Columnistas 14/09/2017 - 12:02 a.m. jueves 14 de septiembre de 2017

Caminando

Y, desde el punto de vista social, la pérdida de la fe en los líderes sociales, políticos, económicos, religiosos y los diferentes sistemas que promueven. 

Teódulo Moreno Peralta
opinion@laestrella.com.pa

En una Sociedad Multiorganísmica Humana (SMH) el hombre compartirá con su hermano ‘el pan, la alegría y la tristeza', pero ¿cómo se construirá?, pues haciendo funcionar la justicia, y ¿cómo la justicia conseguirá su éxito?, pues haciendo coincidir la ley con la moral. Pero si históricamente los Estados han tenido personas e instituciones al servicio de la misma y no han podido lograrlo a nivel mundial, pues se debe a que en la interpretación y aplicación de las leyes estas no están en coincidencia con la moral, aunque toda sociedad menciona que la moral es uno de sus instrumentos a la hora de hacer justicia, pero ¿por qué la moral no ha dado el resultado como un medio para asegurar que las leyes cumplan su objetivo?, pues porque la misma ha sido interpretada y aplicada basada en el idealismo concebido por Platón y en los tiempos modernos por el Prof. Kant, quienes comparan el comportamiento del hombre con un modelo idealizado ubicado en un mundo ficticio, donde el subjetivismo da origen a que para una determinada conducta, lo que a unos les parece moral a otros no les parece igual, entonces ¿de qué manera debemos concebir la moral?, pues en una moral basada en el ‘realismo aristotélico' que nos dice ‘moral es todo lo que es bueno al hombre y al medio ambiente e inmoral lo inverso'. Pero ¿qué es lo bueno al hombre?, pues todo lo que lo beneficia física y psíquicamente y ¿qué es lo bueno al medio ambiente?, pues toda acción que esté en coincidencia con el fenómeno de la vida.

La moral basada en el ‘realismo aristotélico' no se basa en comparaciones con un ideal ficticio, sino en las que se hacen sobre sus efectos en el hombre mismo, identificando lo moral con lo bueno y lo inmoral con lo malo, según el modelo anteriormente expuesto. Pero ¿cuál será el motivo impulsor para el cambio?, pues la necesidad. ¿Qué señales habrá que anuncien el cambio?, pues desde el punto de vista ambiental el calentamiento del planeta y la contaminación ambiental. Y, desde el punto de vista social, la pérdida de la fe en los líderes sociales, políticos, económicos, religiosos y los diferentes sistemas que promueven. Algunos de los cambios que se darán son el 1 % de la población no podrá seguir usufructuando el 99 % de la riqueza del planeta, el hombre se irá transformando básicamente en un ser vegetariano y las consecuencias de solo estos dos acontecimientos… son previsibles...

‘Uno a uno, todos somos mortales. Juntos, somos eternos', Apuleyo.

INGENIERO AGRÓNOMO, FITOTECNISTA.

comments powered by Disqus