Mundo 10/10/2018 - 7:41 a.m. miércoles 10 de octubre de 2018

Tres periodistas detenidos en Birmania por criticar al Gobierno de Rangún

Los acusados fueron trasladados a la prisión Insein tras la vista, donde también se encuentran dos periodistas de la agencia Reuters

Tres periodistas detenidos en Birmania por criticar al Gobierno de Rangún

EFE
online@laestrella.com.pa

Tres periodistas birmanos fueron detenidos hoy acusados de cometer un delito contra el Estado al publicar "información incorrecta", sobre el Gobierno regional de Rangún. Fueron condenados con hasta dos años de prisión.

Los informadores Kyaw Zaw Lin, Nari Min y Phyo Wai Win -del grupo Eleven Media- fueron llevados ante un tribunal de justicia en la antigua capital de Birmania (Myanmar) después de prestar declaración ante la Policía.

Los acusados fueron trasladados a la prisión Insein tras la vista, donde también se encuentran dos periodistas de la agencia Reuters condenados por vulnerar la ley de secretos oficiales.

"Estas detenciones son otro ataque alarmante a la libertad de prensa en Myanmar y prueban que las autoridades del país se están volviendo más susceptibles cada día.

Deben de ser liberados de inmediato y sin condiciones", dijo la directora de respuesta a crisis de Amnistía Internacional (AI), Tirana Hassan, según citas suyas divulgadas por la organización.

La denuncia contra los tres periodistas birmanos, presentada por el Gobierno de Rangún, se basa en un artículo que acusa a las autoridades regionales de malgastar dinero público por la falta de control.

"En la vista se leyeron algunos párrafos del texto", apuntó a los medios el abogado defensor, Kyee Myint, a la salida del tribunal.

El texto fue publicado el lunes bajo un seudónimo, aunque el supuesto autor sería Phyo Wai Win con la supervisión de los otros imputados.

La denuncia sostiene que el texto vulnera la Sección 505(b) del Código Penal, que prohíbe la publicación o circulación de cualquier comunicado, rumor o informe con la intención de causar "miedo o alarma pública".

Según la Asociación de Asistencia para Prisioneros Políticos en Birmania, la citada ley es usada contra activistas y opositores a raíz de la abierta interpretación de la norma que utiliza términos como "ofensa contra el Estado" o "la tranquilidad pública".

Organizaciones en favor de los derechos humanos denuncian que el Gobierno de Birmania, liderado de facto por la premio nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, utiliza las leyes para asfixiar la libertad de expresión e información.

A principios de septiembre, dos periodistas birmanos fueron condenados a siete años de prisión por vulnerar la ley de secretos oficiales mientras investigaban una matanza perpetrada contra miembros de la minoría rohinyá, etnia no reconocida por las autoridades.

Los reporteros Wa Lone y Kyaw Soe Oo de Reuters, detenidos el 12 de diciembre de 2017 con documentos supuestamente confidenciales que les acababan de entregar unos policías, se consideran víctimas de una trama montada por los cuerpos de seguridad.

El suceso que investigaban en el momento de su detención está relacionado con la campaña de castigo que inició el Ejército birmano tras el ataque del grupo insurgente Ejército Salvación Rohinyá de Arakan (ARSA) a varios puestos policiales el 25 de agosto de 2017. 

Desde entonces, cerca de 725.000 rohinyás, una minoría mayoritariamente musulmana, han huido a la vecina Bangladesh, donde viven hacinados en extensos campos de refugiados atendidos por la ONU y oenegés, una crisis que está minando la imagen del Gobierno de Suu Kyi.