Mundo 10/02/2019 - 12:00 a.m. domingo 10 de febrero de 2019

¿Está más cerca la paz con la segunda reunión Kim-Trump?

Como una nueva oportunidad para la paz en la península coreana, los líderes de EE.UU. y Corea del Norte volverán a encontrase en una nueva etapa de negociaciones en la que ambas partes estarán obligadas a ceder para poder avanzar

La segunda cumbre entre Kim Jong- Un y Donald Trump, se celebrará el próximo 27 y 28 de febrero en la ciudad de Hanoi, Vietnam. / Kevin Lim | EFE
Kevin Lim | EFE

La segunda cumbre entre Kim Jong- Un y Donald Trump, se celebrará el próximo 27 y 28 de febrero en la ciudad de Hanoi, Vietnam.

Juan Alberto Cajar B.
juan.cajar@laestrella.com.pa

Con un nuevo anuncio rimbobante, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, confirmó esta semana que volverá reunirse con el líder norcoreano, Kim Jong-un, en la ciudad vietnamita de Hanoi este 27 y 28 de febrero.

Una segunda cumbre que podría materializarse en un avance en la desnuclearización de la península coreana.

Un objetivo complejo ante las preocupaciones de Piongyang de abandonar su arsenal nuclear sin garantías de paz, las aparentes contradicciones en la estrategia de Washington.

‘Mis representantes acaban de irse de Corea del Norte tras una reunión muy productiva y un acuerdo sobre el lugar y la fecha para la segunda cumbre con Kim Jong-un', afirmó este viernes el mandatario estadounidense en su cuenta de Twitter , donde incluso dijo que bajo el liderazgo de Kim ‘Corea del Norte se convertirá en una gran potencia económica'.

‘Bajo el liderazgo de Kim Jong-un, Corea del Norte se convertirá en una gran potencia económica',

DONALD TRUMP

PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS

Ciertamente, el solo hecho de que la crisis se haya canalizado a través las negociaciones, da un respiro para el mundo, luego de que en 2017 ambos jefes de Estado se amenazaran mutuamente de desatar la guerra con sus respectivas armas atómicas.

Pese a las señales de diálogo y los elogios tuiteros de Trump, el pasado 17 de enero la Casa Blanca calificó a Corea del Norte como una amenaza continua y ‘extraordinaria' al presentar su renovada estrategia armamentista, poco más de siete meses después de que el jefe de la Casa Blanca declarara que el Gobierno norcoreano ya no era una amenaza.

De acuerdo al informe sobre Defensa de Misiles, Piongyang se mantiene en la lista de los países ‘peligrosos' para Estados Unidos, junto a con sus tradicionales enemigos: Irán, Rusia y China.

En tanto, las duras sanciones impuesta al Gobierno y la economía norcoreana aún no se han levantado, lo que las deja como posible fichas de negociaciones para la próximas conversaciones en Hanoi.

En el plano intercoreano, la situación parece más favorable, luego de haberse celebrado la histórica cumbre entre el presidente del Sur, Moon Jae-in y su homólogo del Norte en abril del 2018, seguidas posteriormente por otros dos encuentros en mayo y septiembre del mismo año.

Al respecto, en declaraciones hechas el pasado enero y recogidas por la agencia Yonhap , Moon hizo un llamado a Corea del Norte para que tome ‘pasos audaces' hacia la desnuclearización como condición para aliviar las sanciones.

Aunque Piongyang ha manifestado que su iniciativa de desmantelamiento de su programa nuclear no difiere de lo propuesto por la comunidad internacional, no existe todavía consenso sobre cómo y en qué condiciones tendrá lugar el desarme. Tampoco quién será el primero en el proceso que dará el primer paso al momento de ceder posiciones.

Convertida en su principal baza de maniobra, es poco probable que el Gobierno de Kim desista de sus misiles nucleares mientras se considera amenazado por la política de Estados Unidos en la región. Un panorama complicado aún más por la guerra comercial entre EE.UU. y China, principal aliado de Kim.

Igualmente, Corea del Norte no ha dejado de considerar una agresión las maniobras militares de Seúl y Washington a las puertas de su territorio; de allí que estos fueron suspendidos temporalmente mientras transcurren las negociaciones tripartitas.

Al mismo tiempo, el Pentágono ha reforzado su presencia militar en Corea del Sur, con una inversión de más de 10 mil millones de dólares en la base de Pyeongtaek (suroeste del país), una de la más grandes de este país en el Lejano Oriente.

Asimismo, EE.UU. permanece en territorio surcoreano, según datos oficiales, con al menos unos 27 mil efectivos.

La Casa Blanca ha dicho que la presencia de este considerable número de tropas, está fuera de discusión en cualquier cumbre.

comments powered by Disqus