Columnistas 19/03/2019 - 12:00 a.m. martes 19 de marzo de 2019

Campaña política ‘iluminada por Dios'

Como nunca antes, en este periodo electoral, candidatos y candidatas a la Vicepresidencia de la República están jugando un papel protagónico.

Dorindo Jayan Cortez
opinion@laestrella.com.pa

Como nunca antes, en este periodo electoral, candidatos y candidatas a la Vicepresidencia de la República están jugando un papel protagónico. El escritor Jorge Luis Macia lo comenta con frecuencia, aunque asume que dicho protagonismo no será determinante para los resultados finales del proceso. En efecto así es. Incluso, por vez primera, a través de cadena de TV, los seis candidatos (el del CD, el señor Casis no asistió) tuvieron la oportunidad de destacar la figura de su principal.

Otra asunto son las razones del porqué cada principal escogió su compañero de fórmula. Es un tema que no tratamos aquí, pero que obviamente ello ocurre, y así lo suponemos, después de sopesarse diversos factores cuya determinante ha de ser el fortalecimiento de la oferta electoral. La experiencia, la juventud, el género, la cercanía, entre otros aspectos, tuvieron que mediar en tan comprometedora decisión. Habría que decir, al escuchar a los candidatos y de conocer sus hojas de vida, que todos y todas aportan a las aspiraciones individuales del candidato presidente, pero que además aportan al debate en el que se expone el futuro de la democracia panameña.

Otro tópico es la manera como los candidatos a la ‘Vice' justificaron la aceptación de sus candidaturas. Cada uno ha expuesto, en diversas entrevistas, las razones del porqué dieron el sí. Es lo que nos anima abordar, en diversos artículos que, para este escrito, en particular, lo haremos a lo señalado por la candidata Nilda Quijano, de la nómina panameñista.

En ello, de justificarse, acepto mi asombro (y soy consciente de que no tengo derecho a someter a dudas los argumentos ajenos, pero sí a hacer juicio por tratarse de un personal que aspiran el manejo de la cosa pública y, por tanto, nos afectan a todos). Cuando sopeso la afirmación de la candidata, quien ha dicho que aceptó la propuesta de ser parte de la nómina porque ‘había sido iluminada por Dios'. Así mismo dijo, en entrevista de Telemetro, que desde que aceptó al ‘Señor', no escoge candidato, que estaba ‘esperando la dirección de Dios' y que se la dio a favor de Blandón. (Citó Isaías, 60).

¿Hasta dónde interviene el Creador en estos menesteres políticos? En particular, ¿interviene Dios iluminando al humano para que opte por una determinada propuesta electoral? En nuestro caso confesamos nuestra aprensión. Ahora, si hay un rechazo generalizado a las tareas de Gobierno dirigido por el panameñismo, ¿significa esto, como también lo sugirió la candidata, que Dios dispondrá el triunfo y reelección del partido en el poder? ¿Cómo queda nuestra fe y las afirmaciones de la candidata de no ocurrir el triunfo deseado? Son interrogantes que nos rodean la consciencia, porque, como reza el adagio, ‘al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios'. Y porque además, también los otros candidatos son cristianos, son igualmente creyentes y se encomiendan, y tienen fe, entonces, ¿por qué la preferencia de iluminar a una sola candidata?

Dando el respeto a los argumentos planteados, consideramos que las sensaciones que pueden sentirse en lo distintos momentos y en situaciones diversas (como las electorales, por ejemplo) son obras de nuestra historia, de las realizaciones humanas y, para ellas Dios, sin discriminar actores, nos da aliento, esperanza, pero sin dictar sentencia ni iluminación anticipada.

DOCENTE UNIVERSITARIO.

comments powered by Disqus