Columnistas 05/07/2015 - 12:01 a.m. domingo 5 de julio de 2015

El Camino de Cruces, versión original

Es decir que el Camino de Cruces no sufrió cambios de ruta en ninguna de sus etapas

  /

Luis Puleio C.
opinion@laestrella.com.pa

En artículos anteriores, hemos reseñado los posibles ejes o rutas de los Caminos Coloniales construidos a través del erario de la corona española en Panamá, a raíz del descubrimiento de la Mar del Sur, por Vasco Núñez de Balboa, el 25 de septiembre de 1513.

Cierto es que nuestros historiadores, a pesar de enjundiosos estudios e investigaciones de campo, no han podido definir, por dónde se adentró el conquistador Gereciano, para finalmente culminar con el célebre avistamiento. Se ha intentado establecer que Balboa, con la ayuda de los aborígenes, cruzó el Darién sin lugar a dudas, por uno de los siguientes ejes que paso a describir: paso Sasardí, paso Subcurtí, paso Chiatí, paso Membrillo, paso Chucunaque, paso Balsas.

Nosotros creemos, pero le dejamos el veredicto final a los entendidos en la materia, que la ruta más sencilla, aunque parezca la más descaminada, es la del Membrillo. Saliendo del poblado minero de Acla, Bahía de Caledonia, San Blas, se remonta el río Aila Tiwar, hasta llegar al Tacartí, cuyas aguas corren hacia el sur con destino al río Membrillo, mezclándose éstas con las ondas barrosas del Chucunaque.

De ahí, hacia el Filo del Tallo, en pocos jornales, donde también se columbra, en su parte más alta, el estuario del río Tuira, para luego bajar por sus estribaciones hacia el río Iglesia y Sabana, embarcando sin dificultad, con cualquier tipo de embarcación hacia el mar abierto. Pedrarias, probablemente utilizó la misma ruta despoblando a Santa María y Acla, para el poblamiento de la ciudad de Panamá, el 15 de agosto de 1519.

La ciudad se asentó entre los ríos Gallinera (actual río Abajo, donde esta el puente del Rey) y el Algarrobo o río de la Entrada, donde se encuentra el fuerte de la Natividad o de Paita, el Museo del Patronato de Panamá Viejo y el puente del Matadero.

El nuevo emplazamiento, necesitaba una vía de comunicación con el Caribe, y de ello el Camino Real empedrado de 1524, se establece para enlazar a Nombre de Dios, 1510, y a Portobelo, 1597 con Panamá.

El otro cruce transístmico, surge con las exploraciones del río Chagres por Hernando de la Serna. Con tres cruces de madera, señala el sitio donde se afinca el poblado de Cruces, a orillas del Chagres, frente al hotel Gamboa, en 1527.

El Camino de Cruces fue una ruta multimodal, porque utilizaba la vía marítima (Nombre de Dios Portobelo y San Lorenzo), luego la fluvial, a remo contra corriente, hasta llegar a Gorgona y Cruces. De inmediato, la vía terrestre, sobre el empedrado con destino a Panamá.

Lo que deseo destacar, en la materia de Historia de Panamá, son tantas las lagunas con relación al tema de los caminos coloniales que doy por sentado que se hace difícil saber que después que Morgan abandona a Panamá, con cuantioso botín, el eje de los caminos cambió hacia la ciudad de San Felipe en 1673. Así tenemos que el Camino Real se reorienta de la quebrada la Tesorera, (Lucha Franco) hacia la avenida de la Paz en Villa Cáceres, siguiendo por la vía del Ingenio, vía España, a la altura de Galerías Obarrio, (antiguo hipódromo Juan Franco) para luego eslabonarse con el Camino de Cruces, en las inmediaciones del IJA del Casino.

El Camino de Cruces tuerce hacia los lados de Clayton, Ciudad Hospitalaria, pasando por el Museo Reina Torres de Araúz, río Curundú, sitio del Polvorín y Casino. Finalmente, el Real y el Cruces, entran por la Puerta de Tierra, donde esta la Casa de la Municipalidad.

Expertos en la materia, tienen el concepto de que el Camino de Cruces desde su construcción entraba a la ciudad por el río Hondo o Curundú, donde estaba un viejo puente de piedra.

Es decir que el Camino de Cruces no sufrió cambios de ruta en ninguna de sus etapas.

Sin embargo, el Señor Desconocido, personaje muy singular, ya encontró el rastro del empedrado, versión original, que va directo a Panamá Viejo. Por ello, invita a los historiadores, a los arqueólogos, a los exploradores y entusiastas de la aventura, a corroborar el hallazgo.

EXPLORADOR Y CONSERVACIONISTA.

==========

‘... el Señor Desconocido, personaje muy singular, ya encontró el rastro del empedrado, versión original, que va directo a Panamá Viejo'

comments powered by Disqus