Columnistas 04/12/2017 - 12:00 a.m. lunes 4 de diciembre de 2017

Carta a nuestros amigos venezolanos

Que esas minorías, que no están a gusto en nuestro país, no afecten a la mayoría que está trabajando por este país

Emilze Evans
opinion@laestrella.com.pa

Las personas que hemos nacido en este país, de abundancia de peces y mariposas, hemos aprendido a compartir este pequeño terruño con diversas culturas como la oriental. Ellos han establecido en nuestros barrios sus negocios de minisúper, lavandería y ferretería aplicando la filosofía china: ‘Uno no necesita mucho para vivir'.

También hemos asimilado la observancia de los hebreros cuando cierran sus negocios con motivo de las altas fiestas. Cuando vemos en nuestros barrios un indostán vendiendo incienso, perfumes, sabanas y otros artículos, de casa en casa, a pesar del intenso sol o lluvia, nos percatamos de que el trabajo arduo tiene su recompensa.

Nuestros pueblos originarios que mantienen un acato por sus tradiciones y el amor a la madre naturaleza. Los saus y las viandas caribeñas que preparaban los afrodescendientes en el caserón de Boca Town, Río Abajo, donde se podía conocer acerca de la cultura afro y además practicar el idioma inglés. Así podemos seguir nombrando las culturas españolas, griegas, entre otras que están presentes en nuestro país.

Debido a que en este istmo conviven diversas etnias, los panameños respetamos sus costumbres, sin importar su raza, religión y orientación sexual.

Estimados Amigos Venezolanos: Ustedes son un gran país que ha tendido sus épocas de oro, pero ahora pasan por una situación difícil y han emigrado a otras tierras en busca de una mejor calidad de vida.

Por favor, recuerden que empezar en un país foráneo requiere trabajo, disciplina y honestidad. No se desgasten emitiendo críticas negativas del país que les ha ofrecido morada, más bien sean agradecidos y unan sus plegarias para que su país mejore su condición, así como lo están haciendo los panameños incluyéndolos en sus rezos, a pesar de los agravios.

Los panameños somos conscientes de que no son todos los que se comportan de manera irrespetuosa hacia nuestro país, porque en estos momentos ustedes se han integrado en nuestras escuelas, iglesias y empresas trabajando por alcanzar los objetivos propuestos conjuntamente con los panameños. Que esas minorías, que no están a gusto en nuestro país, no afecten a la mayoría que está trabajando por este país.

Panamá se ha caracterizado por ser un país hospitalario. ‘Hace justicia al huérfano y a la viuda, y ama al forastero, dándole pan y vestido. Ama, pues, al forastero, porque forastero fuiste tú mismo en el país de Egipto', Deuteronomio 10:18-19.

ESPECIALISTA EN DOCENCIA SUPERIOR.

comments powered by Disqus