Columnistas 25/04/2019 - 12:01 a.m. jueves 25 de abril de 2019

Carmen A. Miró, una panameña ejemplar, en sus 100 años

El 19 de abril cumplió 100 años de nacimiento Carmen A. Miró, una compatriota ejemplar que con su vida y su obra

Ricardo M. Alba
opinion@laestrella.com.pa

El 19 de abril cumplió 100 años de nacimiento Carmen A. Miró, una compatriota ejemplar que con su vida y su obra ha dado prestigio a Panamá en nuestro propio país y en el mundo. Carmen Miró nació en la ciudad de Panamá el 19 de abril de 1919, exactamente en el entorno generado por el final de la Primera Guerra Mundial. Es hija del poeta Ricardo Miró, el escritor más destacado y reconocido de la literatura panameña. Desde muy pequeña se nutrió de ese ambiente intelectual y cultural, que tendría como base y referente a lo largo de su vida.

Socióloga, estadística y demógrafa, Carmen ha sido reconocida como la más destacada experta y probablemente la más distinguida figura que Panamá ha producido en el campo de las ciencias sociales.

Incursionó en la vida pública desde muy temprano. Siendo muy joven, ejerció su primer empleo en una oficina de la Presidencia de la República. Con apenas 27 años, en 1946, fue directora del Departamento de Estadística y Censo de la Contraloría General de la República de Panamá, cargo que ejerció por diez años. En (este) país se reconoce su desempeño en dicha institución, en la que realizó transformaciones importantes, tanto que, por mucho tiempo, Panamá fue reconocido como uno de los países de la región con estadísticas oficiales más completas y confiables.

Durante toda su actividad personal, política, académica y profesional, Carmen ha sido una gran gestora y promotora del progreso social de Panamá y de Latinoamérica. Sus antecedentes, en ese sentido, se remontan a lo que en nuestro país se denominó el Frente Patriótico de la Juventud, un movimiento social progresista de finales de la década de 1940 que, entre otras demandas, rechazaba la presencia norteamericana en la llamada Zona del Canal y en otras áreas del país.

Su vasto impulso a la investigación y el conocimiento científico cubre además de la Dirección de Estadística y Censo (en Panamá), del Centro Latinoamericano de Demografía (Celade) (en Chile), y del Centro de Estudios Latinoamericanos ‘Justo Arosemena'. En Panamá también dirigió el Instituto de Estudios Nacionales (IDEN) de la Universidad de Panamá, del que fue su primera directora y al que con toda su experiencia pudo enrumbar durante sus primeros años. Fue, por muchos años, una maestra en el sentido pleno, pero sobre todo, una gran investigadora. Asumió y entendió la demografía no como una disciplina cerrada, aparte de las demás ciencias sociales, sino como parte del sistema complejo de las ciencias humanas y sociales, que colocaba al individuo en el centro de sus preocupaciones. Su concepción interdisciplinaria de la investigación se hace patente en sus planteamientos y en sus investigaciones.

Desde el inicio de su carrera, sostuvo que ‘no había problemas de población', sino ‘población con problemas'. Esto, que no pretendía ser un postulado epistemológico, tampoco era una simple constatación empírica, sino un posicionamiento teórico de enormes consecuencias metodológicas. Lo que Carmen quiere decir es que no hay problemas de población per se, y estrictamente demográficos, sino que implican diversos ámbitos problemáticos a la vez. Ahí estaba la interdisciplina que ella ha reclamado.

Carmen ha sido impulsora de lo que podríamos llamar la ‘demografía crítica latinoamericana'. Toda su obra está marcada por la confrontación de ideas y crítica al sistema de exclusión social imperante. Fue (y es) crítica en todo el sentido de la palabra: crítica en la concepción, crítica en la solución; crítica en la academia, crítica en la política. Podríamos considerarla formadora de importantes generaciones de demógrafos en América Latina.

Su trabajo le ha valido muchísimos reconocimientos, entre otros: Miembro de la Asociación de Estadística de EE.UU., Doctorado Honoris Causa de la Universidad de La Habana, Cuba; Doctorado Honoris Causa de la Universidad de Córdoba, Argentina; Doctorado Honoris Causa por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, Premio Mundial de Población, otorgado por Naciones Unidas, en 1984 y Premio ‘Daniel Cosío Villegas' del Colegio de México. En su tierra natal Carmen Miró ha recibido honrosos reconocimientos, entre ellos: Medalla de Honor al Mérito en ‘Panamá sí Tiene Valores', del Ministerio de Educación; Premio Universidad en Ciencia y Tecnología, 1996, Universidad de Panamá; Condecoración Orden René de Lima del Consejo Superior Privado para la Asistencia Educacional (Cosapae), Panamá, 2000. Una selección de sus artículos ha sido publicada en 2015.

Loor a Carmen A. Miró en sus primeros 100 años. Está pendiente el reconocimiento y agradecimiento que le debe todo Panamá por su obra colosal en beneficio del conocimiento demográfico y mejoramiento social de la población panameña y latinoamericana.

Fuentes: Dídimo Castillo Martínez (México) y Marco Gandásegui (Panamá).

CONSULTOR EN ASUNTOS ECONÓMICOS Y BANCARIOS.

comments powered by Disqus