Mundo 15/07/2017 - 12:04 a.m. sábado 15 de julio de 2017

Informe asegura que Erdogan fraguó un ‘autogolpe'

A un año del intento de Golpe contra Recep Tayip Erdogan, un informe del Stockholm Center for Freedom afirma que el mandatario turco ‘orquestó' la intentona para justificar la represión a sus detractores

Erdogan ha recibido duras críticas por las medidas tomadas luego de la intentona. / Clemens Bilan | EFE
Clemens Bilan | EFE

Erdogan ha recibido duras críticas por las medidas tomadas luego de la intentona.

Redacción Internacional
periodistas@laestrella.com.pa

Un informe del Stockholm Center for Freedom (SCF) publicado este mes en su página web, asegura que el fallido intento de golpe de Estado en Turquía contra el presidente Recep Tayip Erdogan fue una operación de ‘bandera blanca', un autogolpe para justificar la persecución masiva de opositores a su gobierno.

De acuerdo a la versión oficial, durante la noche del 15 julio de 2016, una facción de las Fuerzas Armadas turcas iniciaron una intentona contra Erdogan, que se encontraba en ese momento en Marmaris, una ciudad costera al sudeste del país.

Tomando al inicio el control de Ankara y Estambul, los sublevado se apoderaron de puntos estratégicos, sin embargo hubo un rechazo generalizado por parte de la ciudadanía que ‘en las calles rechazaron el golpe'.

El SCF, una organización de periodistas turcos en Suecia y críticos de Erdogan, rechazan esta versión y sostiene que aquella intentona ‘no puede ser siquiera considerada como un golpe de Estado en términos militares', al señalar que el desarrollo de los hechos presenta inconsistencias incluso desde la lógica castrense.

El informe de más de 190 páginas, se sustentar en ‘datos públicos disponibles, acusaciones, testimonios de las cortes, entrevistas privadas, reseñas de opiniones de expertos militares y evidencia en general recabada por investigadores', explica el SCF.

Entre las ‘discordancias' con la narrativa oficial y los hechos, el informe describe que el golpe tuvo un dirección operativa deficiente, llegando incluso a contradecir la ‘tradición, practica y reglas en los procedimientos de los militares turcos'.

Citando fuentes oficiales, el SCF registra que unos ocho mil 651 oficiales (1.5% del total del personal militar) participaron en las acciones, cifras que no se ajustan con lo descrito por los testimonios recogidos por el estudio.

De acuerdo a estimaciones de la SCF, en estos momentos se mantiene detenidos unos 200 mil soldados bajo el mando de los generales que supuestamente participaron en la conspiración.

Otros acontecimientos ‘extraños' dentro del plano logístico fue el hecho de que se atacara objetivos sin propositos militares, el no detener a políticos que ‘deberían haber sido blancos principal', además del ‘asesinato de civiles, así como tratar de tomar las instituciones con apenas un puñado de tropas'.

Otro elemento que despierta dudas es el papel jugado por el actual jefe de la inteligencia turca, Hakan Fidan durante el Golpe.

El informe asegura que Fidan tenía conocimiento del Golpe antes de darse.

‘Sus propias declaraciones escritas enviadas al Parlamento, y sobre lo cual no fueran informados ni el primer ministro ni el presidente, refuerzan la idea de que el golpe haya sido falso' subraya el informe, y agrega ‘No hay explicación sobre por qué los oficiales, quienes son los máximos responsables de descubrir, frustrar y detener el golpe en contra del gobierno electo, hayan estado totalmente incomunicados durante aquel día, además de seguir su rutina diaria habitual incluso aún sabiendo de dicho intento'.

Abdullah Bozkurt, presidente del SCF considera que la intentona solo ‘fue la continuación de una serie de falsos positivos encubiertos durante los últimos años bajo el mandato autoritario del régimen de Erdogan' siendo este el más sangriento'.

Tras el Golpe, la SCF considera que la justicia se encuentra bajo ‘control total del gobierno', al igual que ‘la libertad de prensa y expresión están en suspenso, el Parlamento ya no funciona y los políticos de la oposición están tras las rejas'.

El informe termina afirmando que Turquía hoy es un Estado ‘no democrático gobernado por decretos' a voluntad de Erdogan.

PERSECUCIÓN Y DETENIDOS

A un año del intento de golpe, el informe de la SCF reitera que ‘el gobierno turco no ha presentado una evidencia convincente y sólida que demuestre que el movimiento de Hizmet (popularmente conocido como movimiento de Gülen) estuviera detrás del intento de golpe ya sea como un autor intelectual o material. Los testimonios fabricados y forzados'

La intentona dejó al menos 265 víctimas, unas 218 militares y policías, el resto de ellas corresponde a civiles. También unas 150 mil personas fueron despedidos de sus trabajos y unas 51 mil 889 personas enviadas a prisión bajo acusaciones de ser parte de la conspiración.

comments powered by Disqus