Columnistas 20/02/2018 - 12:00 a.m. martes 20 de febrero de 2018

Bolívar, el Ferrocarril de Panamá y el populismo

En 1827 nombró una comisión para que estudiara la posibilidad de que en el Istmo panameño

Guillermo A. Cochez
opinion@laestrella.com.pa

La visión del Libertador Bolívar fue muy grande para el progreso de nuestros pueblos. Lástima que su legado hoy sea tan tergiversado, especialmente en la tierra que lo vio nacer: Venezuela. Para Simón Bolívar Panamá tenía que jugar un gran papel como puente del mundo y corazón del universo. En 1827 nombró una comisión para que estudiara la posibilidad de que en el Istmo panameño lo atravesara un ferrocarril del Atlántico al Pacífico.

La pasada semana, estando invitado al Commonwealth Club de San Francisco, California, el centro de estudio de políticas públicas más antiguo de EE.UU., traje a colación algunos datos sobre el ferrocarril panameño, que con tanto detalle lo ilustra el autor nacional Juan David Morgan en su libro El Caballo de Oro.

La idea de Bolívar no germinó por falta de recursos, pero el descubrimiento del oro en San Francisco generó tal fiebre que la mejor forma de llegar del este de Norteamérica para unirse al pandemonio que se suscitó por el descubrimiento era a través de Panamá, por el Camino Real y el Camino de Cruces, en peligrosa travesía de cuatro a cinco días.

El tráfico humano que se daba de un lado al otro impulsó la construcción del ferrocarril por inversionistas gringos como William Aspinwall, lo cual se convirtió en un gran negocio por la gran demanda que se dio en su uso. Fue así la vía férrea el impulso que requirió la construcción del Canal de Panamá en manos de los franceses.

Como era lógico, los asistentes al evento querían saber algo más de historia pasada. Les preocupa, como a todo ciudadano educado de su país, el populismo que se ha profundizado en la política norteamericana desde la llegada al poder de Donald Trump.

Para el país del norte, el populismo era cosa de dictadores y gorilas latinoamericanos, que cambian sus constituciones para perpetuarse en el poder como ha sido el caso de Bolivia y Nicaragua. Que desde que llegan al poder buscan controlar los medios de comunicación para evitar ser criticados, caso del Ecuador y Argentina. Que desconocen las instituciones como a diario se hace en Venezuela. Y, por qué no, que procuran controlar los poderes legislativo y judicial, para ejercer el poder absoluto del Estado, como se ha hecho en Panamá en los dos últimos Gobiernos.

Hay mucha preocupación en EE.UU. ante la emergencia de un Gobierno populista, que no acepte críticas, que haya hecho lo prohibido (ingerencia rusa) para acceder el poder, que ignora el clamor ciudadano de que existan controles de armas ante tantas matanzas.

El papel de EE.UU. en el desarrollo de su economía y su progreso, al mismo tiempo que en el nuestro, como fue el caso de la construcción del ferrocarril en tiempos de Colombia y el Canal tras nuestra independencia en 1903, nos debe llenar a todos de preocupación. San Francisco fue vital para nuestro desarrollo y un EE.UU. más comprometido con los derechos humanos y la democracia serán de gran importancia para los días que vivimos hoy.

ABOGADO, POLÍTICO Y DIPLOMÁTICO.

comments powered by Disqus