Mundo 09/02/2019 - 12:01 a.m. sábado 9 de febrero de 2019

Independencia catalana, una crisis sin salida

A pocos días de que dé inicio el proceso judicial contra los líderes independentistas que organizaron el referéndum de 2017, la vía dialogada propuesta por el actual Gobierno se hunde en medio de diferencias con los grupos independentistas y el rechazo de la oposición

El presidente de la Cámara Catalana, Roger Torrent (d), acompañado del presidente de la Generalitat, Quim Torra (2d). / Quique García | EFE
Quique García | EFE

El presidente de la Cámara Catalana, Roger Torrent (d), acompañado del presidente de la Generalitat, Quim Torra (2d).

Anterior Siguiente

Juan España
jespana@laestrella.com.pa

La propuesta de diálogo entre el Gobierno español, liderado por el socialista Pedro Sánchez, con los independentistas catalanes, parece haber fracasado luego que estos últimos rechazaran la fórmula de la Moncloa -sede del Ejecutivo español- de poner en marcha una mesa de partidos, mientras se acerca cada vez más el juicio contra los líderes catalanes que organizaron el referéndum del 1 de octubre de 2017, programado para el 12 de febrero.

Según desveló la vicepresidenta, Carmen Calvo, si bien la negociación bilateral entre ambas administraciones sigue abierta, queda en vía muerta la concesión hecha por el Gobierno socialista a los independentistas, los cuales habían pedido incluir a partidos catalanes en el Congreso de los Diputados y no solo en el Parlament.

No solo esto, el Gobierno español también había concedido otra reivindicación de los independentistas: la de incluir la figura de ‘una persona encargada de facilitar los trabajos'. Sin embargo, estos partidos catalanes también exigen el referéndum de autodeterminación, algo que la Moncloa no está dispuesto a conceder, según reporta el diario español El Periódico .

‘No podemos dar muchas más vueltas sobre un referéndum de autodeterminación que es inaceptable. El Gobierno traza sus propias posibilidades, si de ahí no salimos, no podemos avanzar', indicó Calvo. A pesar de ello, la política española se mantiene firme en que solo ‘una salida política' puede resolver la ‘crisis política catalana'.

También defendió la figura del relator, quien según sus palabras ‘no es un observador internacional' ni un mediador, sino que se trata de alguien que ‘ayude' a que el diálogo entre el Gobierno español y los independentistas permita acabar con la larga crisis catalana.

En total se trataban de 21 exigencias, que el jefe del Gobierno catalán, Quim Torra, entregó a Sánchez, durante una reunión que tuvo lugar el pasado 20 de diciembre en Barcelona.

Entre algunas de las exigencias se encontraba la necesidad de una ‘mediación internacional', respetar la ‘soberanía de las instituciones catalanas', así como investigar los ‘abusos policiales y económicos contra el pueblo de Cataluña'.

TORMENTA POLÍTICA

Aunque la Moncloa no concederá el referéndum a los independentistas, el que haya aceptado la figura del relator provocó una tormenta política en el país europeo, causando que la oposición de derecha acusara al Ejecutivo socialista de ‘traición', a la vez que ha convocado para mañana una manifestación en contra de esta decisión, informa la agencia Efe .

Es jefe de la ONU desde el 1 de enero del año 2007. Asumió en remplazo de Kofi Annan. Lleva dos periodos continuos al frente de esta organización.
Nació en Corea del Sur e inició su vida diplomática en su país, donde llegó a ser Ministro de Relaciones.

Los líderes del Partido Popular, Pablo Casado, y del liberal Ciudadanos, Albert Rivera, convocaron la concentración para repudiar la postura del actual Ejecutivo español. ‘No descarto nada contra Sánchez por su alta traición a España', afirmó Casado, quien suspendió un viaje que tenía programado para Grecia por las concesiones hechas a los partidos independentistas. A su vez, consideró ‘lamentables' las justificaciones que ha dado Calvo al proceso.

‘Lo que hemos visto desde el mes de agosto es la rendición del Estado', asegura Casado, el cual no excluye una moción de censura contra Sánchez si no hay un adelanto electoral inmediatamente.

Cabe recordar que Sánchez accedió al Gobierno el 1 de junio de 2018 tras ganar una moción de censura contra el anterior gobernante español, Mariano Rajoy (del Partido Popular), quien tras llegar al poder prometió ‘diálogo dentro de la ley' para resolver la crisis catalana.

Por su parte, Rivera ha pedido que Sánchez comparezca ante el Congreso por dicha concesión. ‘Hay que frenar a Sánchez', afirmó el líder de Ciudadanos, quién rechaza que se ponga en marcha lo que él denominó la ‘mesa de la vergüenza', en referencia al diálogo abierto por el Gobierno español con los independentistas.

Pero no solo la derecha ha reaccionado así, hay incluso malestar entre las propias filas de la formación de Sánchez. Uno de los líderes más destacados, el presidente de la región de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, solicitó una reunión del Consejo Territorial del PSOE.

EL ‘PROCÉS'

Todos estos movimientos tienen lugar pocos días antes del inicio del juicio en Madrid a los doce dirigentes independentistas catalanes por su intento secesionista de 2017.

Inicialmente la defensa de los dirigentes catalanes había pedido aplazar el juicio, sin embargo esta exigencia fue rechazada.

Otra medida que la defensa planteó para aplazar el proceso fueron alegaciones sobre la vulneración del derecho de los procesados, luego de su traslado de una prisión catalana a una situada en Madrid, traslado que tuvo lugar el 1 de febrero.

Los procesados son Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Turull, Josep Rull, Joaquim Forn, Jordi Sànchez, Jordi Cuixart, Carme Forcadell y Dolors Bassa. Las primeras sesiones se extenderán del 12 al 21 de febrero y luego de estas sesiones se tomará la declaración a los testigos (entre los que figura el exmandatario Mariano Rajoy).

Pese a ello y bajo el lema ‘La autodeterminación no es ningún delito', los partidos independentistas no pretenden dar tregua y seguirán presionando por su causa. En este sentido, el presidente del Parlament, Roger Torrent, ha leído una declaración recientemente en apoyo a los procesados, en donde ha invocado el derecho a la autodeterminación catalana y reclamando una solución ‘política' al conflicto.

Rodeado de los miembros del Govern y de diputados de las formaciones independentistas (JxCat, ERC, los ‘comuns' y CUP), Torrent aseguró que la ‘represión no acabará con la voluntad inmensamente mayoritaria de los catalanes de ejercer el derecho a la autodeterminación'.

comments powered by Disqus