Mundo 05/11/2018 - 8:51 a.m. lunes 5 de noviembre de 2018

Cuatro expresidentes se verán las caras en las presidenciales de Madagascar

Según un estudio de 2016 del investigador Manuel Wally, de la Universidad de Londres, la campaña de Rajaonarimampianina en 2013 fue la más cara del mundo

 / Redes Sociales
Redes Sociales

EFE
online@laestrella.com.pa

Un total de 36 candidatos aspiran a la Presidencia de Madagascar en las elecciones de este miércoles, 7 de noviembre, entre ellos cuatro exjefes de Estado, en unos comicios que buscan poner fin a la profunda crisis política del país.

Además del último presidente, Hery Rajaonarimampianina, que dimitió a principios de septiembre para poder optar a su reelección, concurren a la cita electoral los exmandatarios Andry Rajoelina, Marc Ravalomanana y Didier Ratsiraka.

Los analistas apuntan como grandes favoritos a los tres primeros y dejan fuera de la lista a Ratsiraka, así como al resto de los 32 candidatos que aparecerán en la papeleta de voto.

Estos últimos no cuentan con la influencia o los recursos económicos suficientes para desarrollar una campaña electoral de éxito, una ventaja de la que sí disponen los exjefes de Estado.

Según un estudio de 2016 del investigador Manuel Wally, de la Universidad de Londres, la campaña de Rajaonarimampianina en 2013 fue la más cara del mundo, con un coste de 21,50 dólares por voto ganado; y superó a las de Hillary Clinton y Donald Trump en 2016 en EEUU.

No obstante, Rajaonarimampianina, de 59 años y que llegó al poder tras los comicios de 2013, acude debilitado a la cita electoral como consecuencia de la crisis política con la oposición, que exigió a finales de abril de este año su dimisión, después de que al menos cuatro personas murieran en una manifestación en Antananarivo.

Esa violencia empujó al Tribunal Constitucional a ordenarle que nombrase un nuevo Gobierno y convocara comicios anticipados, aunque Rajaonarimampianina sólo renunció, según estipula la Constitución, para poder optar a una reelección.

Contable de profesión y exministro de Finanzas, el líder del partido Nuevas Fuerzas para Madagascar ha logrado en los últimos años restablecer las relaciones con la Unión Europea (UE).

Su gran promesa es mejorar la economía y, durante su mandato, ha logrado avances, pues -según las predicciones del Fondo Monetario Internacional (FMI)- se espera que aquella crezca este año un 5 %, el nivel más alto desde el golpe de Estado de 2009.

Sin embargo, la mayor parte de la población malgache continúa sumida en la miseria, y más del 77 % de los ciudadanos vive con menos de dos dólares al día, según datos del Banco Mundial (BM).

Otros de los favoritos en la carrera electoral es el expresidente Rajoelina (2009-2014), un antiguo pinchadiscos que asumió la Presidencia tras el golpe de Estado de 2009 contra Ravalomanana bajo el cargo de presidente de la "Alta Autoridad de la Transición".

Durante su mandato, se aprobó en noviembre de 2010 una nueva Constitución que inauguró la IV República, aunque su Gobierno sufrió el ostracismo internacional y fue suspendido en la Unión Africana (UA) y la Comunidad de Desarrollo del África Meridional (SADC).

En la campaña electoral, Rajoelina, de 44 años y líder del partido Jóvenes Malgaches Dispuestos (TGV, en sus siglas malgaches), prometió combatir la corrupción y aplicar un plan de desarrollo de infraestructuras, entre otros puntos de su programa electoral.

Ravalomanana (2002-2009), a su vez, figura como un sólido candidato a la victoria en las urnas, después de que fuera depuesto en el golpe de 2009 pese a ser considerado por muchos como el líder malgache más exitoso en términos de democracia, crecimiento y Estado de derecho.

El político, de 68 años y fundador del partido Yo amo a Madagascar (TIM, por sus siglas en malgache), es conocido por los isleños como "el lechero", ya que posee la principal empresa de productos lácteos del país.

Este millonario fue destituido en 2009 tras semanas de sangrientas protestas y luchas de poder, así como de la toma de edificios estatales por parte de militares contrarios a su Gobierno.

Exiliado en Sudáfrica desde marzo de ese año, Ravalomanana anunció en diciembre de 2012 que no concurría a las elecciones presidenciales de 2013 a fin de facilitar una solución para el país, aunque se postuló más tarde para los actuales comicios.

El líder de TIM sostiene que el país sólo ha retrocedido desde su abrupto desalojo del poder y ha prometido revertir la situación.

El cuarto expresidente en liza es Didier Ratsiraka (1975-1993 y 1997-2002), de 82 años, que dejó el país en 2003 acusado de robar cerca de ocho millones de dólares de dinero público y se exilió durante años en Francia, de donde volvió en 2011.

Conocido por el apodo "Deba", que significa "Gran Hombre", Ratsiraka lidera la formación Asociación por el Renacimiento de Madagascar (AREMA) y ha prometido "servir al país hasta la muerte", tras dirigir la excolonia francesa dos veces.

Las elecciones de este miércoles se celebran en un contexto convulso precedido por irregularidades, protestas violentas y una población hastiada que se encuentra entre las más pobres del mundo.

La primera vuelta está prevista para este miércoles y si, como es probable, ningún candidato obtiene la mayoría absoluta, la segunda será el 19 de diciembre. 

comments powered by Disqus