Mundo 08/10/2018 - 11:50 a.m. lunes 8 de octubre de 2018

El fracaso del referendo presiona a los grandes partidos y la Iglesia rumana 

Sólo un 21% de los casi 19 millones de ciudadanos con derecho a voto acudieron a las urnas para participar en la consulta contra el matrimonio gay

La consulta fue impulsada por la Coalición para la Familia. / EFE
EFE

La consulta fue impulsada por la Coalición para la Familia.

EFE
online@laestrella.com.pa

La Iglesia ortodoxa y los dos grandes partidos de Rumanía, el socialista PSD y el conservador PNL, se encuentran bajo presión por el fracaso, debido a la alta abstención, del referendo celebrado este fin de semana para vetar cualquier posibilidad de que los homosexuales puedan casarse.

Sólo un 21% de los casi 19 millones de ciudadanos con derecho a voto acudieron a las urnas este fin de semana para participar en la consulta impulsada por la Coalición para la Familia, una plataforma de grupo conservadores y religiosos, y apoyado por las directivas de los dos grandes partidos y la Iglesia ortodoxa.

Al no alcanzar el 30% de participación, el referendo ha sido declarado inválido.

Entre quienes fueron a votar, el 91.5% apoyó la propuesta de modificar la Constitución rumana para que el matrimonio quedara definido como la unión de un hombre y una mujer.

Tanto el líder del gubernamental PSD, Liviu Dragnea, como el del PNL, Ludovic Orban, se encuentran ahora bajo creciente presión en sus partidos, por haber apostado por una consulta que ha sido boicoteada por casi un 80% del electorado.

Robert Negoita, alcalde socialdemócrata de uno de los distritos de Bucarest, acusó hoy a Dragnea de estar "alejado de la realidad" y argumentó que alguien que se ha alejado tanto de sus votantes no debe seguir al frente del partido.

Dragnea, que no puede ser primer ministro por haber sido condenado por corrupción, afronta desde hace semanas duras críticas en el seno de su propio partido por dirigirlo hacia posiciones populistas, enfrentadas a la Unión Europea (UE).

En el PNL, por su parte, varios barones también acusaron a Orban, quien había hecho campaña a favor de la "familia tradicional", de haberse alejado de sus votantes.

Dan Barna, presidente de la Unión Salvad Rumanía, el único de los grandes partidos que se opuso al referendo, ha pedido la dimisión del Ejecutivo por haber "malgastado 40 millones de euros de dinero público en una fantasía".

Mientras, la Coalición para la Familia, que forzó la votación tras reunir más de tres millones de firmas, anunció hoy su disolución.

La poderosa Iglesia Rumano Ortodoxa, por su parte, también tuvo que reconocer el fracaso del referendo y asumir que el peso de la religión en la sociedad es menor del esperado.

En un comunicado, en el que afirma que "respeta y analiza" el resultado, la Iglesia acepta que la consulta ha ofrecido "la posibilidad de conocer el grado de secularización de la actual sociedad rumana".

Algunos analistas han interpretado el fracaso del referendo como un castigo del electorado al socialista PSD.

"La abstención fue una manera de castigar al PSD por todos los derrapes de los últimos años, desde la insistencia en modificar la Justicia hasta la desastrosa gestión de la crisis de peste porcina, que ha afectado directamente al electorado rural", señala a Efe Cristian Pantazi, analista del portal G4.media.ro.

Además, opinó que, al no haber planes a corto plazo de cambiar la legislación para permitir el matrimonio gay, los votantes conservadores no han tenido la urgencia de participar en la consulta.

Otros expertos sostienen que la sociedad rumana es mucho menos conservadora de lo que se cree. 

Así opina el sociólogo Daniel David, quien argumenta que los rumanos tienen "alergia a la concentración de poder social", lo que ha generado "una reacción psicológica contra las autoridades", que se ha manifestado en hacer lo contrario de lo que le piden.

Robert Ratiu, presidente de MozaiQ, una ONG de defensa de los derechos de los homosexuales, aseguró a Efe que tras el fracaso del referendo el Gobierno está obligado a legalizar urgentemente las uniones civiles entre personas del mismo sexo.

comments powered by Disqus