Mundo 26/07/2014 - 12:01 a.m. sábado 26 de julio de 2014

Tragedia de Air Algérie no dejó supervivientes, pero sí familias diezmadas

La compañía Swiftair informó ayer del hallazgo de los restos de la aeronave en Mali sin supervivientes 

Imagen que muestra los restos del avión en Malí. / Fuerzas Armadas francesas | AFP
Fuerzas Armadas francesas | AFP

Imagen que muestra los restos del avión en Malí.

EFE
online@laestrella.com.pa

La compañía Swiftair informó ayer del hallazgo de los restos de la aeronave en Mali sin supervivientes y aseguró que, por el momento, es demasiado pronto para hablar sobre las causas del accidente.

La compañía, que no facilita la identidad de los seis miembros españoles que formaban parte de la tripulación, expresó en un comunicado su pésame y las condolencias para con los familiares de los pasajeros y de la tripulación a bordo del vuelo de Air Algerie.

Por su parte, el presidente francés François Hollande indicó que fue encontrada una caja negra del avión ‘Una caja negra fue recuperada y encaminada hacia la ciudad maliense de Gao’, precisó el presidente en una breve declaración televisada. Añadió que son estudiadas todas las hipótesis sobre las causas del accidente, en particular meteorológicas.’Los soldados franceses que están ya allí han asegurado el lugar y procedido a las primeras investigaciones’, dijo.

FAMILIAS DIEZMADAS

Una pareja de octogenarios franceses, murieron junto a ocho de sus familiares en el trágico accidente.

‘Es una noticia brutal. Borró de la faz de la tierra a toda una familia. Es una tragedia’, declaró Patrice Dunand, alcalde de Gex, una ciudad al este de Francia donde residían Eric y Estelle, una pareja muy implicada en la vida asociativa.

Los familiares de los 118 fallecidos en el accidente de Malí también están destruidos. Entre las víctimas de 15 nacionalidades diferentes figuran 54 franceses y 23 burkineses, así como libaneses, alemanes o españoles.

Jean-Marie Rauzier, un jubilado de 70 años, se encontraba en misión humanitaria desde el 23 de mayo en Koudougo, donde ayudaba a los jóvenes a prepararse para los exámenes, en el marco de un proyecto de la asociación francesa ‘Camélia Burkina’.

En la región de Nantes (oeste de Francia), unas flores a la puerta de su domicilio recordaban a la familia Ouedraogo, de origen burkinés. ‘A bordo del avión, viajaban mi hermano, su mujer y sus cuatro hijos, así como un sobrino’, explicó Amadou Ouedraogo, quien vive también en la misma región. ‘Habían hecho un esfuerzo para que los hijos descubrieran sus raíces y mira...’, añadió.

‘Era mi mejor amigo, mi hermano’, dijo con la voz entrecortada Jean-Jacques Dupré, un farmacéutico de Guéret (suroeste de Francia), sobre su asociado Bertrand Gineste, quien falleció en este accidente con su esposa Véronique y sus tres hijos.

Tres familias libanesas también quedaron diezmadas, cuando regresaban a su país para festejar la fiesta del Eid al Fitr, que marca el final del ramadán. Monji al Hasan perdió a su primo Radwan Jalil, a la esposa de este y a sus cuatro hijos. ‘Vivían en Burkina Faso, donde trabajaban como todos los líbaneses que huyen de las catástrofes del Líbano’, explicó Hasan.

La localidad de El Jarayeb, cerca de Tiro (sur de Líbano), parece continuar con su fatídico destino. ‘Es la capital de los accidentes de avión’, afirmó Ibtistisam, hermana de Bilal Dehaini, quien falleció junto a su mujer alemana y a sus tres hijos.

comments powered by Disqus