Columnistas 09/08/2018 - 12:02 a.m. jueves 9 de agosto de 2018

Barranquilla 2018: tras la tormenta

En 2013 recibió cuantiosos apoyos económicos para los Juegos Centroamericanos, donde Panamá quedó mucho más abajo de la posición lograda en el 2010

Rolando Villalaz Guerra
opinion@laestrella.com.pa

La actual directiva del Comité Olímpico de Panamá ha recibido cuantiosos apoyos económicos no auditados desde enero de 2013, en principio solo por el Instituto Panameño de Deportes (Pandeportes), luego por parte del Comité Olímpico Internacional a una cuenta mancomunada en el Credicorp a nombre de Camilo Amado, Ricardo Sasso y Alan Baittel y desde octubre del 2019, al mismo Comité por parte de Solidaridad Olímpica, la Organización Deportiva Panamericana (ODEPA) y los patrocinadores comerciales de los Juegos Olímpicos.

En 2013 recibió cuantiosos apoyos económicos para los Juegos Centroamericanos, donde Panamá quedó mucho más abajo de la posición lograda en el 2010. Igual pasó en los Bolivarianos en Perú y en los Juegos Suramericanos en Chile, donde viajaron igual que en Veracruz y ahora en Barranquilla, con atletas y deportes que la mayoría no tenía el nivel técnico para ese tipo de eventos, pero como los directivos de sus federaciones eran cercanos al Círculo ‘0', la mal denominada Comisión Técnica se ha hecho de la vista gorda, basta ver los registros y marcas.

Las mismas condiciones de las instalaciones deportivas en nuestro medio, ya las había para Mayagüez en el 2010, igual que para Veracruz 2014 y ahora en Barranquilla 2018. Yo me pregunto, ¿si las islas como Jamaica, Bahamas o Trinidad y Tobago acaso contaron ahora con más presupuesto que Panamá o llevaron más atletas que nosotros? Solo para dimensionar el fracaso en su justa dimensión, Panamá en el Medallero histórico de estos Juegos ocupaba antes de Barranquilla la octava posición con 86 medallas de Oro, ahora Guatemala nos desplazó hasta la novena posición, ya que el país centroamericano, con las 21 logradas ahora, ya tiene 105 medallas de Oro y nosotros solo con 89. Además, solo obtuvimos 13 medallas en total, cuando en Mayagüez tuvimos 16 medallas y en Cartagena 2006 logramos 14. Es más, en Maracaibo 1998 se lograron 13 medallas, pero además de 3 de Oro se consiguieron 6 de plata y ahora solo 5.

Así que el cuento del estado de las infraestructuras y falta de apoyo económico por parte de los Gobiernos no es creíble ahora. Que yo sepa, Melitón Sánchez, presidente del Comité en los últimos 20 años ni Miguel Sanchiz Jr. que lo fue hasta el 2012, nunca le echaron la culpa al Gobierno de turno de la actuación panameña en los eventos en que se participó en los últimos 25 años.

Habría que preguntarse los criterios de la hoy famosa ‘Comisión Técnica' para privilegiar a ciertos deportes vinculados amicalmente a los directivos actuales del Comité y eso explica el papel bochornoso de ciertos deportes, no por culpa de los atletas, sino de esa dichosa Comisión que avaló Amado para llevar a una participación tan mala como la que hubo en Barranquilla para un país que va a ser sede de estos Juegos en el 2022. Veamos actuaciones previas de países sedes antes de realizar esos Juegos. Puerto Rico fue sede en el año 2010, en los Juegos de Cartagena en 2006 ocupó la Quinta posición con 29 de Oro, 19 de plata y 53 de bronce. En esos Juegos de Mayagüez, México que fue la sede en el 2014, logró el primer lugar con 133 medallas de Oro, 129 de plata y 122 de Bronce y Colombia que fue la sede este año, en Veracruz logró la tercera posición con 70 Medallas de Oro, 75 de Plata y 78 de Bronce.

Sería bueno auditar por parte de la Contraloría General este viaje a Barranquilla, cuando se conoce que personas que no eran atletas ni entrenadores ni miembros de federaciones deportivas, estuvieron hospedados dentro de la Villa Olímpica.

El clima de persecución y revanchismo de la actual Junta Directiva del Comité Olímpico contra varios deportes y dirigentes, no garantiza el mejor clima para un país que va a ser sede de estos Juegos y donde ni la transparencia ni la rendición de cuentas han sido la característica en los últimos ocho años.

Es inaudito que la Junta Directiva de este Comité le pudiera echar la culpa al Gobierno y no admita su fracaso, pues al decir que la culpa es del Gobierno, le está diciendo al presidente Varela que su actual director del Instituto Panameño de Deportes (Pandeportes) no sirve y se añoran los tiempos en el periodo 2012 a 2014, cuando se le suministró apoyos ilimitados, y Camilo Amado no usaba su segundo apellido Varela, como lo ha venido haciendo curiosamente después de julio de 2014.

ABOGADO Y DIRIGENTE DEPORTIVO.

comments powered by Disqus