Mundo 17/04/2018 - 12:01 a.m. martes 17 de abril de 2018

Rusia niega acusaciones de desinformación en Siria

De acuerdo al Pentágono, hubo un incremento en la ‘desinformación' rusa tras los ataques realizados por EE.UU., Reino Unido y Francia en contra de Damasco

Manifestantes sirios salen a las calles en apoyo al gobierno de Bachar al Asad. / Youssef Badawi | EFE
Youssef Badawi | EFE

Manifestantes sirios salen a las calles en apoyo al gobierno de Bachar al Asad.

Servicios internacionales
online@laestrella.com.pa

Al mismo tiempo que Occidente defiende que Damasco es responsable de un supuesto ataque químico en Duma (Siria), sustentados por vídeos —la única evidencia del siniestro hasta la fecha—, Moscú, aliado del gobierno sirio, es acusado de emplear una estrategia de desinformación a través de sus medios de comunicación.

A la espera de que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas arribe a Duma para corroborar las pruebas sobre las que Estados Unidos, Reino Unido y Francia justificaron los bombardeos del fin de semana contra el régimen de Bachar al Asad, medios rusos como el diario Sputnik son acusados de difundir noticias falsas para lavar el rostro de Damasco.

Según el Pentágono, hubo un incremento del ‘2,000%' en desinformación rusa tras los recientes ataques contra las capacidades químicas del gobierno sirio, informa la cadena Fox News .

Dana White, vocera del Pentágono, sentenció el fin de semana que la campaña rusa de desinformación ‘había comenzado'.

No obstante, la única evidencia que sustenta la campaña militar liderada por Washington fueron unos vídeos y fotos tomados por grupos como la Defensa Civil Siria (Cascos Blancos), los cuales son apoyados por Estados Unidos.

De acuerdo al diario El País, las agrupaciones de periodistas independientes como Snopes (EE.UU.) o Bellingcat (británicos) habrían verificado la credibilidad de los vídeos y fotos compartidos por activistas sobre el terreno, lo que desacreditaría la versión rusa de que dicho ataque fue ‘orquestado' por opositores del gobierno de Al Asad.

Sin embargo, la evidencia sigue sustentándose exclusivamente sobre los vídeos compartidos en redes sociales.

La OPAQ, aún sin arribar a Duma

Los expertos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) podrán entrar en la localidad siria de Duma mañana para investigar el presunto ataque químico del pasado día 7 de abril.

Un funcionario ruso, Igor Kirillov, explicó en rueda de prensa en La Haya que la OPAQ tendrá ‘seguridad' para comenzar la investigación, después de que se haya terminado de limpiar la carretera de Damasco a Duma de las minas plantadas por los ‘terroristas'.

Bellingcat concluye señalando que ‘con base a la evidencia disponible, es muy probable que las más de 34 víctimas muertas en el ataque al edificio de apartamentos cerca de la plaza al Shuhada, murieran como resultado de un cilindro de gas lleno de gas de cloro caído de un helicóptero procedente de la base aérea de Dumayr, probablemente'.

Ciertamente todo es ‘probable', pero ¿por qué no esperar a que la OPAQ se presente en la zona donde aconteció el siniestro?

Otra evidencia utilizada en contra de Al Asad fue un comunicado emitido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en donde se aseguró la semana pasada que unas 500 personas en Duma sufrían síntomas de exposición a un ataque químico.

Lo que no se suele comunicar es que la OMS sostiene esta tesis en base a informes de ‘socios' de la organización Health Cluster.

Citado por dicho comunicado, Peter Salama, director general adjunto de la OMS para Preparación y Respuesta ante Emergencias, dijo entonces que ‘la OMS exige acceso inmediato sin obstáculos al área para proporcionar atención a los afectados, a evaluar los impactos en la salud y ofrecer una respuesta integral de salud pública'.

Lo que supone que la OMS no contaba con personal sobre el terreno en Duma, y que sus declaraciones se sostenían sobre la versión de unos ‘socios' sin identificar.

Por otro lado, medios rusos como la cadena RT insisten en señalar que los Cascos Blancos son ‘terroristas', a los que han acusado de saquear los víveres de ls víctimas hambrientas o de simular ataques para luego culpar al régimen de Damasco.

Moscú también ha señalado a Londres de estar detrás de esta organización.

El portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, afirmó que tenía pruebas de que Reino Unido presionó a los Cascos Blancos para ‘producir' una provocación.

Además, en una entrevista ante la BBC , el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, salió a negar que su país haya ‘manipulado' las pruebas del supuesto ataque químico perpetrado en la ciudad siria de Duma.

comments powered by Disqus