Mundo 14/11/2017 - 10:57 a.m. martes 14 de noviembre de 2017

Duterte se opone a que cuestionen su 'guerra antidrogas'

Según datos del gobierno filipino la guerra contra las drogas ha dejado más de seis mil muertos, la mayoría supuestos drogadictos 

Duterte se convirtió en presidente de Filipinas en 2016. / EFE
EFE

Duterte se convirtió en presidente de Filipinas en 2016.

EFE
online@laestrella.com.pa

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, afirmó hoy en Manila que no permitirá que un extranjero cuestione su "guerra contra las drogas", tras reunirse en Manila con líderes de todo el mundo, entre ellos el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump.

Preguntado sobre si Trump u otros de sus homólogos le mencionaron la campaña antidrogas en sus múltiples encuentros bilaterales, Duterte respondió que "solo responde a los ciudadanos de la República de Filipinas" sobre este polémico tema, al asegurar que los extranjeros desconocen la realidad del país.

"¿Por qué no investigan primero y descubren la verdad?", espetó el mandatario, quien negó la existencia de ejecuciones extrajudiciales por parte del Gobierno, durante la rueda de prensa que clausuró la cumbre de dos días de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

La "guerra contra las drogas" ha dejado, según datos oficiales, seis mil muertos, de ellos casi cuatro mil supuestos drogadictos o traficantes abatidos por la policía, desde que el político llegó al poder en junio del año pasado.

Varias organizaciones internacionales pidieron denunciar la situación a los líderes que se reunieron con Duterte en Manila, entre ellos el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, conocidos por sus posiciones activas en favor de los derechos humanos.

En el encuentro de ayer entre Duterte y Trump, ambos se comprometieron a defender la vida y los derechos humanos en términos generales, y el presidente filipino explicó al estadounidense los logros de la "guerra antidrogas", al haber reducido en casi la mitad los delitos en el país.

La cumbre de Manila ha reunido a los líderes de los países de la ASEAN -Birmania (Myanmar), Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam- además de presidentes o primeros ministros de EE.UU., China, Corea del Sur, Japón, la India, Rusia, Canadá, Australia y Nueva Zelanda, junto a máximos responsables de la UE y la ONU.

Duterte ha entregado el mando de la ASEAN a Lee Hsien Loong, primer ministro de Singapur, que asumirá la presidencia rotatoria del grupo en 2018. 

comments powered by Disqus