Mundo 07/02/2018 - 2:54 p.m. miércoles 7 de febrero de 2018

Entusiasmo y frustración por la mayor nevada en París en décadas

Las carreteras también sufrieron las consecuencias de la nevada, con atascos que ayer alcanzaron los 730 kilómetros

Una ola fría e intensa nevada afectó París y sus áreas circundantes. / Xinhua
Xinhua

Una ola fría e intensa nevada afectó París y sus áreas circundantes.

Anterior Siguiente Fotos Previas Fotos Próximas

EFE
online@laestrella.com.pa

Parisinos y turistas recibieron hoy con entusiasmo o frustración la mayor nevada en 30 años en la capital francesa, que provocó grandes atascos y retrasos en los vuelos, al tiempo que llenó la ciudad de un manto blanco digno de fotografiar.

París, al igual que el resto de la región de Île de France, sigue hoy en alerta naranja por el hielo y la nieve y en algunos puntos de la capital llegaron a acumularse hasta doce centímetros de nieve, el mayor espesor registrado desde 1987.

"Desde hace tres días estamos así, así que nos hemos venido a hacer fotos", relató a EFE Raid, un habitante del norte de París que decidió acercarse a Trocadéro, el icónico mirador con vistas privilegiadas de los campos de Martes nevados y de la torre Eiffel, que ayer cerró por el mal tiempo.

Como él, muchos parisinos y turistas salieron a la calle a fotografiar un paisaje que no están acostumbrados a ver en la capital.

Las grandes avenidas del centro de París, normalmente colapsadas por el tráfico, estuvieron hoy casi desiertas de tráfico, más llenas de peatones que de automóviles privados, ya que debido al temporal muchos optaron por dejar el coche en casa.

La nevada provocó alteraciones sobre todo en transportes públicos como los autobuses, que apenas circularon por el área metropolitana, o los trenes, que acumularon anulaciones y retrasos obligados a ralentizar su velocidad.

Las carreteras también sufrieron las consecuencias de la nevada, con atascos que ayer alcanzaron los 730 kilómetros, y hoy la ministra francesa de transportes, Elisabeth Borne, recomendó no tomar el coche para desplazarse.

Raid explicó que a pesar la falta de autobuses "el metro y el tranvía funcionaron bien", por lo que él pudo llegar a su trabajo en Porte de Montreuil (al este de París) sin problemas.

Sin embargo, lamentó que algunos de sus conocidos que tenían que trasladarse de la periferia al centro no tuvieron la misma suerte.

"El tráfico se ha suspendido en las carreteras pero me alegra ver la nieve, porque aquí no estamos acostumbrados", contó otro parisino que hoy posaba junto a un improvisado muñeco de nieve hecho por varios turistas en Trocadéro.

Ese mirador, parada obligada para quienes buscaba una buena imagen de la torre Eiffel, se tiñó de un manto blanco y de peligroso hielo, por lo que los turistas tenían que esforzarse para caminar sin resbalar.

Una de estas turistas, procedente de una región de Brasil muy próxima al Amazonas, aseguró que la nieve cambió su visita para mejor, ya que "ha hecho la ciudad todavía más bonita", como comprobó en el Museo del Louvre y el Arco del Triunfo, a los que pudo llegar en metro sin incidentes.

El temporal también transformó la basílica del Sacre Coeur, en el barrio de Montmartre (norte de París), donde hoy varias personas se dieron cita para esquiar, aprovechando que la colina en la que se encuentra el monumento estaba vacía y llena de nieve.

Las inclemencias del tiempo también se sintieron en los supermercados parisinos, que recibieron sus mercancías más tarde de lo habitual, debido a que los camiones no pudieron circular con normalidad.

Tras la nieve, esta noche los servicios meteorológicos anuncian heladas y temperaturas bajo cero en toda la región de Ile de France.

comments powered by Disqus