América 20/11/2018 - 4:45 p.m. martes 20 de noviembre de 2018

Trump ironiza con que demócratas llevarían a juicio a pavos de Acción Gracias

El chiste de Trump es una referencia a la reñida batalla por el escaño del Senado y las gobernaciones en Florida y Georgia,

Trump ironiza con que demócratas llevarían a juicio a pavos de Acción Gracias

Anterior Siguiente

EFE
online@laestrella.com.pa

El presidente de EE.UU., Donald Trump, cumplió hoy con la tradición de indultar a dos pavos que se salvarán de ser degustados en Acción de Gracias, en una ceremonia en la Casa Blanca en la que ironizó con que no puede garantizar paz a los animales porque los demócratas podrían "llevarlos a juicio".


"Aunque 'Peas' y 'Carrots' (los nombres de los dos pavos indultados, Guisantes y Zanahorias en español) han recibido el perdón presidencial, ya les he advertido de que los demócratas de la Cámara de Representantes podrían citar judicialmente a ambos", bromeó Trump durante su discurso, que marca el inicio de la festividad de Acción de Gracias.

Cada año, una votación en la web de la Casa Blanca decide qué pavo recibirá el indulto presidencial oficial, aunque finalmente ambos animales "se salvan" de ser servidos en las mesas como plato principal y tradicional de Acción de Gracias.

Trump, en compañía de su mujer, Melania, reconoció a "Peas" como ganador del concurso frente a su competidor "Carrots".

El presidente continuó aportando un tono irónico y político al evento al asegurar que "el pavo perdedor se negó a aceptar el resultado y demandó un recuento de los votos", en alusión a los demócratas en los comicios legislativos del pasado 6 de noviembre.

"Aún seguimos luchando contra 'Carrots'... y siento decir que los resultados no cambiaron. Eso es tan malo para él...", indicó Trump causando varias carcajadas entre los asistentes.

El chiste de Trump es una referencia a la reñida batalla por el escaño del Senado y las gobernaciones en Florida y Georgia, que llevó a un recuento de los votos hasta que los candidatos del Partido Demócrata concedieron la victoria a sus oponentes Republicanos semanas después de las elecciones legislativas del pasado 6 de noviembre.

Entre los asistentes se encontraba la gobernadora de Dakota del Sur, Kristi Noem, ya que los pavos perdonados proceden "por primera vez" de ese estado, y la representante de Wyoming, Liz Ceney, ambas aplaudidas públicamente por Trump.

Bromas aparte, el presidente estadounidense consideró que esta festividad de Acción de Gracias es un "buen momento" para "agradecer a Dios" todas las bendiciones que recibe la nación que preside y para "pedir" por las víctimas de los incendios en California, que han dejado ya 79 muertos.

En una breve comparecencia, que no permitió las preguntas de los periodistas a diferencia del año anterior, Trump aseguró que EE.UU. "vive un gran momento en el que la prosperidad crece".

Antes de la ceremonia, las dos aves posaron para los periodistas en la Casa Blanca tras haberse alojado el fin de semana en Washington en un hotel de lujo, el Willard Intercontinental, a cuenta de la Federación Nacional del Pavo.

Una vez perdonados, "Peas" y "Carrots" se mudarán a una granja de la Universidad de Virginia (Virginia Tech) y serán cuidados por estudiantes de veterinaria.

En 1989, el entonces presidente George H. W. Bush inauguró la tradición de indultar a un pavo antes de Acción de Gracias y todos sus sucesores han mantenido esta ceremonia.

No obstante, la leyenda sobre los pavos presidenciales indica que el presidente Abraham Lincoln (1861-1865) ya salvó un pavo en la Casa Blanca porque su hijo se lo rogó, recordó Donald Trump justo antes de acariciar a "Peas", el ganador de tal privilegio de este año.