudad de indomables. 2ª. Ed. 2005.

Recomiendo la lectura de Memoria de mis memorias en su 3ª. ed., corregida y aumentada para ampliar información sobre la Gesta del 9 de Enero. La épica de la soberanía y Literatura Selecta.

Nota. El Tribunal Electoral publicó la 2ª. ed., corregida y aumentada, de La épica de la Soberanía que incluye este ensayo.

HISTORIADOR Y ESCRITOR.

comments powered by Disqus