Columnistas 10/05/2019 - 12:02 a.m. viernes 10 de mayo de 2019

Acerca de Nito y algunas lecciones de estas elecciones

‘El PRD tiene personas valiosas y con experiencia gubernamental. Ya veremos cómo Nito orienta ese barco en medio de las tormentas que, seguro, encontrará a su paso'

Gloria Young
opinion@laestrella.com.pa

En el programa Radiografía con Susan Elizabeth y entonces, Chema, durante la campaña electoral, compartí que conocí a Nito Cortizo en la Asamblea cuando ambos éramos legisladores de la República. Pertenecía al Partido Solidaridad y lo acompañaban personas muy leales y honestas. En el siguiente período se inscribió en el PRD. Siempre fue un caballero. Él y el difunto Carlos ‘Titi' Alvarado, eran entonces lo que yo llamaba unos ‘tipazos'. Nito se caracterizaba por ser lo más equitativo posible y justo, siendo presidente de la Asamblea, en medio de un ambiente que siempre fue una selva del ‘sálvese quien pueda'.

Su lenguaje era impecable y su trato muy humano. Así que no puedo decir nada negativo de su persona, todo lo contrario. Estábamos en partidos diferentes, ayudó a la gobernabilidad desde la Asamblea, en el contexto del Pacto de La Pintada (que tantas incomodidades nos causó a los panameñistas). Su arribo a la Presidencia en las elecciones del domingo pasado, fue la concreción de lo que las encuestas arrojaban, pero sobre todo, lo que resultaba de los simulacros de elecciones que se hacían. Al menos, el que organicé desde el Grupo Iniciativa por la Paridad, los resultados fueron un espejo de ese simulacro.

Su trayectoria siempre ha sido muy coherente. Cuando perdía dentro de su partido, no actuaba con estridencias, se sumaba al ganador. Lo apoyaba en el diseño de los planes de Gobierno. Cuando fue ministro y no estuvo de acuerdo con las políticas de su propio Gobierno, renunció a la cartera, pero no al partido. Esperó su momento, dando un paso cada vez. Si bien su triunfo no resultó con una mayoría aplastante de votos, es un triunfo y en democracia, ello se respeta. Si el resultado hubiese sido contrario, Nito lo hubiese aceptado y hubiera calmado los ánimos alterados de sus copartidarios.

El PRD tiene personas valiosas y con experiencia gubernamental. Ya veremos cómo Nito orienta ese barco en medio de las tormentas que, seguro, encontrará a su paso. Además, Nito es hijo de una gran mujer con la que tuve la fortuna de relacionarme de manera cercana. Una mujer que siempre tuvo el sueño de que su hijo Nito fuese presidente de la República y era su más fiel consejera. Pero también era una persona solidaria y apoyaba a quien consideraba tenía una propuesta positiva para el país. Tuve la fortuna de ser beneficiada por Esther Cohen en mis campañas electorales. En las que gané y en las que perdí. Recuerdo una vez que se enteró por mi madre, con la que conversaba con frecuencia en un lugar donde ambas acudían en Bethania, que estaba realizando una tómbola como actividad de autogestión para mi campaña en el distrito de Barú. Llegó a mi oficina un camión con juegos de comedor y otros enseres para que los incluyera como premios en la tómbola. Sin decirme antes, así, porque cuando creía en una persona, era sumamente bondadosa.

Conversé con ella, poco tiempo antes de partir de este mundo. Me dijo que ella sabía que se iría pronto, pero se iba con la convicción de que Nito sería presidente de la República un día. Nito es presidente. Pensemos todos y todas en el país.

Por otra parte, estoy convencida de que muchos de los votos que obtuvieron Lombana y Roux, provinieron del Partido Panameñista. Es una triste realidad, pero así lo considero. De lo contrario, ¿a dónde se fueron esa casi mitad de los adherentes del panameñismo que no votó con el candidato de su partido? Unido a ello, ningún diputado panameñista se pudo reelegir. Por ello, es insoslayable analizar estos resultados desde el propio partido Panameñista. Reorientar la brújula, solicitar a las autoridades explicaciones, tomar decisiones. Revitalizar el partido a la luz de las necesidades reales del país y no del interés de unos cuantos. Aceptar los errores de estar nombrando personas que jamás tuvieron un compromiso real ni un espíritu de cuerpo con los principios panameñistas, por ende, se rodearon o favorecieron a otras personas ajenas a estos principios, como jefes o directores, que influyeron en sus subalternos para votar por cualquier otro que no fuera Blandón.

Por ello, cuando veo esos resultados, donde diputados panameñistas sacaron una cantidad de votos que no se corresponde con los votos sacados por Blandón, pienso que a estos diputados y diputadas hay que darles un seguimiento de sol a sombra. Acerca del clientelismo… los panameñistas van a tener que dejar esa excusa de lado. Clientelistas son los convencionales que pidieron nombramientos y otras cosas a cambio de votar por una directiva que no responde a los intereses y necesidades del partido en aras de los intereses y necesidades de la Nación. Vamos a misa, sí. Pero también vamos a trabajar.

*EX EMBAJADORA DE PANAMÁ ANTE LAS NACIONES UNIDAS EN VIENA. EX EMBAJADORA DE PANAMÁ EN AUSTRIA. EX EMBAJADORA DE PANAMÁ EN MARRUECOS. ?EMBAJADORA DE LA PAZ POR EL CÍRCULO UNIVERSAL DE EMBAJADORES DE LA PAZ CON SEDE EN SUIZA & FRANCIA (2016 A LA ACTUALIDAD). POLITÓLOGA, MGTER. EN SISTEMAS EDUCATIVOS CON ESPECIALIDAD EN SUPERVISIÓN Y CURRÍCULUM, POETA, ESCRITORA, CONFERENCISTA INTERNACIONAL. PROMOTORA CULTURAL. DOCTORANDA EN DERECHO PÚBLICO Y CIENCIAS POLÍTICAS CON ESPECIALIDAD EN COOPERACIÓN SUR SUR. TIENE PUBLICADOS 10 LIBROS, MÁS DE 300 ARTÍCULOS EN DIARIOS Y REVISTAS NACIONALES E INTERNACIONALES. HA SIDO ANTOLOGADA EN MÁS DE 12 LIBROS A NIVEL NACIONAL E INTERNACIONAL. SUS ENSAYOS HAN SIDO PUBLICADOS EN MÁS DE UNA DOCENA DE REVISTAS Y LIBROS Y REVISTAS INDEXADAS DE DIVERSOS PAÍSES.

comments powered by Disqus