Mundo 15/04/2019 - 6:27 p.m. lunes 15 de abril de 2019

Incendio envuelve a la catedral de Notre Dame en París

La catedral del siglo XII alberga obras de arte de valor incalculable y es una de las atracciones turísticas más famosas del mundo

Incendio envuelve a la catedral de Notre Dame en París

Anterior Siguiente Fotos Previas Fotos Próximas

AP

Un incendio catastrófico envolvió el lunes las secciones altas de la catedral de Notre Dame en París mientras se realizaban renovaciones, poniendo en riesgo uno de los mayores tesoros arquitectónicos del mundo occidental ante la mirada atónita de turistas y parisinos.

El incendio derribó la aguja de la catedral y se extendió hacia una de sus emblemáticas torres rectangulares, pero el jefe de bomberos de París, Jean-Claude Gallet, dijo que la estructura del recinto se había salvado gracias a que lograron impedir que las llamas se extendieran al campanario norte.

La catedral del siglo XII alberga obras de arte de valor incalculable y es una de las atracciones turísticas más famosas del mundo, inmortalizada en la novela de Victor Hugo “Nuestra Señora de París” de 1831.

Aún se desconoce la causa del incendio, pero la prensa francesa informó que una brigada de bomberos de París indicó que el fuego “podría estar ligado” a un proyecto de renovación de 6,8 millones de dólares (6 millones de euros) en la aguja de la iglesia, que cuenta con 250 toneladas de plomo. La fiscalía descartó que se trate de un incendio provocado o que tenga posibles móviles relacionados con el terrorismo, e indicó que lo estaba considerando un accidente.

Mientras la aguja caía, el cielo se iluminaba de naranja por las llamas que salían del techo detrás de la nave de la catedral, uno de los lugares más visitados del mundo. Cientos de personas abarrotaron los puentes alrededor de la isla en la que se ubica la estructura, observando incrédulas las enormes columnas de humo. En declaraciones vertidas junto al viceministro del Interior Laurent Nunez el lunes por la noche, el jefe de bomberos Gallet dijo que “dos terceras partes del techo están destrozadas”, e indicó que trabajarían toda la noche para enfriar el edificio.

Por la noche había indicios de que el fuego estaba cediendo, ya que podían verse luces en las ventanas de la fachada de la catedral, aparentemente de investigadores que inspeccionaban.

El incendio ocurrió a menos de una semana de las conmemoraciones de Pascua y la Semana Santa. Mientras la catedral ardía, los parisinos se reunieron para orar y entonar himnos frente a la iglesia de Saint Julien Les Pauvres, al otro lado del río frente a Notre Dame, mientras las llamas iluminaban el cielo detrás de ellos.

El presidente de Francia Emmanuel Macron le dio al incendio trato de emergencia nacional, acudiendo al lugar y sosteniendo reuniones en los cuarteles de la policía de París. El arzobispo parisino Michel Aupetit convocó a los sacerdotes de toda Francia a tañer las campañas de sus parroquias para exhortar a la oración por la querida catedral de la capital francesa.

El vicealcalde parisino Emmanuel Gregoire señaló que los servicios de emergencia intentan rescatar algunas de las famosas obras de arte que alberga la catedral.

Construida entre los siglos XII y XIII, Notre Dame es la catedral gótica más famosa de la era medieval, así como una de las estructuras más queridas del mundo. Ubicada en Ile de la Cité, una isla sobre el Río Sena, la arquitectura de la catedral es reconocida por, entre otras cosas, sus gárgolas y arbotantes.

Entre las obras de arte más reconocidas en su interior están sus tres rosetones, ubicados a lo alto de las caras oeste, norte y sur de la estructura. Sus invaluables tesoros también incluyen una reliquia católica: la corona de espinas, que sólo se exhibe de manera ocasional, incluidos los viernes durante la Cuaresma.

La historiadora francesa Camille Pascal dijo a la televisora BFM que el incendio marcó “la destrucción de una herencia invaluable”.

“La catedral ha vigilado a París por 800 años”, dijo Pascal. “Eventos felices y desafortunados durante siglos han quedado marcados por las campanas de Notre Dame”.

“Sólo podemos horrorizarnos por lo que vemos”, agregó.

La alcaldesa de París Anne Hidalgo dijo a través de Twitter que los bomberos aún intentaban contener las llamas e hizo un llamado a los ciudadanos a respetar el perímetro de seguridad que se instaló alrededor de la catedral.

Hidalgo señaló que las autoridades de París están en comunicación con la diócesis local.

Rápidamente surgieron reacciones en todo el mundo. El Vaticano emitió un comunicado en el que expresó su conmoción y tristeza por “el terrible incendio que ha devastado la catedral de Notre Dame, símbolo del cristianismo en Francia y el mundo”.

En Washington, el presidente Donald Trump tuiteó: “Horrible observar el enorme incendio en la catedral de Notre Dame en París”, y sugirió que los bomberos utilizaran “aviones cisterna” para apagarlo.

El cardenal Timothy Dolan, arzobispo de Nueva York, dijo que estaba orando “¡para pedir la intercesión de Notre Dame, nuestra Señora, por la catedral en el corazón de París, y de la civilización, ahora en llamas! Dios cuide esta espléndida casa de oración, y proteja a los que combaten el fuego”.

comments powered by Disqus