Mundo 11/10/2018 - 12:00 a.m. jueves 11 de octubre de 2018

Ankara indaga el paradero de periodista saudí crítico de Riad

Las autoridades turcas investigan la actuación de quince agentes saudíes que podrían ser responsables de la desaparición del comunicador Jamal Khashoggi

El presidente de EE.UU., Donald Trump, se ha mostrado preocupado por los sucesos. / He Canling | Xinhua
He Canling | Xinhua

El presidente de EE.UU., Donald Trump, se ha mostrado preocupado por los sucesos.

Servicios internacionales
online@laestrella.com.pa

El Gobierno turco aumentó la presión sobre Arabia Saudí, luego de que la policía turca comenzara a indagar sobre el papel de un supuesto comando saudí de quince agentes, en la desaparición del periodista crítico Jamal Khashoggi en el consulado saudí en Estambul, el pasado 2 de octubre.

Según el diario Sabah , la desaparición del reportero, que acudió a la legación diplomática en Estambul para unos trámites burocráticos, está vinculada con la llegada a esa misma ciudad de un equipo de quince saudíes que permanecieron sólo unas horas en la ciudad turca.

La semana pasada, amigos de Khashoggi aseguraron tener la certeza de que el periodista fue asesinado en el consulado, e incluso de que su cadáver fue troceado y sacado en maletas, pero el Gobierno turco no ha comentado oficialmente esas acusaciones.

El próximo paso es el registro por parte de la Policía turca del consulado, que ayer dio el visto bueno, según la cadena turca NTV .

Mientras tanto, la prensa turca reconstruye los pasos del comando sospechoso y del periodista, que venía con frecuencia a Estambul, donde vive su pareja, Hatice Cengiz.

TRAS LAS HUELLAS

El 28 de septiembre pasado, Khashoggi entró por primera vez en el consulado para solicitar un documento relativo a su divorcio en Arabia Saudí, necesario para poder casarse en Turquía con su actual pareja.

Tras ser informado de que el papel estaría listo en una semana, Khashoggi voló a Londres, regresó a Estambul el 1 de octubre y acudió el martes 2 al consulado, en el que entró a las 13:14 horas, mientras que Cengiz lo esperaba fuera del recinto.

Ese mismo día aterrizaron en el aeropuerto de Atatürk dos aviones del tipo Gulfstream, con las matrículas HZ-SK1 y HZ-SK2, registrados en la empresa privada saudí Sky Prime.

Los aviones, provenientes de Arabia Saudí, regresaron a ese país tras estar en Turquía unas catorce y cuatro horas, respectivamente, informa la agencia Anadolu .

En el primer avión viajaron nueve ciudadanos saudíes, entre ellos un forense militar llamado Salah Mohamed Tugaiby, según asegura la prensa turca, que ha publicado fotografías de las aeronaves y de todos los integrantes del equipo, identificados con nombres, apellidos y año de nacimiento.

MISTERIO

Los amigos de Jamal Khashoggi aseguran que este fue troceado y sacado en maletas del consulado saudí en Estambul.

Los responsables del asesinato formaban parte de un comando de quince agentes saudíes.

Khashoggi era cercano a la monarquía saudí, pero se ha distanciado de ésta.

A este equipo se unieron otros seis saudíes que llegaron en diferentes vuelos de línea y se hospedaron en un hotel distinto.

Seis integrantes del equipo regresaron en el primer avión, siete en el segundo, y dos volaron más tarde en un vuelo regular.

El equipaje de los viajeros fue escaneado de forma rutinaria, sin que se detectaron anomalías, lo que, en principio, descartaría que transportaran el cuerpo del reportero, señala un informe policial citado por el diario Sabah .

Por otra parte, consta que dos horas y media después de que el periodista entrara al consulado, un convoy de seis vehículos abandonó el recinto, entre ellos una furgoneta con los cristales tintados, que entró en la residencia del cónsul general, que dista unos 200 metros de la legación.

Khashoggi, antiguamente cercano a la monarquía saudí, se distanció de ella el verano pasado, cuando el actual príncipe heredero, Mohamed bin Salman, ascendió a posiciones de poder.

Reporteros Sin Fronteras ha denunciado en el pasado el arresto de varios periodistas saudíes.

EL PAPEL DE EE.UU.

El diario Washington Post , que publicaba las columnas de Khashoggi, aseguró este miércoles que los servicios secretos de Estados Unidos sabían que Riad quería capturar al reportero, aunque ‘no estaba claro si tenían la intención de interrogar al periodista o matarlo'.

Por su parte, desde la Casa Blanca el presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que ha hablado con los ‘más altos niveles' del Gobierno de Arabia Saudí sobre el caso de Khashoggi y reveló que planea invitar a la sede del Ejecutivo estadounidense a Cengiz.

En declaraciones a periodistas en el Despacho Oval, Trump aseguró que había hablado ‘más de una vez' sobre el caso con las autoridades saudíes, sin identificar a sus interlocutores, pero reconoció que no tiene claro si Khashoggi fue asesinado, como afirman sus amigos, reporta la agencia Efe .

comments powered by Disqus